Vía de la Plata

27 Etapas | 689 km

Con casi 1.000 km de longitud, la Vía de la Plata es el itinerario más largo para llegar a Santiago de Compostela

Su punto de inicio es la ciudad de Sevilla, desde donde los peregrinos comienzan un largo viaje que atraviesa la Península Ibérica de norte a sur. Un itinerario que discurre por tierras andaluzas, atravesando importantes localidades como Castilblanco de los Arroyos o Almadén de la Plata; para sumergirse de lleno en tierras extremeñas y en un paisaje típico de dehesa, descubriendo a los caminantes importantes localidades como Zafra, Mérida o Cáceres. Ya en Castilla y León, la Vía de la Plata atraviesa la provincia de Salamanca hasta llegar a Zamora.

Nuestros viajes de la Vía de la Plata

Información de la Vía de la Plata

Por qué elegir la Vía de la Plata

A pesar de que no es una de las rutas del Camino de Santiago más populares, poco a poco va ganando adeptos; especialmente entre aquellos peregrinos y peregrinas que buscan escapar de la masificación y el ambiente turístico de otras rutas, o van en la procura de una experiencia que conserve la esencia de las primeras peregrinaciones.

No obstante, todo el trazado está perfectamente señalizado con flechas amarillas que harán que sea prácticamente imposible perderse; además cuenta con una infraestructura de alojamientos y servicios más que suficiente para los caminantes que recorren cada año este itinerario.

Pero un factor muy importante que debes tener en cuenta a la hora de hacer la Ruta de la Plata es evitar los meses de calor. En verano las temperaturas suelen ser extremadamente altas, especialmente en el sur de España. Muchos peregrinos sufren golpes de calor que les obligan a abandonar la travesía. Por este motivo recomendamos descartar esta ruta sobre todo en julio y agosto.

Qué ver y hacer en la Via de la Plata

  • Plaza España – Sevilla
  • La Giralda – Sevilla
  • Catedral de Sevilla
  • Real Alcázar de Sevilla
  • Teatro de Mérida
  • Concatedral de Santa María – Cáceres
  • Universidad de Salamanca
  • Monasterio Santa María de Moreruela
  • Parque natural del Lago de Sanabria
    Termas de Ourense
    Monasterio de Oseira

¿Dónde comenzar la Via de la Plata?

Desde Sevilla

La mágica ciudad del Guadalquivir, se configura como punto de inicio tradicional de la Vía de la Plata. Si decides comenzar tu peregrinación desde Sevilla, además de poder disfrutar de todos los atractivos de una de las ciudades más turísticas de España, te maravillaras caminando por tierras andaluzas y extremeñas, a través de campos de olivos y extensos paisajes de dehesa que se irán diluyendo conforme te acercas al norte de la península. Desde este punto, caminarás un total de 23 etapas hasta enlazar el Camino Sanabrés en Granja de Moreruela o 27 etapas hasta enlazar el Camino Francés en Astorga.

Desde Mérida

Mérida se configura como un punto de partida idílico para comenzar la Ruta de la Plata. Denominada por los romanos como Augusta Emerita, la ciudad extremeña respira Roma por todos sus poros, con su anfiteatro, su puente romano y el famoso Templo de Diana. Un lugar que te hará viajar a otra época, antes de comenzar tu peregrinación. Desde Mérida recorrerás un total de 13 etapas hasta enlazar el Camino Sanabrés en Granja de Moreruela; o bien 17 etapas hasta enlazar el Camino Francés en Astorga.

Desde Salamanca

La flamante ciudad universitaria de Salamanca es toda una simbiosis de historia, cultura, tradición, arquitectura y conocimiento. La mitad meridional del tramo salmantino de esta ruta guarda un importante legado romano. Aún se pueden distinguir partes del trazado de la Vía Romana, como las alcantarillas, miliarios y puentes romanos. Desde Salamanca, podrás recorrer la el itinerario de La Plata en 8 etapas hasta enlazar con el Camino Francés en Astorga o 4 etapas hasta enlazar con el Camino Sanabrés en Granja de Moreruela.

Diseña tu propia ruta
El Camino de Santiago a tu medida
Diseña tu ruta
Hacer el Camino en bicicleta
Todo lo que debes saber
Más información

Etapas de la Vía de la Plata a Santiago de Compostela

Historia de la Via de la Plata

Comenzamos este viaje por la historia antigua, desde el posible nacimiento de esta vía. Según los historiadores, los primeros pasos precedentes a esta ruta fueron en la época de los tartessos, donde se cree que existía una ruta con el oeste peninsular llamada la “vía del estaño” en relación al metal que se transportaba y comerciaba en estas rutas.

Sin embargo, el origen es incierto, ya que los primeros pasos deliberadamente documentados son los de las calzadas romanas. Y es que la Vía de la Plata fue antaño un conjunto de carreteras empedradas romanas que conectaban la ciudad de Augusta Emerita con Asturica Augusta, o como las conocemos hoy en día, Mérida y Astorga. Estas dos ciudades eran, quizás, de las más importantes de la antigua Lusitania, y mantenía el enlace comercial entre el sur y el norte de la península

Tras la ocupación musulmana, no solo se reconquistó la península. Los devotos peregrinos de Santiago el Mayor conquistaron de nuevo esta vía como itinerario de peregrinación a la ciudad donde estaba enterrado el santo, adjudicándole el nombre por el que a día de hoy la conocemos: La Ruta de la Plata.

Otras Rutas del Camino de Santiago