Santiago de Compostela

Santiago de Compostela, capital de Galicia, es una de las ciudades más históricas e importantes del territorio gallego. De presumible fundación romana, en su memoria guarda hechos significativos de la historia de nuestro país, como el paso de los celtas, los suevos, el descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago en el siglo IX, o el ataque sufrido a manos de las tropas musulmanas de Almanzor en el siglo X.

Cosas que hacer en Santiago de Compostela

El casco histórico de la ciudad, forma parte de la red de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1985. Hecho que no es para menos, ya que a mayores de su magnífico estado de conservación, el casco antiguo es testigo anualmente de uno de los mayores fenómenos de peregrinación cristiana de la humanidad: el Camino de Santiago.

Los años dorados de Santiago de Compostela

Durante la Edad Media, tras el descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago en el siglo IX, el inicio de las peregrinaciones y el inicio de la construcción de la Catedral en el siglo XI, la ciudad de Santiago de Compostela vivirá su época dorada. Esta época supondrá un período de crecimiento sostenido, solamente interrumpido en el año 997 por la incursión de las tropas musulmanas de Almanzor, las cuales arrasaron la ciudad pero respetaron el sepulcro del Apóstol. 

Coincidiendo con la reconstrucción de la ciudad va a iniciarse el proyecto de la actual Catedral y el auge de la ciudad medieval. Se levantaron las murallas de la ciudad histórica y en el siglo XII la ciudad vivió el siglo de oro de las peregrinaciones, de la mano del Camino Francés. Esta ruta de peregrinación, supondría el vehículo de transmisión de las ideas y los avances desde Europa a la Península Ibérica, y por ende, el mayor dinamismo comercial y cultural de las ciudades ubicadas en la ruta. Buena muestra de ello, es la expansión extramuros de la ciudad y la posterior fundación de la Universidad.

A lo largo de los siglos XVI y XVII la ciudad vivirá su mayor revolución estética de la mano de los movimientos renacentista y barroco. Es el momento de creación de las grandes obras patrimoniales de la ciudad y de la apertura y el embellecimiento urbano. 

En la actualidad, la ciudad es una de las más dinámicas de Galicia, por su capitalidad es sede de múltiples instituciones públicas, además de ser un reclamo turístico a nivel internacional, gracias al camino de Santiago, y presentar la sede universitaria más consolidada de Galicia.

Patrimonio: los puntos clave para conocer la ciudad

Los principales elementos patrimoniales de Santiago de Compostela se encuentran en el casco histórico de la ciudad. Es de obligado cumplimiento para el visitante conocer la Catedral, así como las cuatro plazas que la rodean: Obradoiro, Platerías, Quintana y Azabacherías. En la plaza del Obradoiro, además de la imponente fachada barroca de la Catedral, se encuentra el Hostal de los Reyes Católicos (de estilo renacentista), el Pazo de Raxoi (de estilo barroco) y el Colexio de San Xerome, tras el cual se encuentra el bonito Pazo de Fonseca, del que parte de sus dependencias son empleadas como biblioteca de la universidad en la actualidad.

Plaza de la Quintana, lugares que visitar en Santiago de Compostela

En frente de la plaza de Azabacherías, se encuentra el monasterio de San Martín Pinario, un precioso edificio que conjuga los estilos renacentista y barroco. En la actualidad este edificio tiene funciones religiosas y universitarias. En las dependencias traseras del edificio se encuentra la iglesia del monasterio. A decir verdad, todas las plazas de la catedral cuentan con edificios excepcionales a su alrededor, en la plaza de Quintana encontramos la Casa da Conga y en Platerías la Casa del Cabildo

Otro punto icónico del casco histórico es la asoportalada plaza de Cervantes. Se trata de una zona muy dinámica, transitada a diario por cientos de compostelanos y que acoge eventos culturales y conciertos durante las fiestas. Otras plazas de características similares son la plaza do Toural y la plaza de Mazarelos, la cual conserva el bonito arco de Mazarelos, una de las puertas de entrada a la ciudad medieval.

Otros edificios reseñables de la ciudad son las facultades de Medicina y Geografía e Historia, y el Convento de San Francisco. Además de casas blasonadas, edificios modernistas y arquitecturas típicas de la zona, que se encuentran salpicadas a lo largo del casco histórico. 

Caminar por el casco histórico de Santiago de Compostela es como caminar por un cuento, por lo que explorar todos los rincones que se esconden en todas sus calles es un deleite para los sentidos. Cada calle tiene su encanto y personalidad, y a pesar del dinamismo y la cantidad de establecimientos y servicios que presentan, una de las cosas que más sorprende es la buenísima integración que existe entre la “vida” y la conservación de la zona monumental. Ejemplos perfectos son la calle do Vilar, das Orfas, Calderería, Preguntoiro, Azabacherías o Casas Reais.

