Camino Portugués

mapa_camino_portugues

A Pie: 25 Etapas / 620 km

Todo lo que debes saber sobre el Camino Portugués

El Camino Portugués es la segunda ruta jacobea en número de peregrinos, sólo superado por el Camino Francés. Se estima que en 2018 sus senderos acogieron a más de 67.822 peregrinos, según datos de la Oficina del Peregrino. 

La ruta más conocida es el Camino Portugués Central, que os adentrará en el interior de Portugal dejando al descubierto el auténtico carácter rural portugués. Esta ruta resulta un poco más exigente que las demás debido a su firme irregular y su mayor desnivel. 

La otra variante del Camino Portugués ha sido reconocida hace relativamente poco, se trata del Camino Portugués por la Costa. Si decides optar por este itinerario, el mar será tu gran compañero de viaje, pasarás por acantilados, montes y esturarios de gran belleza así como importantes ciudades lusas y gallegas como Póvoa de Varzim, Viana do Castelo, Esposende, A Guarda y Baiona.

Breve historia del Camino Portugués

El Camino Portugués comenzó a desarrollarse en la Edad Media, aprovechando las rutas fluviales, marítimas y terrestres trazadas por los romanos y musulmanes. Su origen puede estar, según algunos historiadores, en un camino político de reconquista y expansión del reino de León. Pero lo cierto es que cuando Portugal surge como reino independiente de Castilla y León ya existían dos rutas consolidadas que unían las ciudades de Coimbra y Santiago, una por tierra y otra por mar. 

Las rutas fluviales y marítimas fueron las más utilizadas durante muchos siglos atrás, ya que permitían desplazarse con mayor rapidez. Pero en ocasiones estas vías no podían ser utilizadas debido a grandes temporales, por lo que se comenzaron a consolidar los itinerarios terrestres. Ya en el siglo XV y XVI se certifica la existencia de numerosas posadas, albergues y hospitales de peregrinos en los caminos entre Lisboa y Compostela. 

Pero sin duda el gran acontecimiento que consolidó las vías terrestres del Camino Portugués fue a peregrinación de Isabel de Portugal, conocida como Rainha Santa, en el siglo XIV.  En su testamento, la reina destinó una importante partida al mantenimiento y desarollo de hospitales de peregrinos en el Reino de Portugal, algo que supuso una gran mejora en las vías de peregrinación y sus infraestructuras. 

Otro aspecto que ayudó a consolidar el Camino Portugués fue la presencia de la Orden de los Caballeros de Santiago en Portugal. Esta orden, que además de defender la frontera de Extremadura también ofrecía protección a los peregrinos, haciendo el Camino mucho más seguro. 

Los peregrinos que realizaban el Camino Portugués eran en su mayoría portugueses, pero también hubo un gran número de peregrinos europeos de diferentes naciones. 

Resurgimiento

El resurgimiento del Camino Portugués a finales del siglo XX fue casi paralelo al del Camino Francés. Gracias al empeño de instituciones públicas y de asociaciones de peregrinos de Galicia y el norte de Portugal se comenzó a señalizar, recuperando el itinerario del conocido como Camino Central. Al poco tiempo se fueron sumando otros itinerarios como el Camino Portugués por la Costa y el Camino de Interior, así como otras vías alternativas. El éxito de esta revitalización fue tal que el Camino Portugués se ha convertido en el segundo itinerario más frecuentado del Camino de Santiago, por detrás del Camino Francés. 

Señalización del Camino Portugués 

El Camino Portugués está correctamente señalizado mediante flechas amarillas, mojones kilométricos, paneles informativos, señales de tráfico etc. La presencia de alojamientos en el trayecto es bastante desigual, siendo más numerosos a partir de Oporto, donde encontrarás muchas más variedad y calidad en los servicios para peregrinos. 

Etapas del Camino Portugués 

El Camino Portugués comienza en Lisboa y pasa por muchas ciudades representativas de Portugal, como Coimbra y Oporto. Un Camino que te hará viajar en el tiempo y en la historia, visitando conventos, iglesias templarias, castillos, puentes medievales y fortalezas. 

Si deseas hacer el Camino Portugués en su totalidad, deberás saber que entre Lisboa y Santiago de Compostela hay un total de  620 kilómetros divididos en 26 etapas. 

Pero un elevado porcentaje de los peregrinos optan por el Camino Portugués desde Oporto realizando un recorrido de 280 km que pueden organizarse en 13 etapas. 

Por otra parte, la mejor opción si dispones de pocos días es realizar el Camino Portugués desde Tui, donde solo os restarán 120 kilómetros y 6 etapas. Un viaje en el que disfrutaréis de todo el encanto del rural gallego. 

Viajes

Desde Tui

Camino Portugués desde Tui (120km)

7 noches de alojamiento
Transporte de equipaje
Seguro de viajes

Desde A Guarda

Camino Portugués A Guarda (148km)

9 noches de alojamiento
Transporte de equipaje
Seguro de viajes

Desde Oporto a A Guarda

Camino Portugués desde Oporto a A Guarda (113km)

6 noches de alojamiento
Transporte de equipaje
Seguro de viajes

Servicios incluidos

TRANSPORTES DE EQUIPAJE DE UNA ETAPA A OTRA

Transporte de equipaje

CREDENCIAL DEL PEREGRINO

Servicio de credencial a medida

DOCUMENTACIÓN

Icono de Agenda

ALOJAMIENTO

servicio alojamiento camino de santiago

SEGURO DE ASISTENCIA EN VIAJES EN ESPAÑA

Servicio Seguro

ASISTENCIA TELEFÓNICA 24H

Icono de Teléfono