Preguntas Peregrinas

Filtrar por tipo

Recomendamos que siempre lleves atado a tu perro en tramos de carretera, zonas urbanas o núcleos de población en los que es posible que haya animales sueltos. En Galicia está permitido por ley que los perros vayan sueltos por caminos rurales. Por lo tanto, puedes dejarlo disfrutar siempre que te encuentres en zonas rurales, bosques, campos etc.
Si durante el Camino de Santiago tienes cualquier incidente con tu mascota y le imposibilita seguir caminando, disponemos de servicio de traslados desde cualquier punto del Camino. Junto con la documentación que te enviamos al realizar tu reserva, tendrás a tu disposición un teléfono de asistencia en el que estamos 24 horas para ayudarte. ¡Llámanos!
Es obligatorio llevar encima la cartilla veterinaria o pasaporte canino. Además es recomendable colocar una chapa en su collar con tu nombre y número de teléfono. Antes de comenzar el viaje, asegúrate de que tu perro tiene puestas las dos dosis mínimas de las siguientes vacunas: parvu trivalente (moquillo, hepatitis y leptospira). Y la vacuna de la rabia al menos 20 días antes.
La mejor opción siempre es desplazarse en coche hasta el inicio de la ruta o bien dejarlo aparcado en Santiago de Compostela. Contamos con servicio de traslados con mascota a cualquier punto del Camino de Santiago. ¡Consúltanos!
Una vez hayas realizado tu reserva, te enviaremos a tu domicilio las credenciales y las pegatinas para el transporte de equipaje. Si eres extranjero, resides en Canarias o Baleares, podrás recogerlas en tu primer alojamiento antes de empezar el Camino.
La Credencial Canina es un documento creado y expedido por la Asociación Protectora de Animales del Camino de Santiago (APACA). Se trata de un pasaporte para mascotas que tiene el mismo funcionamiento que la Credencial del Peregrino. Lión de dicho viaje. Una bonita iniciativa que premia el esfuerzo de nuestros peludos. a deberás ir sellando en todos aquellos lugares por los que pases: albergues, restaurantes, iglesias, comercios etc. hasta llegar a Santiago de Compostela. Una vez hayas finalizado tu Camino de Santiago, deberás contactar con la Asociación APACA para que te expidan la Compostela Canina, el documento que acredita la realizac En la documentación que te enviamos al realizar tu reserva dispondrás de toda esta información perfectamente detallada.
Por norma general, con cada reserva está incluido un único perro. En caso de querer viajar con más animales en una misma reserva, háznoslo saber.
Algunos alojamientos, a pesar de admitir mascotas, tienen como norma interna que los perros no puedan quedarse sólos en las habitaciones para no ocasionar molestias a los demás huéspedes, por ejemplo ladridos. Por lo tanto, recomendamos informarte siempre con el alojamiento que tengas asignado.
No, no tendrás que abonar ningún tipo de cargo adicional por tu mascota en ningún alojamiento.
Sí, tu perro y tú dormiréis siempre en la misma habitación sin ningún tipo de problema.
Sí, con tu reserva tienes incluida una maleta extra para poder transportar todo aquello que necesite tu mascota: comida, juguetes, cama, manta, bebedero etc. De esta forma, podrás hacer el Camino de Santiago cómodamente sin preocuparte por cargar con demasiado peso. Diariamente trasladaremos tu equipaje de un alojamiento a otro; de forma que cuando termines la etapa, te estará esperando en la recepción de tu siguiente alojamiento.
El Camino de Santiago con perro incluye los siguientes servicios:
  • Alojamiento
  • Transporte de equipaje para ti y para tu mascota
  • Dossier con información sobre las etapas
  • Credencial del peregrino
  • Credencial canina
  • Teléfono de asistencia 24 horas
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales:
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Noche extra al principio o final de etapa
  • Traslados privados al inicio o final de etapa desde Santiago de Compostela
A diferencia de los viajes grupales, no se incluye servicio de autobús, guía o vehículo de apoyo entre etapas. Pero tendrás un teléfono de atención 24 horas en el que podrás contactar con nosotros en el caso de que surja algún problema o imprevisto, que solucionaremos rápidamente.
Si terminas tu Camino en Santiago de Compostela, deberás entregar la bicicleta en la dirección que te enviaremos junto con la documentación de tu viaje. En caso de que tu viaje termine en cualquier otro punto del Camino, nosotros nos encargaremos de la recogida.
En caso de tener cualquier incidencia con la bicicleta, dispondrás de un teléfono de asistencia 24 horas en el que te ayudaremos a resolver el problema de la forma más rápida y eficiente posible. ¡Pedaleamos contigo!
La batería de la bicicleta está preparada para tener una autonomía suficiente para aguantar unos 80 km, utilizando sobre un nivel 2 de asistencia de la misma. En caso de necesitar una mayor asistencia, la batería aguantará menos y viceversa. En cuanto a la carga de la batería, esta debe ser enchufada para recargarse con un cargador especial. Se puede cargar directamente al cuadro, o desmontarla y retirarla para llevarla a cargar a dónde sea necesario.
Todas las bicicletas alquiladas incluyen, sin opciones añadidas, un portaequipajes, porta botellas, candado, timbre y un pequeño kit de herramientas. El kit de herramientas incluye:
  • Cámara de repuesto. Todas las que usamos son con sellante, antipinchazo, pero no son infalibles.
  • Desmontables, para retirar la cubierta ante un pinchazo
  • Bomba de aire de doble vía. De tamaño contenido, da aire
  • en los dos sentidos.
  • Llave de pedales
  • Llave multifunción, con allen y cortacadenas.
Sí. Tu bicicleta estará disponible en la recepción de tu primer alojamiento antes de comenzar el Camino de Santiago sin cargos adicionales.
Disponemos de bicicletas de montaña y bicicletas eléctricas de gran calidad que podrás alquilar durante todo el Camino. Consulta los detalles aquí.
Sí, nos aseguramos de que todos los alojamientos asignados dispongan de un lugar en el que poder dejar tu bicicleta sana y salva.
La distancia mínima para la obtención del certificado de la Compostela es de 200 kilómetros para los ciclistas.
Sí. En caso de que consideres que alguna de las etapas del itinerario es demasiado larga o demasiado corta para ti, puedes solicitarnos un viaje totalmente a medida. No obstante, si deseas utilizar el servicio de transporte de equipaje deberás tener en cuenta que no cubre distancias excesivamente largas. ¡Consúltanos!
El Camino de Santiago en bici incluye los siguientes servicios:
  • Alojamiento
  • Transporte de equipaje
  • Dossier con información sobre las etapas
  • Credencial del peregrino
  • Teléfono de asistencia 24 horas
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales:
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Noche extra al principio o final de etapa
  • Alquiler de bicicletas
A diferencia de los viajes grupales, no se incluye servicio de autobús, guía o vehículo de apoyo entre etapas. Pero tendrás un teléfono de atención 24 horas en el que podrás contactar con nosotros en el caso de que surja algún problema o imprevisto, que solucionaremos rápidamente.
