Información

Etapa larga en la que superamos la barrera de los 25 kilómetros. Abandonaremos Los Arcos en dirección a Logroño admirando la belleza de sus campos, caminando entre villas históricas como Viana o espectaculares pueblos de origen medieval como Torres del Río. Un camino que discurre cuesta abajo entre viñedos y el Valle del Ebro, iniciando nuestro recorrido por La Rioja.

Logroño es una excelente oportunidad para reencontrarse con los atractivos de las grandes capitales históricas: patrimonio, gastronomía o la oportunidad de reponer equipamiento añaden atractivo al fin de etapa.

Mapa

Comenzaremos nuestra etapa hacia la capital riojana dejando atrás la capilla de San Lázaro. El primer pueblo que encontraremos después de abandonar Los Arcos en nuestro camino hacia Logroño será Sansol, donde encontramos una farmacia, un albergue y un bar. Salimos del pueblo cruzando la carretera y descendemos hasta una solitaria vivienda situada en plena curva. Una flecha nos guía hacia la izquierda por un tobogán empedrado. Pasamos un túnel, un puente y encontramos una fuente que nos ofrece agua a las puertas de Torres del Río.

Torres del Río es una pequeña población famosa por la iglesia del Santo Sepulcro (siglo XII) que mantiene una torre adosada que pudo utilizarse como faro para guiar a los peregrinos en la Edad Media.

Tras la parada, continuamos hasta Viana en una pronunciada e incómoda subida con firme que varía entre asfalto, losas, grava y tierra. Cruzamos con precaución la carretera varias veces hasta llegar a la ermita de la Virgen del Poyo. Bajamos de nuevo a la carretera que nos lleva a Bargota, donde cuentan que se dio cobijo a un brujo que fue condenado por la Inquisición. Continuamos de frente y descendemos hasta el barranco de Cornava, con un fuerte desnivel de más de 125 metros y en el que hay que extremar precauciones.

Continuamos por una senda de pinos y árboles frutales, al fondo del barranco vemos algunas parcelas de viñedos y olivos. Seguimos entre toboganes hasta llegar a Viana, donde podemos visitar la fabulosa iglesia gótica de Santa María, que cuenta con una original portada renacentista.

El tramo desde Viana a Logroño es un paseo para nuestras ya cansadas piernas, aunque con más asfalto del que nos gustaría, obligándonos a cruzar varias veces la carretera y extremar la precaución.

Como curiosidad, en este tramo nos encontraremos con el puesto de otro de estos entrañables personajes del Camino, la señora Felisa. Felisa fue una hospitalera que vivió su vida al borde del Camino de Santiago, recibiendo a peregrinos de todas partes, ofreciéndoles agua y algún aperitivo (normalmente higos de su propia higuera). Tras fallecer Felisa en 2002, su carácter afectuoso y su disposición a ayudar al prójimo quedó tan marcado en sus familiares, que una de sus hijas, Mari, sigue cumpliendo con esta labor desde hace algún tiempo.

Tras el último cruce de carretera, un camino cómodo nos lleva hasta la entrada de Logroño, por la que accedemos a través de un parque. Cruzamos el Ebro por el puente de San Juan de Ortega y ponemos fin a nuestra etapa disfrutando de los atractivos de esta emblemática capital histórica.

A tener en cuenta

La etapa entre Los Arcos y Logroño discurre entre bastantes caminos de grava que pueden ser un tanto desesperantes si no pisas bien firme sobre la misma.

Lugares de interés

  • Iglesia del Santo Sepulcro – Torres del Río
  • Ermita de la Virgen del Poyo -Bargota
  • Ayuntamiento de Viana
  • Iglesia de San Bartolomé -Logroño
  • Concatedral de la Redonda – Logroño

Platos típicos

  • Vinos D.O. La Rioja
  • Patatas y huevos a la riojana
  • Chuletas de cordero
  • Bonito con tomate a la riojana
  • Tapeo en las calles Laurel y San Juan en Logroño

Fotos

Albergues

Albergue de peregrinos de Logroño

Dirección: C/ Ruavieja, 32 26001 Logroño – La Rioja.

Teléfono: (+34) 941 239 201

Email: [email protected]

Web: No disponible

Albergue de peregrinos Isaac Santiago

Dirección: C/ San Lázaro, s/n. 31210 Los Arcos – Navarra.

Teléfono: (+34) 948 441 091

Email: No disponible

Web: No disponible