La ciudad de Lugo es todo un regalo para los amantes de la historia, la arqueología y la gastronomía. Su Muralla Romana es el mejor testigo de su evolución, perdurando inquebrantable a lo largo de los siglos y convirtiéndose en símbolo de esta capital gallega.

Si decides comenzar el Camino Primitivo desde Lugo, no puedes dejar de recorrer sus calles y descubrir todas las maravillas que esconde. Puentes, termas, museos arqueológicos y una hermosa Catedral cuya Virgen de Los Ojos Grandes os dejará impactados. En su casco antiguo encontrarás tascas y tabernas que invitan a degustar un buen vino mencía acompañado de deliciosos pinchos y tapas. Y es que Lugo es la capital gastronómica por excelencia de Galicia, que atrae cada año a miles de visitantes con su lema “ Y para comer… Lugo”.

Ya en Camino, dejarás atrás la ciudad amurallada para entrar en un entorno cada vez más rural que esconde tesoros como la Iglesia de Santa Eulalia de Bóveda, un antiguo templo romano dedicado a la diosa Cibeles.

El Camino Primitivo se une con el Camino Francés en Melide, pueblo famoso por su riquísimo pulpo á feira. En este punto notaréis un incremento considerable de caminantes que te acompañarán las siguientes tres etapas hasta Santiago de Compostela.

Precio
Desde
195€