Antes de responder a esta pregunta, es muy importante que consultes a tu médico. Solo un profesional será capaz de aconsejarte con seguridad si puedes hacer el Camino de Santiago. Una vez tu especialista te haya dado el visto bueno, deberás asegurarte de que estás en una condición física adecuada, ya que caminarás un número considerable de kilómetros al día. Dedica tiempo a planificar tu viaje (alojamientos y kilómetros diarios) o contrata los servicios de una agencia especializada para evitar imprevistos e ir sobre seguro. Valora la posibilidad de viajar acompañado y, sobre todo, conoce tus límites y no hagas sobreesfuerzos que supongan un riesgo para tu salud.
Hoy en día el Camino de Santiago se adapta a casi todo el mundo, y podrás elegir una ruta u otra, con etapas más o menos cortas en función de tus necesidades. Lo primero y más importante antes de hacer el Camino de Santiago embarazado/a es hablar con tu médico o especialista, son los únicos que tienen conocimientos reales para confirmarte si puedes hacer o no el viaje. Si tu médico te ha dado el visto bueno y estás decidida a hacerlo, te recomendamos seguir estos consejos.
Para muchos puede parecer una locura hacer el Camino de Santiago con un bebé. Pero lo cierto es que cada vez son más las madres y padres que deciden hacer la ruta jacobea con su recién nacido. Si te estás planteando hacer el Camino con tu bebé deberás dedicar tiempo a la preparación del viaje. Algunos aspectos importantes son:
  • Buscar una ruta de pocos días con etapas cortas
  • Programar tu viaje en una época del año con temperaturas suaves
  • Disponer de una buena mochila portabebés o un carrito todoterreno
  • Contratar transporte de equipaje
  • Seleccionar alojamientos con cuna
  • Vehículo de apoyo o taxi
Pero sin duda, para evitar imprevistos y viajar con total tranquilidad lo mejor será contratar los servicios de una agencia de viajes. Contacta con nosotros y confía en profesionales que pondrán a tu disposición toda tu logística para que tengas una experiencia maravillosa en familia.
Hacer el Camino de Santiago con niños siempre es una idea fantástica. Y es que este viaje ayuda a crear vínculos muy especiales y significativos entre todos los miembros de la familia. Pero además de ser una experiencia genial para toda la familia, también es muy enriquecedora para la educación de los más peques por todos los valores que transmite. Amor por la naturaleza, compañerismo, solidaridad, empatía, ejercicio físico, esfuerzo, superación… son algunos de los muchos aprendizajes que se encontrarán y que les servirán para aplicar en todos los ámbitos de su vida. Ahora bien, para hacer el Camino de Santiago con niños es recomendable planificar bien el itinerario y elegir una ruta sencilla sin mucha dificultad y en etapas cortas. Una buena opción es el Camino Francés desde Sarria o Camino Francés desde O Cebreiro, que podréis realizar en algo más de una semana.
En el Camino de Santiago encontrarás personas de todas las edades: niños, jóvenes. adultos y personas de la tercera edad. ¡Todo el mundo puede hacerlo! Lo más importante siempre es tener en cuenta la condición física en la que te encuentras para adaptar la ruta a tus necesidades y tu estado de salud. Más información: Camino de Santiago para la tercera edad / jubilados 
¡Hacer el Camino de Santiago con tu perro es posible! Y además una experiencia increíble poder compartir un viaje tan mágico con nuestro amigo peludo. Aunque cada vez son más los alojamientos de la ruta jacobea que admiten mascotas, siempre recomendamos planificarlo con antelación y viajar con los alojamientos reservados. Si estás planeando hacer el Camino de Santiago con tu mascota, deberás saber que existe una credencial especial para perros que podrás conseguir en la Asociación Protectora de Animales del Camino de Santiago (APACA). Con ella podrás acreditar una vez llegues a Santiago, que tu perro también es un campeón.
Siempre os decimos lo mismo, hacer el Camino de Santiago solo o sola es una de las mejores formas de disfrutar de la experiencia al cien por cien. Vivir la experiencia en solitario es un reto que merecerá la pena. Aunque haya momentos en los que te sientas solo/a, terminarás por agradecerlo. Dicen que el Camino de Santiago es el mejor psicólogo. Te permite desconectar y dedicarle tiempo a lo que de verdad importa. Pensar en todo eso que te preocupa, aclarar ideas y pensamientos y echarte a andar con la única preocupación de seguir las flechas amarillas. Además, nunca estarás solo/a. Y esto es algo que entenderás una vez llegues al Camino. A lo largo de las etapas encontrarás a muchos peregrinos/as con los que no tardarás en iniciar conversaciones, compartir senderos, alojamientos, mesas en terrazas, vivencias y un sinfín de experiencias que recordarás con nostalgia al regresar a casa.
En el Camino de Santiago es prácticamente imposible perderse o desorientarse. Cada pocos metros encontrarás todo tipo de señales y símbolos que te indicarán el camino a seguir. Si llevas mucho tiempo sin ver señales y tienes la sensación que no estar siguiendo el camino correcto, nuestra recomendación es que regreses hasta la última señal que hayas visto para asegurarte de que no te has equivocado. Tampoco es recomendable arriesgar por caminos alternativos o tomar atajos si no conoces la ruta.

Aunque las taquillas cada vez son más frecuentes en los albergues, algunos no disponen de este servicio y te tocará extremar precauciones.

Por norma general el nivel de delincuencia en el Camino de Santiago es muy bajo y todos los peregrinos comparten los mismos valores de solidaridad y respeto hacia los demás. Pero como gente mala hay en todo el mundo, deberás aplicar la lógica y el sentido común.

Si quieres evitar disgustos intenta no dejar dinero ni objetos de valor a la vista. Recomendamos utilizar una riñonera o mochila pequeña para mantener tus pertenencias contigo en todo momento y colocar un pequeño candado en tu equipaje.

Es normal estar inseguro o tener miedos cuando te enfrentas a un viaje nuevo o desconocido. Pero debes saber que el Camino de Santiago es uno de los destinos más seguros que podemos encontrar en España. Cada año más de 300.000 peregrinos de todo el mundo recorren el Camino, la mayor parte concentrados en los meses de verano, por lo tanto es normal que en ocasiones se produzca algún incidente. Lo mejor es ser precavidos, aplicar la lógica, el sentido común y seguir estos consejos. // Art. Seguridad en el Camino de Santiago //
Antes de nada, queremos que sepas que para hacer el Camino de Santiago no es necesario ser un gran deportista o estar acostumbrado a caminar grandes distancias todos los días. Todo el mundo puede hacerlo, y te aseguramos que tú también. Si te estás planteando este viaje y no estás seguro de tu condición física, no te preocupes. Lo primero que debes hacer es mentalizarte de que vas a caminar una media de 20 kilómetros diarios. En caso de que te veas incapaz tienes dos opciones, empezar a entrenar, realizar etapas más cortas, o unirte a un viaje en grupo organizado que cuente con vehículo de apoyo   Si quieres empezar a entrenar y no sabes cómo, te recomendamos leer nuestro artículo sobre Entrenamiento para el Camino de Santiago.
