Preguntas Peregrinas

Filtrar por tipo

Recomendamos que siempre lleves atado a tu perro en tramos de carretera, zonas urbanas o núcleos de población en los que es posible que haya animales sueltos. En Galicia está permitido por ley que los perros vayan sueltos por caminos rurales. Por lo tanto, puedes dejarlo disfrutar siempre que te encuentres en zonas rurales, bosques, campos etc.
Si durante el Camino de Santiago tienes cualquier incidente con tu mascota y le imposibilita seguir caminando, disponemos de servicio de traslados desde cualquier punto del Camino. Junto con la documentación que te enviamos al realizar tu reserva, tendrás a tu disposición un teléfono de asistencia en el que estamos 24 horas para ayudarte. ¡Llámanos!
Es obligatorio llevar encima la cartilla veterinaria o pasaporte canino. Además es recomendable colocar una chapa en su collar con tu nombre y número de teléfono. Antes de comenzar el viaje, asegúrate de que tu perro tiene puestas las dos dosis mínimas de las siguientes vacunas: parvu trivalente (moquillo, hepatitis y leptospira). Y la vacuna de la rabia al menos 20 días antes.
La mejor opción siempre es desplazarse en coche hasta el inicio de la ruta o bien dejarlo aparcado en Santiago de Compostela. Contamos con servicio de traslados con mascota a cualquier punto del Camino de Santiago. ¡Consúltanos!
Una vez hayas realizado tu reserva, te enviaremos a tu domicilio las credenciales y las pegatinas para el transporte de equipaje. Si eres extranjero, resides en Canarias o Baleares, podrás recogerlas en tu primer alojamiento antes de empezar el Camino.
La Credencial Canina es un documento creado y expedido por la Asociación Protectora de Animales del Camino de Santiago (APACA). Se trata de un pasaporte para mascotas que tiene el mismo funcionamiento que la Credencial del Peregrino. Lión de dicho viaje. Una bonita iniciativa que premia el esfuerzo de nuestros peludos. a deberás ir sellando en todos aquellos lugares por los que pases: albergues, restaurantes, iglesias, comercios etc. hasta llegar a Santiago de Compostela. Una vez hayas finalizado tu Camino de Santiago, deberás contactar con la Asociación APACA para que te expidan la Compostela Canina, el documento que acredita la realizac En la documentación que te enviamos al realizar tu reserva dispondrás de toda esta información perfectamente detallada.
Por norma general, con cada reserva está incluido un único perro. En caso de querer viajar con más animales en una misma reserva, háznoslo saber.
Algunos alojamientos, a pesar de admitir mascotas, tienen como norma interna que los perros no puedan quedarse sólos en las habitaciones para no ocasionar molestias a los demás huéspedes, por ejemplo ladridos. Por lo tanto, recomendamos informarte siempre con el alojamiento que tengas asignado.
No, no tendrás que abonar ningún tipo de cargo adicional por tu mascota en ningún alojamiento.
Sí, tu perro y tú dormiréis siempre en la misma habitación sin ningún tipo de problema.
Sí, con tu reserva tienes incluida una maleta extra para poder transportar todo aquello que necesite tu mascota: comida, juguetes, cama, manta, bebedero etc. De esta forma, podrás hacer el Camino de Santiago cómodamente sin preocuparte por cargar con demasiado peso. Diariamente trasladaremos tu equipaje de un alojamiento a otro; de forma que cuando termines la etapa, te estará esperando en la recepción de tu siguiente alojamiento.
El Camino de Santiago con perro incluye los siguientes servicios:
  • Alojamiento
  • Transporte de equipaje para ti y para tu mascota
  • Dossier con información sobre las etapas
  • Credencial del peregrino
  • Credencial canina
  • Teléfono de asistencia 24 horas
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales:
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Noche extra al principio o final de etapa
  • Traslados privados al inicio o final de etapa desde Santiago de Compostela
A diferencia de los viajes grupales, no se incluye servicio de autobús, guía o vehículo de apoyo entre etapas. Pero tendrás un teléfono de atención 24 horas en el que podrás contactar con nosotros en el caso de que surja algún problema o imprevisto, que solucionaremos rápidamente.