Para rematar, la bella Compostela es una de las ciudades europeas con más kilómetros de zona verde por habitante. Destacan los impresionantes parques de la Alameda, en el centro neurálgico de la ciudad, las extensas zonas verdes de los campus universitarios, el parque de Bonaval, el parque de Belvís, el parque de Eugenio Granell o la senda fluvial del río Sarela. 

Vistas de la Catedral en Santiago de Compostela

Moverse en la ciudad

Una de las mayores virtudes de Santiago de Compostela es su accesibilidad y facilidad de desplazamiento. Se trata de una ciudad bien provista de líneas de transporte urbano, pero en la práctica, se hacen perfectamente asumibles los recorridos a pie, como bien muestra el mapa de tiempos de desplazamiento entre los principales hitos de la ciudad, elaborado por la universidad.

En lo que respecta a las conexiones exteriores, Santiago está conectada con el resto de Galicia por la autovía del eje Atlántico (AP-9) y a través de las estaciones de tren y autobús. Con el resto de España, la ciudad muestra buenas conexiones tanto terrestres (tren y carretera) como aéreas, a través del aeropuerto de la ciudad ubicado en Lavacolla.

Vivir la ciudad

Gastronomía de la ciudad

La gastronomía de Compostela es muy rica y variada. De hecho, uno de los principales puntos de interés es sin duda el mercado de abastos, donde se pueden encontrar los mejores productos de la zona. Desde pescados y mariscos, a carnes rojas y blancas con etiqueta de calidad gallega y hortalizas frescas producidas en los alrededores de la ciudad.

A mayores del entorno del mercado de abastos, en el que existen restaurantes especializados en preparar para el cliente la compra realizada por ellos mismos en el mercado, encontramos las icónicas y transitadas calles de San Pedro, O Franco y A Raíña. Junto con el mercado de abastos, estas tres calles componen el mosaico y hervidero de la zona de ocio, comidas, vinos y vermús de la ciudad. 

La Universidad

La Universidad representa uno de los pilares fundamentales sobre los que orbita el desarrollo de la ciudad de Santiago. Esto es algo que aporta mucha frescura y vitalidad a la ciudad, ya que durante los meses del año académico la población de Santiago se multiplica a raíz de los miles de estudiantes venidos de todas partes del mundo.

Salir de noche

El ambiente nocturno de Compostela es tremendamente variado y dinámico. Santiago es una ciudad con mucha vida cultural, en la que es frecuente encontrarse con múltiples eventos y conciertos diarios en sus bares principales. De la misma forma, existe un panorama del mundo folk y tradicional muy asentado en la ciudad, que posibilita la aparición de foliadas “espontáneas” en los locales de referencia del género. 

Copas de cocteleríaLa oferta de ocio nocturna se completa por sectores de la ciudad, en los que hay cabida para todas las edades y gustos. Desde bares de folk a bares de rock, pasando por discotecas o lugares de copas y cócteles relajados, con salas y jardines impresionantes.

Las “tabernas con arte” que nadie debería dejar de visitar son: El Atlántico, Casa das Crechas, A Gramola, El momo, Modus Vivendi, A Reixa, Riquela, La Flor, la terraza del Hotel Costa Vella, el Embora, la Borriquita de Belén, o Fonte sequelo, entre otras.

Principales eventos culturales

Sin duda, el principal evento de la ciudad es la fiesta realizada en honor al apóstol Santiago durante el mes de julio, entre los días 15 y 31. En esta fiesta, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, destacan los eventos religiosos en la Catedral, los fuegos artificiales y el espectáculo audiovisual proyectado sobre la fachada de la Catedral la noche del 24 de julio, el festival folklórico, conciertos, teatros, concursos deportivos, etc. 

Los amantes del cine encuentran en el festival Cineuropa su cita obligada del año. Este festival cinéfilo, es celebrado todos los años durante el mes de noviembre y proyecta los mejores estrenos del cine independiente de la temporada, así como algunos títulos referentes del mundo del cine. 

Muy en relación con lo anterior encontramos el Festival Internacional del Teatro Universitario, realizado el mes de marzo, el cual trae a la ciudad las tendencias de moda y más innovadoras en el campo de la dramaturgia. 

En lo que respecta a los eventos musicales, Santiago goza de la presencia de diferentes festivales de música, como el Festival de música “Vía Stellae” o el festival “O son do camiño”. Cabe señalar, que la ciudad cuenta además con una oferta de temporada de música clásica, de la mano de la Real Filharmonía de Galicia.

Oferta de museos

Como no podía ser de otra forma, la ciudad de Santiago consta de un gran catálogo de museos para visitar, entre los que podemos detacar: el museo de la Catedral, el museo de las Peregrinaciones, el museo de Arte Contemporáneo (CGAC), el museo do Pobo galego, la Casa da Troia, el museo-fundación Eugenio Granell, el museo de Arte Sacro o la ciudad de la Cultura.