A lo largo de todas las rutas jacobeas existen multitud de elementos e indicadores que os ayudarán a orientaros, haciendo que sea prácticamente imposible perderse. La flecha amarilla: Es la señal más importante y la que con más frecuencia encontraréis en vuestro Camino de Santiago. Las encontraréis cada pocos metros pintadas en árboles, en las fachadas de las casas, en postes de tendido eléctrico, en el suelo, en las iglesias, en las rocas, en señales verticales. Siempre están a la vista y su llamativo color nunca pasará desapercibido. Hitos o mojones kilométricos: Son el segundo elemento de señalización más importante del Camino de Santiago. Se trata de construcciones de piedra y hormigón en los que habitualmente figura la flecha amarilla, la concha de vieira y, a veces, los kilómetros que faltan para llegar a Santiago de Compostela. Aunque son similares, su diseño y frecuencia de uso puede variar de una comunidad a otra. En Galicia encontraréis un mojón cada 500 metros, los cuales sirven también para señalar lugares de cierta importancia histórica, religiosa o monumental Señales de tráfico y paneles informativos: Que tendrán un diseño u otro según la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Concha de vieira: Después de la flecha amarilla, la vieira es el símbolo del Camino por excelencia. Lo más común es encontrarla sobre fondo azul, que identifica al Camino como Itinerario Cultural Europeo. En las calles de muchas ciudades y villas encontraréis la vieira bañada en bronce, que, junto con otras señales, os indicará el Camino a seguir para salir de la ciudad.
La palabra “fácil” o “difícil” es un término subjetivo dependiendo de a quién se le pregunte, lo que a unos nos puede parecer muy fácil a otros no, y viceversa. En el Camino de Santiago dependerá de varios factores. La época del año en la que se realice, tu condición física, la orografía del terreno, la distancia total a recorrer y los kilómetros diarios que hagas, si llevas cargando tu mochila o contratas servicio de transporte de equipaje, entre muchas otras. Si eres principiante y es tu primera vez en el Camino de Santiago, hay dos rutas que son perfectas para ti con las que te aseguramos acertarás al 100%.   Últimos 100 kilómetros del Camino Francés desde Sarria: Es la ruta más popular y conocida, perfecta para hacer el Camino de Santiago por primera vez si dispones de poco tiempo. Una fama que se debe a la calidad de sus servicios, la variada oferta de alojamiento y restauración y, sobre todo, a su gran belleza. La dificultad de las etapas no es excesivamente dura. Durante una semana caminarás alrededor de 20 kilómetros diarios por caminos de tierra y senderos rurales asfaltados, sin grandes desniveles. Una ruta muy cómoda ideal para cualquier edad, motivo por el cual muchas familias se animan a hacerlo con niños y personas mayores. Últimos 100 kilómetros del Camino Portugués desde Tui Otra muy buena opción para principiantes la encontramos al sur de Galicia, en Tui. Desde aquí podemos hacer el Camino de Santiago en aproximadamente una semana. Al igual que en el Camino Francés son etapas cortas y sin desniveles, con bastantes tramos por carretera. Durante tu viaje no tendrás problema para encontrar lugares en los que descansar y avituallarte, y encontrarás una gran oferta de alojamiento y servicios (lavanderías, supermercados, taxis, etc.)
Como sabrás, no existe una única ruta para hacer el Camino de Santiago y, además, no tienes la obligación de realizarlo completo si no dispones del tiempo necesario. La distancia mínima para recibir la Compostela son 100 kilómetros a pie y 200 kilómetros si vas en bici. En ambos casos, disponer de como mínimo una semana será suficiente para poder completarlo en etapas de 20 kilómetros diarios o 50 km para los ciclistas.
Sabemos que es difícil elegir una ruta para hacer el Camino de Santiago. Todos buscamos el camino más bonito en el que disfrutar de la naturaleza y descubrir lugares mágicos que queden en nuestro recuerdo para siempre. Pero lo cierto es que todas las rutas del Camino de Santiago tienen un encanto especial y el paisaje varía mucho de una provincia o comunidad a otra. Algunas son ideales para los amantes de la alta montaña, en otras os encontraréis verdes valles, frondosos bosques, campos de cultivo, pequeñas aldeas, pueblos mágicos e infinidad de monumentos, También hay rutas costeras para los amantes del mar, con escarpados acantilados y paradisíacas playas. Nuestra recomendación es que no te obsesiones con encontrar la ruta más bonita. Y es que hagas el Camino que hagas estamos seguros de que te encantará. Pero si quieres información detallada sobre los paisajes que te encontrarás en cada itinerario del Camino de Santiago disponemos de un artículo que seguro te interesará.
El Camino de Santiago puede hacerse en cualquier época del año. Si bien es cierto que la experiencia será muy diferente eligiendo una u otra estación. Temporada alta: Va desde principios de mayo hasta mediados de septiembre. En esta época las temperaturas suelen ser más calurosas y por lo tanto el número de peregrinos es mayor. Llegando incluso a masificarse en algunos tramos de los Caminos más populares como el Francés o Portugués. Es la época perfecta si, además de vivir la experiencia en el Camino de Santiago, también quieres conocer gente y disfrutar del ambiente peregrino en todo su esplendor. Si planeas tu viaje en esta época del año te recomendamos contratar con antelación tus alojamientos o optar por rutas menos masificadas. Temporada baja: Comprende casi todo el invierno, desde noviembre a finales de febrero o principios de marzo. Las inclemencias del tiempo hacen que prácticamente no haya peregrinos en estas fechas y la mayor parte de alojamientos y servicios estén cerrados. Si decides hacer el Camino de Santiago en esta época te recomendamos planificar bien tu itinerario y hacer tus reservas previamente. Temporada media: Corresponde a los meses restantes del año y para muchos es la época perfecta para hacer el Camino de Santiago. Temperaturas suaves, bosques otoñales y campos y senderos llenos de flores serán un regalo para los sentidos. Además la aglomeración es mucho menor que en los meses estivales y no suele ser un inconveniente para disfrutar de la experiencia.
Para conseguir tu Compostela, una vez llegues a Santiago, necesitarás dirigirte con tu Credencial a la Oficina de Acogida al Peregrino, situada en la Calle Carretas, nº 33.   Para conseguir la Compostela debes cumplir tres requisitos.
  • Hacer el Camino de Santiago por motivos religiosos o espirituales, o al menos con actitud de búsqueda
  • Hacer a pie o a caballo los últimos 100 km de alguna de las rutas, o bien los últimos 200 km en bicicleta hasta llegar a Santiago.
  • Se deben reunir sellos de los lugares por los que se va pasando en la Credencial del Peregrino. Se prefieren los sellos de iglesias, albergues, monasterios, catedrales y lugares relacionados con el Camino pero también serán válidos sellos de alojamientos, comercios, ayuntamientos, bares etc. Se debe sellar al menos dos veces al día.
