Como ya sabrás, hay tantos caminos hacia Santiago de Compostela como procedencias de peregrinos, ya que el Camino de Santiago nacía, en la Edad Media, desde la propia puerta del hogar del peregrino. Hoy en día, con los actuales medios de transporte, podemos elegir desde dónde empezar sin tener que darnos un atracón de kilómetros para llegar a la basílica jacobea. Sin embargo, es muy sugerente pensar en la idea de comenzar el Camino desde casa. Por ello, os hemos traído hoy un Camino muy particular: El Camino de Santiago desde Andalucía.

Si vives en Andalucía, quizás te apetezca peregrinar de este modo tan auténtico.

En la Comunidad Autónoma de Andalucía podemos identificar varios caminos a Santiago que discurren por ella, si bien prácticamente todos entroncan en algún momento con el camino andaluz principal y vertebrador hacia Compostela, la Vía de la Plata. Si bien esta ruta es el camino andaluz por excelencia y reconocido en las estadísticas de la Oficina del Peregrino de Santiago de Compostela, podemos enumerar algunos más, como el Camino Mozárabe, la Vía Augusta de Cádiz a Sevilla y el Camino del Sur, etc. Vamos a ver cada uno de ellos, ¿te vienes?

La Vía de la Plata

La Vía de la Plata es quizás la ruta más conocida de las que transcurren por y desde  Andalucía. De hecho, es la única que más se acerca a Santiago de Compostela antes de morir en otra ruta jacobea, a saber, el Camino Francés o el Camino Sanabrés. Su nombre no tiene nada que ver con ese metal precioso, sino que deriva de la evolución fonética de la palabra musulmana “al-Balath, que significa “pavimento” ó “camino empedrado”: de hecho, esta ruta se denomina “vía” porque en algún tramo transcurre por la magnífica vía romana pavimentada del siglo I a.C. que unía Emerita Augusta (Mérida) y Asturica Augusta (Astorga).

Una ruta con potente justificación histórica (de hecho, fue una de las primeras en nacer), y transitada por 9.201 peregrinos en 2019, un 2,65% del total y en moderado incremento anual.