¿Alguna vez prometiste llevar a esa persona especial al Fin del Mundo? Ahora tienes la oportunidad de hacerlo convertido en peregrino/a. El Camino a Finisterre y Muxía es la única ruta del Camino de Santiago en la que Compostela es el inicio y no la meta.

Un viaje milenario cuya meta es el confín de la tierra, allí donde celtas y romanos veían morir el sol sobre el mar, el Finis Terrae. Déjate atrapar por todo el embrujo de A Costa da Morte: contempla la puesta de sol más bonita del mundo sobre la inmensidad del océano y saborea el final del Camino desde el Santuario de A Virxe da Barca en Muxía, uno de los escenarios más mágicos de toda Galicia.

 

Precio
Desde
220€