Para la expedición de la Compostela, debes sellar la Credencial un mínimo de dos veces al día, pero podrás poner todos los sellos que se te antojen. Puedes sellarla en iglesias, monasterios, todo tipo de monumentos, asociaciones, comercios, alojamientos, bares, restaurantes, ayuntamientos etc.
Si algún día, por el motivo que sea, te olvidas de sellar la Credencial no te preocupes, no suele tener importancia. Normalmente cuando solicitas la Compostela no suelen revisar al milímetro todos los sellos. Te aseguramos que no te pondrán ninguna pega.
La Credencial del Peregrino es una especie de “pasaporte” que portan todos los peregrinos que hacen el Camino de Santiago. Sirve solo para caminantes que viajan a pie, en bicicleta, a caballo o vela y tiene como objetivo identificar al peregrino, aunque no genera ningún derecho. Tiene dos finalidades prácticas: el acceso a los albergues públicos del Camino y servir como certificación de paso para solicitar la Compostela, que es la certificación de haber realizado la peregrinación. Puedes conseguirla en los siguientes lugares: En caso de que realices una reserva con Viajes Camino de Santiago no tendrás que preocuparte de conseguir tu Credencial, ya que está incluida en todos nuestros viajes.
Calzado para el Camino de Santiago en verano: Las zapatillas de trekking son la opción más recomendable, ya que reúnen todas las características que podemos pedir a un calzado para hacer el Camino de Santiago. Son ligeras, tienen una suela firme y más acolchada y flexible que las botas de montaña, algo que tus pies agradecerán.   Calzado para el Camino de Santiago en invierno: Sin duda la mejor opción son botas de montaña que, además de aportar una mayor sujeción al tobillo, disponen de suelas robustas perfectas para terrenos escarpados o resbaladizos. Es muy importante que elijas unas que sean impermeables.   No te olvides de añadir a tu maleta un calzado complementario para descansar los pies. Recomendamos llevar un par de zapatillas de deporte o sandalias y unas chanclas para las duchas de los albergues.
Antes de empezar a hacer tu mochila, es importante establecer un límite de peso para evitar llenarla de “porsiacasos” y cosas innecesarias. Lo ideal es que pese como máximo un 10% de nuestro peso, 6 o 7 kg para las mujeres y 7 u 8 kg para los hombres. Es muy importante distribuir el peso adecuadamente: coloca los enseres más pesados en la parte de la espalda, el saco de dormir en el fondo para amortiguar y revisa que quede bien equilibrada, sin que esté ladeada.
A la hora de elegir la ropa para llevar al Camino de Santiago deberás tener en cuenta la época del año en la que te encuentres y prestar atención a la climatología.   Aquí tienes un listado de lo que no puede faltar:   Meses cálidos y suaves: Necesitarás ropa cómoda y transpirable, pantalones y camisetas cortos, gorra o sombreros, sudadera o forro polar para las noches y mañanas más frescas y un chubasquero ligero   Meses fríos: Ropa cálida pero transpirable, que evite el sudor y te permita mantener la temperatura corporal. Elige camisetas y mallas térmicas para poner por debajo de la ropa, un forro polar grueso, abrigo impermeable, chubasquero, gorro, guantes y braga para el cuello.
La capacidad de tu mochila podrá ser mayor o menor según la duración de tu viaje, las condiciones meteorológicas y la cantidad de cosas que necesites transportar.   El tamaño perfecto para los meses de primavera y verano son 45 litros, una capacidad más que suficiente para portar todo lo necesario sin sufrir dolores de espalda. En invierno la ropa ocupa más espacio y necesitarás una mochila un poco más grande. Para viajes cortos una mochila de 50 litros es perfecta, pero si vas a estar más de 15 días caminando las mochilas de 55 - 60 litros tienen una capacidad idónea para los meses más fríos.
Muchos creen que al hacer el Camino de Santiago sin equipaje se está restando esencia al viaje, que no somos “auténticos peregrinos”. Aunque todas las opiniones son respetables, no se puede negar que evitar cargar con el peso de la mochila permite que muchas más personas puedan disfrutar de la experiencia.   A día de hoy puedes contratar el transporte de equipaje en todas las rutas del Camino de Santiago. Esto te permitirá caminar de forma cómoda y con total tranquilidad, sabiendo que tu mochila o maleta te estará esperando en tu siguiente alojamiento cuando llegues.   El servicio de transporte de equipaje está incluido gratuitamente en todos nuestros viajes.
Si vas a cargar con tu equipaje durante todo el Camino de Santiago, es importante que te hagas con una buena mochila como aliada. Estas son, a grandes rasgos, las claves para elegirla:
  • Ligera: cuanto menos pese, mejor.
  • Costuras resistentes
  • Hombreras acolchadas y refuerzo lumbar
  • Correas ajustables en cintura y pecho
  • Que permita regularse a tu altura
  • Funda impermeable para la lluvia
  • Preferiblemente que con compartimentos separados
  • Bolsillos superior y laterales
Puedes hacer el Camino de Santiago tantas veces como quieras. De hecho, muchas personas lo realizan una vez y terminan repitiendo todos los años con diferentes rutas.
Puedes hacer el Camino de Santiago de las siguientes formas:   A pie: Es la forma más tradicional de recorrer el Camino de Santiago. Puedes hacerlo en grupo o en solitario. La mayor parte de peregrinos deciden realizarlo a pie, ya sea por comodidad, por sentir toda la esencia o por desconocimiento de otros modos de realizarlo   En bicicleta: En el Camino de Santiago hay etapas especialmente destinadas para los ciclistas. Además, en la mayor parte de las rutas, están muy bien señalizadas con algunos tramos que discurren por carretera.   A caballo: Si tienes un caballo y quieres hacer el Camino de Santiago, es posible. Pero es importante que tengas en cuenta que requiere muchos preparativos en cuanto a veterinarios, alojamientos, comida para el animal, autorizaciones etc. También puedes hacer el Camino de Santiago a caballo contratando una agencia especializada.   En barco: Sin duda esta es la forma más original de hacer el Camino de Santiago. Puedes hacerlo en tu propio barco o contratar el viaje en una agencia especializada.
Es muy difícil decir cuántas etapas tiene el Camino de Santiago ya que depende de varios factores. Si vas en bicicleta podrás recorrer mayores distancias que si vas caminando. Lo habitual es hacer entre 20 o 30 kilómetros diarios a pie y entre 50 o 80 kilómetros diarios en bicicleta.   Pero deberás saber que la división de las etapas no depende únicamente de tu medio de desplazamiento. Por norma general todas las etapas comienzan y acaban en ciudades, villas o pequeños pueblos que cuentan con servicios para los peregrinos (albergues, hoteles, restaurantes, supermercados etc.)   Además, la orografía del itinerario también influye en que las etapas sean más o menos largas. En algunas rutas atravesaremos puertos de montaña, sierras, parques naturales etc que nos harán recorrer mayores distancias hasta llegar a algún pueblo.   Por lo general todas las etapas están más o menos delimitadas teniendo en cuenta su dificultad y lugares en los que hospedarse. Pero debes saber que no existe una norma preestablecida que te impida hacer más o menos kilómetros, dependerá de tu condición física.