Si terminas tu Camino en Santiago de Compostela, deberás entregar la bicicleta en la dirección que te enviaremos junto con la documentación de tu viaje. En caso de que tu viaje termine en cualquier otro punto del Camino, nosotros nos encargaremos de la recogida.
En caso de tener cualquier incidencia con la bicicleta, dispondrás de un teléfono de asistencia 24 horas en el que te ayudaremos a resolver el problema de la forma más rápida y eficiente posible. ¡Pedaleamos contigo!
La batería de la bicicleta está preparada para tener una autonomía suficiente para aguantar unos 80 km, utilizando sobre un nivel 2 de asistencia de la misma. En caso de necesitar una mayor asistencia, la batería aguantará menos y viceversa. En cuanto a la carga de la batería, esta debe ser enchufada para recargarse con un cargador especial. Se puede cargar directamente al cuadro, o desmontarla y retirarla para llevarla a cargar a dónde sea necesario.
Todas las bicicletas alquiladas incluyen, sin opciones añadidas, un portaequipajes, porta botellas, candado, timbre y un pequeño kit de herramientas. El kit de herramientas incluye:
  • Cámara de repuesto. Todas las que usamos son con sellante, antipinchazo, pero no son infalibles.
  • Desmontables, para retirar la cubierta ante un pinchazo
  • Bomba de aire de doble vía. De tamaño contenido, da aire
  • en los dos sentidos.
  • Llave de pedales
  • Llave multifunción, con allen y cortacadenas.
Sí. Tu bicicleta estará disponible en la recepción de tu primer alojamiento antes de comenzar el Camino de Santiago sin cargos adicionales.
Disponemos de bicicletas de montaña y bicicletas eléctricas de gran calidad que podrás alquilar durante todo el Camino. Consulta los detalles aquí.
Sí, nos aseguramos de que todos los alojamientos asignados dispongan de un lugar en el que poder dejar tu bicicleta sana y salva.
La distancia mínima para la obtención del certificado de la Compostela es de 200 kilómetros para los ciclistas.
Sí. En caso de que consideres que alguna de las etapas del itinerario es demasiado larga o demasiado corta para ti, puedes solicitarnos un viaje totalmente a medida. No obstante, si deseas utilizar el servicio de transporte de equipaje deberás tener en cuenta que no cubre distancias excesivamente largas. ¡Consúltanos!
El Camino de Santiago en bici incluye los siguientes servicios:
  • Alojamiento
  • Transporte de equipaje
  • Dossier con información sobre las etapas
  • Credencial del peregrino
  • Teléfono de asistencia 24 horas
  • Seguro de viaje
Además, podrás personalizar tu viaje añadiendo los siguientes servicios opcionales:
  • Régimen de desayuno o media pensión
  • Noche extra al principio o final de etapa
  • Alquiler de bicicletas
A diferencia de los viajes grupales, no se incluye servicio de autobús, guía o vehículo de apoyo entre etapas. Pero tendrás un teléfono de atención 24 horas en el que podrás contactar con nosotros en el caso de que surja algún problema o imprevisto, que solucionaremos rápidamente.
Antes de responder a esta pregunta, es muy importante que consultes a tu médico. Solo un profesional será capaz de aconsejarte con seguridad si puedes hacer el Camino de Santiago. Una vez tu especialista te haya dado el visto bueno, deberás asegurarte de que estás en una condición física adecuada, ya que caminarás un número considerable de kilómetros al día. Dedica tiempo a planificar tu viaje (alojamientos y kilómetros diarios) o contrata los servicios de una agencia especializada para evitar imprevistos e ir sobre seguro. Valora la posibilidad de viajar acompañado y, sobre todo, conoce tus límites y no hagas sobreesfuerzos que supongan un riesgo para tu salud.
Hoy en día el Camino de Santiago se adapta a casi todo el mundo, y podrás elegir una ruta u otra, con etapas más o menos cortas en función de tus necesidades. Lo primero y más importante antes de hacer el Camino de Santiago embarazado/a es hablar con tu médico o especialista, son los únicos que tienen conocimientos reales para confirmarte si puedes hacer o no el viaje. Si tu médico te ha dado el visto bueno y estás decidida a hacerlo, te recomendamos seguir estos consejos.
