Vehículo de apoyo

El Camino de Santiago está adaptado para que cualquier persona pueda realizarlo y no requiere ser un gran deportista ni un entrenamiento ejemplar. Pero es posible que se produzcan lesiones, agotamiento o cualquier otro problema que nos impida caminar durante alguna etapa.

Para ayudaros a afrontar estos inconvenientes, disponemos de una extensa red de vehículos en todos los tramos del Camino de Santiago que te recogerán para llevarte al final de la etapa.

Vehículo de apoyo Camino de Santiago

Vehículos de apoyo en grupo organizado

Este servicio está incluido en todos los viajes de grupo organizado. Se trata de un vehículo privado que te acompañará durante todo el Camino para que puedas hacer uso de él siempre que lo necesites.

Su funcionamiento es muy sencillo. Cada día situaremos el vehículo en un punto de encuentro a media etapa, donde podéis decidir si queréis continuar o abandonar por cualquier problema, malestar o lesión. Una vez que todo el grupo haya pasado por este lugar, el vehículo se dirigirá hasta el fin de etapa con todos los ocupantes.

Vehículo de apoyo bajo petición

Si haces el Camino de Santiago por tu cuenta, no dispondrás de este servicio incluido en tu viaje y deberás abonarlo en caso de hacer uso de él. Pero podrás solicitarlo contactandonos al teléfono de asistencia telefónica siempre que lo necesites. Una vez hayamos recibido el aviso, te enviaremos el vehículo más próximo para recogerte.