En caso de que no dispongas del tiempo necesario o no puedas realizar una ruta completa del Camino de Santiago, siempre tienes la opción de incorporarte en cualquier punto del Camino. Lo más habitual es realizar los conocidos como “últimos 100 kilómetros”. De esta forma podrás hacer cualquiera de las rutas y llegar a Santiago de Compostela en aproximadamente una semana. Estos son los últimos 100 kilómetros más populares del Camino de Santiago.
  • Camino Francés desde Sarria (110 km)
  • Camino Portugués desde Tui (120 km)
  • Camino Primitivo desde Lugo (102 km)
  • Camino del Norte desde Villalba (120 km)
  • Camino Inglés desde Ferrol (122 km)
  • Vía de la Plata desde Ourense (110 km)
 
Como ya sabrás, no existe un único Camino de Santiago, si no una enorme red de caminos jacobeos recorren grandísimas distancias. Por lo tanto cada ruta del Camino de Santiago tiene un kilometraje diferente. En la península, el Camino de Santiago más largo es la Vía de la Plata con 960 km, seguido del Camino del Norte con 833 km. El Camino Francés tiene 763 km y el Primitivo 316 km. El Camino de Santiago más corto es el Camino Inglés, que recorre una distancia de 122 km. En el caso del Camino Portugués debemos distinguir entre las dos variantes. El Camino Portugués Central cuenta con 682 km y el Camino Portugués por la Costa 265 km.
Cada itinerario jacobeo tiene su punto de inicio en un lugar diferente. El Camino Francés comienza en Saint Jean Pied de Port (Francia), el Camino del Norte en Irún, el Camino Primitivo comienza en Oviedo, el Camino Inglés comienza en Ferrol. La Ruta de la Plata parte de Sevilla, el Camino Portugués Central desde Lisboa y el Camino Portugués de la Costa desde Oporto.   El Camino de Santiago termina en Santiago de Compostela, con la obligatoria visita a la Catedral y a la tumba del Apóstol Santiago. Pero hay una ruta jacobea en la que Santiago es el inicio y no la meta, se trata del Camino a Finisterre, cuyo objetivo será llegar al “Fin del Mundo”, situado en el faro de Finisterre.
Se dice que “todos los caminos conducen a Roma”, pero también podría decirse “todos los caminos conducen a Santiago de Compostela”   Y es que el Camino de Santiago no es un solo camino, si no una red de muchos caminos que parten de la península y de toda Europa.   Las rutas actualmente reconocidas como oficiales por la S.A.M.I Catedral de Santiago son: el Camino Francés, el Camino del Norte, el Camino Primitivo, el Camino Inglés, el Camino a Finisterre y Muxía, El Camino Portugués de interior y el Camino Portugués por la costa, La Vía de la Plata, el Camino de Invierno y recientemente la Ruta del Mar de Arousa y río Ulla.   Pero además de estas rutas jacobeas reconocidas como oficiales por la Catedral de Santiago, también existen otros muchos Caminos de Santiago de larga tradición que recorren toda la península. Estos son el Camino Mozárabe, el Camino Aragonés, el Camino del Sur, Camino del Ebro, el Camino de Levante, el Camino Manchego, Camino de Madrid, o el Camino de Cataluña.   Existen también una gran cantidad de rutas del Camino de Santiago que parten desde muchos países de Europa. Los más famosos son el Camino Tavira-Quintanilha, el Camino de París (Francia), Camino de Vézelay (Francia), Vía Podiensis (Francia), Camino de Arlés o Vía Tolosana (Francia), Vía Francígena (Italia), el Camino Austríaco (Austria) y la Vía Báltica (Europa central)
La historia del Camino de Santiago comienza con el hallazgo del sepulcro del Apóstol Santiago y pasa por importantes períodos históricos hasta convertirse en lo que conocemos en la actualidad. Más información - Historia del Camino de Santiago.
Todo el mundo puede hacer el Camino de Santiago con independencia de sus creencias. Con el paso de los siglos el Camino dejó de ser una peregrinación fundamentalmente religiosa para convertirse también en un acontecimiento cultural. Muchos peregrinos tienen motivaciones relacionadas con la fé y la espiritualidad, pero también ganas de aventura, de conocer gente, de encontrarse a sí mismos y superar retos personales. Nadie te va juzgar por tus motivaciones.
En la documentación de tu viaje encontrarás un teléfono para emergencias en el que estamos disponibles las 24 horas los 365 días del año. De esta forma viajarás tranquilamente sabiendo que uno de nuestros compañeros o compañeras te ayudará a resolver rápidamente cualquier problema, incidencia o duda que tengas a lo largo de tu Camino de Santiago.
El seguro de viaje básico incluido en nuestros paquetes tiene una amplia cobertura frente a eventuales imprevistos, con el que además, dispondrás de asistencia médica garantizada y numerosas prestaciones que podrás consultar en las Condiciones Generales del Seguro de Viaje.
En caso de que tengas que dar parte al seguro por cualquier incidencia o imprevisto, puedes gestionarlo directamente en el número de teléfono que aparece en tu póliza. También puedes llamarnos a nosotros y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano.
Obligatoriamente incluimos un seguro con cada viaje que te dará cobertura para solventar inconvenientes que puedan surgir durante el Camino de Santiago. Te enviaremos la póliza del seguro junto con la documentación de tu viaje.
Una vez hayas contratado el servicio, te enviaremos el número de teléfono del taxista asignado para que puedas ponerte en contacto con él y gestionar la hora y lugar de recogida.   En caso de que llegues al aeropuerto, previamente te solicitaremos tu número de vuelo y hora de llegada. Una vez hayas desembarcado, el taxista te estará esperando a la salida con un cartel con tu nombre.
No es necesario contratar el servicio de traslados en el momento de la reserva, puedes gestionarlo más adelante sin ningún problema. Si es recomendable que nos avises con cierta antelación para dar aviso al taxista de la recogida.
Disponemos de servicio de taxi que puedes contratar siempre que lo necesites. Puedes contratarlo, por ejemplo, para ir desde el aeropuerto hasta el inicio de tu Camino, o para ir desde Santiago a tu lugar de inicio a recoger tu coche una vez termines la etapa.   El precio de los transfers dependerá de la distancia de tu punto de origen al destino. Si tienes cualquier pregunta acerca de este servicio no dudes en consultarnos.
Normalmente tus maletas estarán en tu alojamiento entre la 13:00 y 14:00 del mediodía. Si por algún motivo llegas a tu alojamiento y no encuentras tu equipaje, no te preocupes.   En temporada alta movemos un elevado número de maletas, por lo que es posible que el transportista aún no haya llegado a tu alojamiento. Te recomendamos ser paciente y dar un pequeño margen de tiempo antes de alarmarte.   No suele ocurrir, pero en caso de que sea muy tarde y aún no hayas recibido tu equipaje, tienes a tu disposición un teléfono de emergencias en el que contactar con nosotros. Te aseguramos que encontramos el 100% de maletas extraviadas en perfecto estado.
