Vista de Torres del Río

Información sobre Torres del Río

Entre lo alto de una colina y en una profunda cuenca se eleva la villa Torres del Río, ubicada en el Camino Francés. Se trata de un pueblo con gran encanto con empinadas y estrechas calles repletas de caserones barrocos con decorativos blasones. El lugar acoge algunas joyas arquitectónicas de gran interés y un paisaje extenso propio de esta zona de Navarra. Un coqueto pueblo para pararse en los detalles y disfrutar de la historia.

Qué ver y hacer en Torres del Río

La iglesia del Santo Sepulcro

En la villa de Torres del Río se esconde una de las iglesias más importantes del románico navarro del siglo XII. Su indiscutible originalidad viene de su estructura centralizada y adopta una mayor monumentalidad y sensibilidad arquitectónica que el resto de las construcciones de este estilo en toda la comunidad. Resulta una obra de las más interesantes de Navarra.

Destaca por su planta octogonal, en la que el lado del octógono se convierte en el módulo de toda la construcción, un gran trabajo de precisión. La iglesia del Santo Sepulcro ha sido restaurada en varias etapas, entre 1960 y 1964, y en 1993 con motivo del Año Santo Compostelano. Fue declarada Monumento del Histórico – Artístico en 1931. Sobran los motivos para visitarla y los peregrinos quedarán encantados cuando se decidan a hacerlo.