Para muchos puede parecer una locura hacer el Camino de Santiago con un bebé. Pero lo cierto es que cada vez son más las madres y padres que deciden hacer la ruta jacobea con su recién nacido. Si te estás planteando hacer el Camino con tu bebé deberás dedicar tiempo a la preparación del viaje. Algunos aspectos importantes son:
  • Buscar una ruta de pocos días con etapas cortas
  • Programar tu viaje en una época del año con temperaturas suaves
  • Disponer de una buena mochila portabebés o un carrito todoterreno
  • Contratar transporte de equipaje
  • Seleccionar alojamientos con cuna
  • Vehículo de apoyo o taxi
Pero sin duda, para evitar imprevistos y viajar con total tranquilidad lo mejor será contratar los servicios de una agencia de viajes. Contacta con nosotros y confía en profesionales que pondrán a tu disposición toda tu logística para que tengas una experiencia maravillosa en familia.
Hacer el Camino de Santiago con niños siempre es una idea fantástica. Y es que este viaje ayuda a crear vínculos muy especiales y significativos entre todos los miembros de la familia. Pero además de ser una experiencia genial para toda la familia, también es muy enriquecedora para la educación de los más peques por todos los valores que transmite. Amor por la naturaleza, compañerismo, solidaridad, empatía, ejercicio físico, esfuerzo, superación… son algunos de los muchos aprendizajes que se encontrarán y que les servirán para aplicar en todos los ámbitos de su vida. Ahora bien, para hacer el Camino de Santiago con niños es recomendable planificar bien el itinerario y elegir una ruta sencilla sin mucha dificultad y en etapas cortas. Una buena opción es el Camino Francés desde Sarria o Camino Francés desde O Cebreiro, que podréis realizar en algo más de una semana.
En el Camino de Santiago encontrarás personas de todas las edades: niños, jóvenes. adultos y personas de la tercera edad. ¡Todo el mundo puede hacerlo! Lo más importante siempre es tener en cuenta la condición física en la que te encuentras para adaptar la ruta a tus necesidades y tu estado de salud. Más información: Camino de Santiago para la tercera edad / jubilados 
¡Hacer el Camino de Santiago con tu perro es posible! Y además una experiencia increíble poder compartir un viaje tan mágico con nuestro amigo peludo. Aunque cada vez son más los alojamientos de la ruta jacobea que admiten mascotas, siempre recomendamos planificarlo con antelación y viajar con los alojamientos reservados. Si estás planeando hacer el Camino de Santiago con tu mascota, deberás saber que existe una credencial especial para perros que podrás conseguir en la Asociación Protectora de Animales del Camino de Santiago (APACA). Con ella podrás acreditar una vez llegues a Santiago, que tu perro también es un campeón.
Siempre os decimos lo mismo, hacer el Camino de Santiago solo o sola es una de las mejores formas de disfrutar de la experiencia al cien por cien. Vivir la experiencia en solitario es un reto que merecerá la pena. Aunque haya momentos en los que te sientas solo/a, terminarás por agradecerlo. Dicen que el Camino de Santiago es el mejor psicólogo. Te permite desconectar y dedicarle tiempo a lo que de verdad importa. Pensar en todo eso que te preocupa, aclarar ideas y pensamientos y echarte a andar con la única preocupación de seguir las flechas amarillas. Además, nunca estarás solo/a. Y esto es algo que entenderás una vez llegues al Camino. A lo largo de las etapas encontrarás a muchos peregrinos/as con los que no tardarás en iniciar conversaciones, compartir senderos, alojamientos, mesas en terrazas, vivencias y un sinfín de experiencias que recordarás con nostalgia al regresar a casa.
En el Camino de Santiago es prácticamente imposible perderse o desorientarse. Cada pocos metros encontrarás todo tipo de señales y símbolos que te indicarán el camino a seguir. Si llevas mucho tiempo sin ver señales y tienes la sensación que no estar siguiendo el camino correcto, nuestra recomendación es que regreses hasta la última señal que hayas visto para asegurarte de que no te has equivocado. Tampoco es recomendable arriesgar por caminos alternativos o tomar atajos si no conoces la ruta.

Aunque las taquillas cada vez son más frecuentes en los albergues, algunos no disponen de este servicio y te tocará extremar precauciones.