En caso de que no necesites el servicio de transporte de equipaje y quieras cargar con tu mochila durante todo el Camino, es importante que nos lo hagas saber para dar aviso al transportista.
En tu viaje llevas incluido únicamente un bulto por persona, pero puedes contratar todos los bultos que desees abonando el importe correspondiente. Simplemente háznoslo saber.
No somos Ryanair. Pero recuerda que los transportistas cargan diariamente con un elevado número de maletas, por lo que recomendamos que el peso máximo no exceda los 15 kg.
El servicio de transporte de equipaje por defecto está incluido en todos nuestros viajes y no es necesario solicitarlo. Podrás realizar el Camino de Santiago sin tu equipaje a cuestas con la tranquilidad de que tu maleta estará en tu siguiente alojamiento a tu llegada.   Junto con tu credencial recibirás también unas pegatinas, que deberás cubrir con la información que se solicita y pegarla en un lugar visible de tu maleta.   Una vez hayas llegado a tu alojamiento, te recomendamos que preguntes en recepción cuál es el lugar habilitado para dejar las maletas. Deberás dejar tu equipaje en el lugar indicado a primera hora de la mañana para que nuestro transportista pase a recogerla. De esta forma, cuando llegues a tu siguiente alojamiento tu equipaje ya estará allí.
Si has contratado las comidas en tu viaje, deberás informarte con tu alojamiento del horario del restaurante en el momento de realizar el check-in, ya que puede variar de un día a otro dependiendo de la ocupación del restaurante. Pero en la mayoría de los casos los desayunos empiezan a servirse desde muy temprano, alrededor de las 7 de la mañana. Las cenas suelen estar disponibles entre las 20:30 y las 23:00 en la mayor parte de establecimientos.
¡Claro que sí! Deberás indicarnos tus alergias o intolerancias alimentarias en el momento de realizar tu reserva para que podamos pasar nota al restaurante y puedan prepararte un menú especial. Si eres celíaco o intolerante al gluten, te recomendamos adquirir en cualquier panadería tu propio pan, ya que muchos restaurantes no disponen de él.
A menos que te lo especifiquemos, no es necesario avisar de tu hora de llegada ni salida. Solo en caso de que tu etapa se alargue más de la cuenta y tengas previsto llegar más tarde de las 19:00, deberás ponerte en contacto con tu alojamiento para avisarles. Recuerda que no todos disponen de recepción 24 horas.   Normalmente las habitaciones están listas después de las 13:00, por lo que si llegas muy temprano posiblemente no encuentres tu habitación lista y tengas que esperar.
Muchos peregrinos desean alojarse en albergues o pensiones durante su viaje y, al llegar a Santiago, subir de categoría y alojarse en un hotel de calidad superior. Si es tu caso, simplemente háznoslo saber y te enviaremos un presupuesto personalizado por correo electrónico que se adapte a lo que buscas.
Te enviaremos los nombres de los alojamientos junto con la documentación de tu viaje.   Si vas a realizar el Camino de Santiago por tu cuenta, recibirás la documentación por correo electrónico a pocos días de realizar tu reserva. Si realizas tu reserva con mucha antelación, puede que en temporada alta tardemos un pelín más en enviártela, ya que damos prioridad a las reservas realizadas con menos antelación.   Si han pasado algunas semanas desde que realizaste tu reserva y no has recibido tu documentación, puedes ponerte en contacto con nosotros.   Si vas a realizar el Camino de Santiago en grupo, recibirás tu documentación aproximadamente un mes antes del inicio del viaje, cuando cerremos el grupo.
Actualmente disponemos de tres formas de pago:
  • Tarjeta de crédito o débito
  • Transferencia bancaria
  • Paypal
Normalmente no es posible conocer los nombres de los alojamientos antes de realizar la reserva, ya que no podemos garantizar su disponibilidad para tus fechas. Pero si lo deseas, podemos enviarte un listado de alojamientos que posiblemente coincidan con los que tengas asignados finalmente. Simplemente tienes que solicitarlo.
En la documentación de tu viaje, encontrarás los nombres de los alojamientos que tienes asignados, así como su teléfono de contacto y ubicación.   Por norma general, todos los alojamientos están ubicados en el centro de las diferentes localidades del Camino de Santiago, sin necesidad de desviarse demasiado del trazado de la ruta. Pero en ocasiones y debido a la falta de disponibilidad, es posible que algún alojamiento se encuentre un poco alejado del pueblo o incluso en poblaciones limítrofes.   Para todos los alojamientos que se encuentren a una distancia considerable del trazado del Camino, pondremos a vuestra disposición un servicio de taxi gratuito que podréis utilizar para llegar al alojamiento y regresar al Camino la mañana siguiente.   En todo caso, se trata de excepciones que os comunicaremos en el momento de realizar la reserva.
Toallas: Si has elegido la opción de albergues nuestra recomendación es que lleves tu propia toalla, pues la gran mayoría no ofrecen este servicio o únicamente os darán la opción de alquilarla. Pero si te alojas en habitaciones privadas de hostales, hoteles, casas rurales etc. dispondrás de toallas en la habitación así como un pequeño kit de cortesía con champú y gel de baño.   Secador: La gran mayoría de hostales, hoteles y casas rurales disponen de secador en la habitación. En albergues la respuesta no es tan certera, es posible que no lo tengan o debas solicitarlo en recepción. No obstante siempre puedes llevar un pequeño secador de viaje, o bien, pedírselo a algún compañero o compañera de albergue que lo lleve. ¡El Camino también es compartir!
Hoy en día casi todos los alojamientos disponen de conexión a internet por Wifi. No obstante no podemos garantizarte que sea siempre así. Dependiendo de la ruta elegida, algunos alojamientos están situados en zonas rurales donde la conexión es inexistente o de baja calidad. Incluso puede que no tengas datos móviles.   Recuerda que el Camino de Santiago es una experiencia increíble a todos los niveles. La verdadera conexión la encontrarás en el propio Camino, así que olvídate del teléfono durante unos días y proponte usarlo sólo lo imprescindible. Hablar con los demás o leer un buen libro son alternativas que seguro te aportarán mucho más.
Aunque muchos alojamientos disponen de servicio de lavandería (de pago), no podemos garantizarlo. Pero no te preocupes, en todos los pueblos hay lavanderías de autoservicio que funcionan con monedas en las que podrás hacer tu colada.
Excepto en los albergues privados, en los que los baños son compartidos y separados por sexos, en el resto de alojamientos siempre tendrás baño privado.
No es obligatorio imprimirla, pero sí recomendable ya que de esta forma podrás consultarla en cualquier momento siempre que lo necesites. También puedes llevar la documentación descargada en tu teléfono.
