Camino Portugués por la Costa

8 Etapas | 194 km

El Camino de Santiago a orillas del Océano Atlántico

El Camino Portugués por la costa es la ruta perfecta para conocer el entorno costero de la región norte de Portugal y sur de Galicia. El mar será tu compañero de viaje en esta aventura y a cada paso te regalará impresionantes vistas de arenales infinitos, estuarios, acantilados así como agradables estancias en acogedoras ciudades y villas marineras.

Nuestros viajes del Camino de Santiago Portugués por la Costa

Información del Camino Portugués por la Costa

El Camino Portugués por la Costa

El Camino Portugués por la costa es un recorrido sencillo que se adapta a todo tipo de peregrinos. Además, de su innegable calidad paisajística, es la ruta perfecta para hacer en cualquier época del año. En verano podrás disfrutar del ambiente playero de las localidades costeras, dándote algún que otro chapuzón; mientras que en invierno es la ruta perfecta para todos aquellos que deseen huír de la masificación y el bullicio de otras rutas más concurridas.

No todas las rutas jacobeas pueden ofrecerte un baño en la playa tras el final de cada etapa. La brisa del mar en la cara, sol y playa, ¿Qué más se puede pedir?

El Camino Portugués por la Costa

  • Catedral de Oporto
  • Puente Don Luis I
  • Estación de San Bento
  • Parque Natural del Litoral Norte Esposende
  • Viana do Castelo
  • Monte de Santa Tecla
  • Monasterio de Santa María de Oia
  • Ría de Vigo
  • Playa de Samil
  • Ponte Sampaio
  • Iglesia de Santiago Apóstol de Padrón
  • Catedral de Santiago de Compostela

¿Dónde comenzar la Ruta Portuguesa por la costa?

Desde Oporto

El Camino Portugués por la costa tiene su punto de inicio en la ciudad de Oporto, la segunda urbe más grande de Portugal. Desde la desembocadura del Duero, la ruta recorre un total de 270 km que pasan por todo el litoral portugués hasta entrar en Galicia cruzando la desembocadura del río Miño. Ya en territorio gallego, el Camino continúa dejando atrás importantes ciudades y villas marineras de la provincia de Pontevedra, como A Guarda, Oia, Baiona o Vigo; hasta confluir con el Camino Portugués tradicional en la localidad de Redondela y marchar juntos hasta Santiago de Compostela.

Además, se trata de un recorrido muy sencillo al presentar una orografía suave, con escasos desniveles, ideal para hacer en bicicleta. Podrás completar la ruta portuguesa de la costa haciendo un total de 13 etapas, para las que necesitarás aproximadamente 15 días.

Desde A Guarda

El tramo gallego del recorrido portugués por la costa comienza en la villa de A Guarda, a los pies de la desembocadura del río Miño. Desde este punto hasta Santiago de Compostela hay un total de 150 km que se pueden recorrer 9 o 10 días. Su itinerario recorre la provincia de Pontevedra de sur a norte, pasando por preciosas villas de tradición marinera como A Guarda, Oia y Baiona; así como importantes ciudades como Vigo o Pontevedra. Se trata de un recorrido sencillo y poco exigente físicamente al contar con escasos desniveles y que, además, es ideal para cualquier época del año.

Diseña tu propia ruta
El Camino de Santiago a tu medida
Diseña tu ruta
Hacer el Camino en bicicleta
Todo lo que debes saber
Más información

Etapas del Camino de Santiago Portugués por la Costa

Historia de la Ruta Portuguesa por la Costa

El itinerario del camino Portugués por la costa es una ruta reconocida como oficial desde hace relativamente poco tiempo. No obstante, la historia de esta ruta es tan antigua como la del trazado original del camino Portugués. En esta ruta recorremos los 280 kilómetros que separan Oporto de Santiago de Compostela, en un itinerario costero único.

La historia de esta ruta comienza en el siglo IX, tras el descubrimiento de los restos del apóstol Santiago y el inicio del fenómeno de las peregrinaciones que empezó a sucederse por toda Europa.

Como ya sabrán los más interesados en la historia de la Península Ibérica, en el siglo XII el Reino de Portugal obtuvo su independencia con respecto al Reino de León, siendo proclamado rey Alfonso I de Portugal. Esto, unido a la ferviente devoción cristiana de la población portuguesa, motivó la consolidación de los caminos portugueses a Santiago de Compostela. Por otro lado, la existencia de calzadas romanas fue aprovechada para el asentamiento de los caminos de peregrinación.

Desde Portugal, fueron muchos los personajes ilustres que peregrinaron a Santiago de Compostela, destacando Isabel de Portugal, “la Reina Santa”, el rey portugués Manuel I en el siglo XVI, e incluso el rico florentino Cosme de Médici.

Como no podía ser de otra manera, otra de las causas que ayudó a la consolidación de la variante costera del camino Portugués, fue la llegada de numerosos peregrinos por vía marítima, que desembarcaban en los principales puertos lusos y desde allí comenzaban su peregrinación.

Como el resto de las rutas jacobeas, desde finales del siglo XVI experimentó un proceso de declive y decadencia. Un bache ampliamente superado en la actualidad, en una ruta que se consolida en el siglo XXI, como la segunda ruta jacobea más transitada de la Península.

Otras rutas del Camino de Santiago