Por norma general el nivel de delincuencia en el Camino de Santiago es muy bajo y todos los peregrinos comparten los mismos valores de solidaridad y respeto hacia los demás. Pero como gente mala hay en todo el mundo, deberás aplicar la lógica y el sentido común.

Si quieres evitar disgustos intenta no dejar dinero ni objetos de valor a la vista. Recomendamos utilizar una riñonera o mochila pequeña para mantener tus pertenencias contigo en todo momento y colocar un pequeño candado en tu equipaje.

Es normal estar inseguro o tener miedos cuando te enfrentas a un viaje nuevo o desconocido. Pero debes saber que el Camino de Santiago es uno de los destinos más seguros que podemos encontrar en España. Cada año más de 300.000 peregrinos de todo el mundo recorren el Camino, la mayor parte concentrados en los meses de verano, por lo tanto es normal que en ocasiones se produzca algún incidente. Lo mejor es ser precavidos, aplicar la lógica, el sentido común y seguir estos consejos. // Art. Seguridad en el Camino de Santiago //
Antes de nada, queremos que sepas que para hacer el Camino de Santiago no es necesario ser un gran deportista o estar acostumbrado a caminar grandes distancias todos los días. Todo el mundo puede hacerlo, y te aseguramos que tú también. Si te estás planteando este viaje y no estás seguro de tu condición física, no te preocupes. Lo primero que debes hacer es mentalizarte de que vas a caminar una media de 20 kilómetros diarios. En caso de que te veas incapaz tienes dos opciones, empezar a entrenar, realizar etapas más cortas, o unirte a un viaje en grupo organizado que cuente con vehículo de apoyo   Si quieres empezar a entrenar y no sabes cómo, te recomendamos leer nuestro artículo sobre Entrenamiento para el Camino de Santiago.
A lo largo de todas las rutas jacobeas existen multitud de elementos e indicadores que os ayudarán a orientaros, haciendo que sea prácticamente imposible perderse. La flecha amarilla: Es la señal más importante y la que con más frecuencia encontraréis en vuestro Camino de Santiago. Las encontraréis cada pocos metros pintadas en árboles, en las fachadas de las casas, en postes de tendido eléctrico, en el suelo, en las iglesias, en las rocas, en señales verticales. Siempre están a la vista y su llamativo color nunca pasará desapercibido. Hitos o mojones kilométricos: Son el segundo elemento de señalización más importante del Camino de Santiago. Se trata de construcciones de piedra y hormigón en los que habitualmente figura la flecha amarilla, la concha de vieira y, a veces, los kilómetros que faltan para llegar a Santiago de Compostela. Aunque son similares, su diseño y frecuencia de uso puede variar de una comunidad a otra. En Galicia encontraréis un mojón cada 500 metros, los cuales sirven también para señalar lugares de cierta importancia histórica, religiosa o monumental Señales de tráfico y paneles informativos: Que tendrán un diseño u otro según la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Concha de vieira: Después de la flecha amarilla, la vieira es el símbolo del Camino por excelencia. Lo más común es encontrarla sobre fondo azul, que identifica al Camino como Itinerario Cultural Europeo. En las calles de muchas ciudades y villas encontraréis la vieira bañada en bronce, que, junto con otras señales, os indicará el Camino a seguir para salir de la ciudad.