Dependerá de la modalidad contratada:   Si vas a realizar el Camino de Santiago por tu cuenta, recibirás la documentación por correo electrónico a pocos días de realizar tu reserva. Si realizas tu reserva con mucha antelación, puede que en temporada alta tardemos un pelín más en enviártela, ya que damos prioridad a las reservas realizadas con menos antelación.   Si han pasado algunas semanas desde que realizaste tu reserva y no has recibido tu documentación, puedes ponerte en contacto con nosotros.   Si vas a realizar el Camino de Santiago en grupo, recibirás tu documentación aproximadamente un mes antes del inicio del viaje, cuando cerremos el grupo.
No es posible modificar el itinerario una vez hayas iniciado tu Camino de Santiago. Si el motivo es por causa de fuerza mayor puedes contactar con nosotros e intentaremos buscar la mejor solución.   Una modificación de itinerario una vez comenzado el viaje puede provocar que el resto de la logística se vea afectada, en especial las reservas de los alojamientos, que conllevaría a un aumento considerable del precio de de tu viaje.
Dependiendo de la ruta elegida, aceptamos reservas hasta 24 horas antes del inicio de tu viaje. Si esperas hasta el último momento deberás tener en cuenta que es posible que no podamos atender tu petición debido a la falta de logística o alojamientos en la ruta que deseas. En ese caso, rechazaremos tu reserva y te reembolsaremos la cantidad íntegra que has abonado. No obstante, siempre recomendamos hacer reserva con la mayor antelación posible ya que la disponibilidad en los alojamientos es limitada y necesitamos tiempo para organizar tu Camino y que tengas una experiencia increíble en todos los sentidos.
Puedes hacer tu reserva de varias formas: A través de nuestra web: Selecciona ruta que desees y sigue los pasos que se indican en el formulario. Necesitaremos tus datos personales y los de tus acompañantes, podrás seleccionar el tipo de alojamiento, la distribución de las habitaciones, comidas, traslados, alquiler de bicicletas etc. Por correo electrónico: Si no sabes como realizar tu reserva a través de nuestra web, necesitas un viaje personalizado, o ya te hemos enviado un presupuesto, puedes enviarnos un correo a [email protected] Te enviaremos un formulario que deberás cubrir y las instrucciones para realizar el pago. Importante: En caso de que las rutas o servicios que hay en la web no se adapten a tus necesidades concretas, puedes solicitarnos un presupuesto personalizado que se ajuste a lo que estás buscando. Si tienes cualquier duda o problema en el momento de realizar tu reserva, ponte en contacto con nosotros en el 981 96 68 46 y te ayudaremos encantados.
Si tienes dudas sobre anular o modificar tu reserva. Te recomendamos que visites nuestras Condiciones generales de reserva.
No, esta opción no es posible. Si viajas sola/o nuestra recomendación es que hagas tu reserva en albergues, que aparte de ser mucho más económico, también es la mejor opción para conocer gente y sacarle el máximo partido a la experiencia. Si prefieres tener intimidad y alojarte en habitaciones privadas de hostales u hoteles, tendrás que seleccionar una habitación de uso individual que conlleva un pequeño suplemento.
El vehículo de apoyo está a vuestra disposición durante todo el viaje y podréis utilizarlo en caso de que os lesionéis o no podáis continuar caminando por algún motivo. Por norma general, el vehículo de apoyo no podrá recogeros en cualquier parte de la ruta, ya que el Camino de Santiago discurre por bosques, pistas forestales y senderos estrechos en los que es difícil el acceso de vehículos, especialmente de autobuses. Situaremos el vehículo de apoyo a mitad de etapa y os enviaremos su ubicación exacta. Esto significa que en caso de estar lesionado y querer caminar, debes estar seguro de ser capaz de caminar al menos 10 kilómetros.
Aunque el Camino de Santiago es relativamente fácil y cualquier persona puede realizarlo, es posible que nos lesionemos al realizar un sobreesfuerzo al que no estamos acostumbrados. En caso de que no puedas continuar caminando dispondrás de un vehículo de apoyo que podrás utilizar para llegar al final de etapa.   Si requieres asistencia médica, no te preocupes. Recuerda que cuentas con un seguro de viaje que incluye los traslados al centro médico u hospital más cercano. Además, el guía estará pendiente de ti en todo momento para ayudarte en todo lo que necesites. ¡Pero vamos a ser positivos y pensar que vas a llegar a Santiago sin complicaciones!
El Camino de Santiago no es una carrera ni una competición, y cada uno debe vivirlo a su propio ritmo. Si no quieres lesionarte olvídate de las prisas y no te obsesiones con llegar el primero. El Camino te invita a ir despacio, a contemplar el paisaje, a disfrutar de la compañía y de la soledad. Porque por muy lento que camines, te aseguramos que nunca te sentirás perdido o desamparado, siempre te encontrarás con gente con la que compartir camino.   Además, el guía irá pendiente en todo momento del grupo, proponiendo paradas para los que quieran esperar por los demás.
Puedes añadir régimen de desayuno o media pensión (desayuno y cena) a tu reserva sin ningún problema.   Nosotros siempre desaconsejamos contratar comidas, especialmente si vamos a realizar el Camino de Santiago en grupo. Como sabrás, en Galicia se come muy bien y muy barato, por lo que no supondrá un gran ahorro en cuanto a tu reserva. Nuestro guía os irá recomendando durante todo el viaje lugares espectaculares en los que comer y hacer paradas, por lo que si llevas las comidas contratadas, en nuestra opinión, restarás libertad a tu viaje.
En fechas destacadas disponemos de autobuses con salida desde diferentes ciudades. El precio del viaje incluye ida y vuelta y no es posible reservar sólo un trayecto.   Este servicio es exclusivo para los integrantes del grupo, es decir, viajarás únicamente con el guía y tus compañeros de Camino. Junto con la información de tu reserva, te enviaremos el lugar y la hora de salida y el guía os estará esperando para recibiros y poner rumbo al inicio de etapa.   Además, es necesario que se cubra un mínimo de plazas para garantizar la salida del autobús, en caso contrario te lo notificaremos con un mínimo de un mes de antelación y te asesoraremos sobre cómo llegar al inicio de la etapa.
Esta es la pregunta que más nos hacéis, y nuestra respuesta es siempre la misma: ¡Unirte a nuestros grupos si viajas solo/a es lo mejor que puedes hacer! Como hemos dicho en la pregunta anterior, en nuestros grupos no hay un perfil concreto, pero sí podemos asegurarte que siempre hay muchísimas personas que viajan solas. Así que quitaros los miedos, en todo momento estaréis arropados por nuestros guías, conoceréis gente increible y os lo pasaréis como niños y niñas pequeños.
Nuestros grupos los forman personas muy dispares y de todas las edades. No existe un perfil concreto. Es posible que encuentres grupos de amigos y amigas, parejas, familias con niños, jubilados y muchas personas que viajan solas.   Lo importante es hacer el Camino de Santiago con la mente abierta, dispuesto a conocer gente, a aprender de los demás y ayudarles si lo necesitan. ¡Seguro que encuentras muchas personas afines a ti y terminas haciendo amistades para toda la vida!