La palabra “fácil” o “difícil” es un término subjetivo dependiendo de a quién se le pregunte, lo que a unos nos puede parecer muy fácil a otros no, y viceversa. En el Camino de Santiago dependerá de varios factores. La época del año en la que se realice, tu condición física, la orografía del terreno, la distancia total a recorrer y los kilómetros diarios que hagas, si llevas cargando tu mochila o contratas servicio de transporte de equipaje, entre muchas otras. Si eres principiante y es tu primera vez en el Camino de Santiago, hay dos rutas que son perfectas para ti con las que te aseguramos acertarás al 100%.   Últimos 100 kilómetros del Camino Francés desde Sarria: Es la ruta más popular y conocida, perfecta para hacer el Camino de Santiago por primera vez si dispones de poco tiempo. Una fama que se debe a la calidad de sus servicios, la variada oferta de alojamiento y restauración y, sobre todo, a su gran belleza. La dificultad de las etapas no es excesivamente dura. Durante una semana caminarás alrededor de 20 kilómetros diarios por caminos de tierra y senderos rurales asfaltados, sin grandes desniveles. Una ruta muy cómoda ideal para cualquier edad, motivo por el cual muchas familias se animan a hacerlo con niños y personas mayores. Últimos 100 kilómetros del Camino Portugués desde Tui Otra muy buena opción para principiantes la encontramos al sur de Galicia, en Tui. Desde aquí podemos hacer el Camino de Santiago en aproximadamente una semana. Al igual que en el Camino Francés son etapas cortas y sin desniveles, con bastantes tramos por carretera. Durante tu viaje no tendrás problema para encontrar lugares en los que descansar y avituallarte, y encontrarás una gran oferta de alojamiento y servicios (lavanderías, supermercados, taxis, etc.)
Como sabrás, no existe una única ruta para hacer el Camino de Santiago y, además, no tienes la obligación de realizarlo completo si no dispones del tiempo necesario. La distancia mínima para recibir la Compostela son 100 kilómetros a pie y 200 kilómetros si vas en bici. En ambos casos, disponer de como mínimo una semana será suficiente para poder completarlo en etapas de 20 kilómetros diarios o 50 km para los ciclistas.
Sabemos que es difícil elegir una ruta para hacer el Camino de Santiago. Todos buscamos el camino más bonito en el que disfrutar de la naturaleza y descubrir lugares mágicos que queden en nuestro recuerdo para siempre. Pero lo cierto es que todas las rutas del Camino de Santiago tienen un encanto especial y el paisaje varía mucho de una provincia o comunidad a otra. Algunas son ideales para los amantes de la alta montaña, en otras os encontraréis verdes valles, frondosos bosques, campos de cultivo, pequeñas aldeas, pueblos mágicos e infinidad de monumentos, También hay rutas costeras para los amantes del mar, con escarpados acantilados y paradisíacas playas. Nuestra recomendación es que no te obsesiones con encontrar la ruta más bonita. Y es que hagas el Camino que hagas estamos seguros de que te encantará. Pero si quieres información detallada sobre los paisajes que te encontrarás en cada itinerario del Camino de Santiago disponemos de un artículo que seguro te interesará.
El Camino de Santiago puede hacerse en cualquier época del año. Si bien es cierto que la experiencia será muy diferente eligiendo una u otra estación. Temporada alta: Va desde principios de mayo hasta mediados de septiembre. En esta época las temperaturas suelen ser más calurosas y por lo tanto el número de peregrinos es mayor. Llegando incluso a masificarse en algunos tramos de los Caminos más populares como el Francés o Portugués. Es la época perfecta si, además de vivir la experiencia en el Camino de Santiago, también quieres conocer gente y disfrutar del ambiente peregrino en todo su esplendor. Si planeas tu viaje en esta época del año te recomendamos contratar con antelación tus alojamientos o optar por rutas menos masificadas. Temporada baja: Comprende casi todo el invierno, desde noviembre a finales de febrero o principios de marzo. Las inclemencias del tiempo hacen que prácticamente no haya peregrinos en estas fechas y la mayor parte de alojamientos y servicios estén cerrados. Si decides hacer el Camino de Santiago en esta época te recomendamos planificar bien tu itinerario y hacer tus reservas previamente. Temporada media: Corresponde a los meses restantes del año y para muchos es la época perfecta para hacer el Camino de Santiago. Temperaturas suaves, bosques otoñales y campos y senderos llenos de flores serán un regalo para los sentidos. Además la aglomeración es mucho menor que en los meses estivales y no suele ser un inconveniente para disfrutar de la experiencia.
Para conseguir tu Compostela, una vez llegues a Santiago, necesitarás dirigirte con tu Credencial a la Oficina de Acogida al Peregrino, situada en la Calle Carretas, nº 33.   Para conseguir la Compostela debes cumplir tres requisitos.
  • Hacer el Camino de Santiago por motivos religiosos o espirituales, o al menos con actitud de búsqueda
  • Hacer a pie o a caballo los últimos 100 km de alguna de las rutas, o bien los últimos 200