Es la persona que estará con vosotros durante todo el viaje, desde el momento de la recepción del grupo en Sarria hasta la llegada a Santiago de Compostela. Será uno más del grupo y estará a vuestra disposición para ayudaros con cualquier cosa que podáis necesitar, solucionar problemas, resolver todas vuestras dudas y ayudará a hacer piña y unión del grupo.   Nuestros guías conocen al milímetro cada etapa del Camino de Santiago y lo han realizado muchísimas veces. Os darán las mejores recomendaciones sobre qué ver, qué visitar y dónde comer para que no os perdáis nada. Además, una vez finalizada la etapa, podrá proponeros algún plan para los que quieran apuntarse.
El funcionamiento del Camino de Santiago en grupo es muy sencillo. Imagínate un viaje increíble entre amigos, pues igual.   Aproximadamente un mes antes del viaje cerraremos el grupo y te enviaremos la documentación de tu viaje con toda la información detallada (autobús / nombres de los alojamientos / reunión de bienvenida / dossier con recomendaciones / póliza del seguro )   Una vez todo el grupo haya llegado a Sarria, los guías os convocarán en una reunión de bienvenida para ponernos cara, informaros acerca de la dinámica del viaje y resolver todas vuestras dudas. Además os facilitarán las credenciales, pegatinas para el transporte de equipaje y os obsequiarán con una camiseta y una vieira del peregrino. Este primer día no se camina, podemos aprovechar para tomar algo, conocernos mejor y hacer una pequeña visita al pueblo.   Durante una semana realizaremos los 110 kilómetros que separan Sarria de Santiago de Compostela. Caminaremos una media de 20 kilómetros al día repartidos en 5 etapas. Por supuesto cada uno a su propio ritmo. Crearemos también un grupo de Whatsapp en el que el guía irá proponiendo paradas para descansar y esperar por los demás así como lugares de interés que podemos visitar. Una vez lleguemos al final de la etapa nuestro equipaje nos estará esperando en la recepción del hotel que tenemos asignado. Tras ducharnos y descansar un poco, el guía propondrá un lugar para comer y los que quieran podrán unirse e intercambiar experiencias. Sólo en caso de que sea posible, organizaremos alguna actividad como conciertos o queimadas para amenizar la tarde con nuestros compañeros de Camino.   Se trata de un viaje de convivencia en el que siempre se terminan creando lazos muy fuertes entre los integrantes del grupo. Nos encanta ver cómo una vez llegamos a Santiago, esas personas que hace una semana eran desconocidos, terminan siendo en muchos casos amigos para toda la vida.
El Camino de Santiago en grupo incluye los siguientes servicios.
  • 7 días / 6 noches en el alojamiento elegido
  • Vehículo de apoyo entre etapas
  • Monitor acompañante 24 horas
  • Traslado de equipaje durante las etapas
  • Documentación completa con información práctica sobre el viaje
  • Credencial del peregrino
  • Vieira y camiseta
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Traslados privados al inicio de la etapa desde Santiago de Compostela o desde el Aeropuerto
  • Autobús de ida y vuelta desde diferentes ciudades
  • Noche extra al principio o final de etapa
Los viajes en grupo son itinerarios en los que harás un tramo del Camino de Santiago formando parte de un grupo con otras personas, que como tú, buscan una experiencia inolvidable. Disponemos de un amplio abanico de fechas de salida durante todo el año, con opción de contratar autobús de ida y vuelta desde diferentes ciudades (solo en fechas señaladas). Podrás elegir el tipo de alojamiento que desees y llevarás todos los servicios incluidos para que sólo tengas que preocuparte de caminar y disfrutar.
Por supuesto, puedes añadir a tu reserva todas las comidas que desees. No obstante, nosotros nunca recomendamos hacer el Camino de Santiago con las comidas contratadas. Llevar un paquete de comidas cerrado muchas veces resta libertad al viaje y no supone ningún ahorro. Siempre vamos a aconsejarte lo que nos gustaría que nos dijeran a nosotros, así que creemos que comer lo que te apetezca, dónde te apetezca y cuándo te apetezca siempre suma a la experiencia. Además, en el dossier que te enviamos al realizar tu reserva, encontrarás las mejores recomendaciones de bares y restaurantes en los que comer de maravilla a precios muy económicos.
Si no sabes cómo ir al principio o final de tu Camino, puedes contactarnos y te asesoraremos sobre cómo llegar de la forma más rápida y económica. También ponemos a tu disposición nuestro servicio de traslados privados que puedes contratar directamente en la web o contactando directamente con nosotros.
En el momento de realizar tu reserva, te pedimos que nos indiques la dirección de tu domicilio para poder enviarte las credenciales. Si vives fuera de la península, en el extranjero o realizas tu reserva con poca antelación las recibirás en tu primer alojamiento.
Si estás interesado en un viaje de nuestra web pero quieres hacer algún cambio, háznoslo saber. Puedes quitar o añadir todos los servicios que consideres oportunos: comidas, traslados, noches extra, transporte de equipaje, o modificar alguna etapa para hacerla más corta siempre y cuando haya disponibilidad de alojamiento. Para modificar un itinerario simplemente contacta con nosotros y cuéntanos qué necesitas.
No recomendamos contratar un guía privado a menos que seáis un grupo muy numeroso, ya que encarecería bastante el precio del viaje. En caso de que lo necesitéis podéis poneros en contacto con nosotros y os enviaremos un presupuesto que se adapte a vuestras necesidades.
Sí, tendrás total libertad para elegir tu fecha de salida. No obstante, si quieres hacer tu Camino de Santiago en los meses de diciembre, enero y febrero, te recomendamos que nos consultes disponibilidad antes de realizar tu reserva. En estas fechas mayor parte de alojamientos están cerrados y muchos servicios pueden no suelen estar disponibles.
El Camino de Santiago por tu cuenta incluye los siguientes servicios
  • Alojamiento
  • Transporte de equipaje
  • Dossier con información sobre las etapas
  • Credencial del peregrino
  • Teléfono de asistencia 24 horas
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Traslados privados al inicio de la etapa desde Santiago de Compostela o desde el Aeropuerto
  • Noche extra al principio o final de etapa
A diferencia de los viajes grupales, no se incluye servicio de autobús, guía o vehículo de apoyo entre etapas. Pero tendrás un teléfono de atención 24 horas en el que podrás contactar con nosotros en el caso de que surja algún problema o imprevisto, que solucionaremos rápidamente.
En esta modalidad harás el Camino de Santiago a tu aire y sólo tendrás que preocuparte de elegir la ruta que más te guste, el tipo de alojamiento y tu fecha de salida Si eliges esta opción viajarás solo/a o con las personas que figuren en tu reserva, y llevarás incluidos todos los servicios para que sólo tengas que preocuparte de caminar y disfrutar de la experiencia.