Camino Francés - Logroño

Información sobre Logroño

Logroño es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja y está situada en el Camino Francés. Esta ciudad bañada por el río Ebro tiene muchos encantos y merece una larga parada para conocer sus entresijos. Es un lugar para disfrutar, gracias a su cultura del vino, su gastronomía, su casco antiguo o el carácter de Primera Ciudad Comercial de España. Ideal para pasear, con un tamaño extenso pero manejable, y para deleitarse con todo el patrimonio que ofrece.

Qué ver y hacer en Logroño

La Concatedral de Santa María la Redonda

Es uno de los edificios más curiosos de Logroño. Esta concatedral se construyó durante el siglo XVI en el emplazamiento de una antigua iglesia románica, que era redonda (de ahí su nombre actual) aunque la concatedral no lo es. Tiene dos torres llamadas gemelas, aunque no tienen la misma altura, típicas de la arquitectura clásica riojana. Este templo está situado a pocos metros del río Ebro y en su interior se encuentra un cuadro atribuido a Miguel Ángel, El Calvario.

Concatedral de Santa María Redonda - Logroño

El Parque del Espolón

El Parque del Espolón se originó a principios del siglo XIX y es una de las zonas verdes más famosas de la ciudad. Aquí se encuentra la estatua ecuestre del general Baldomero Espartero y también la Concha del Espolón, uno de los lugares más habituales para los conciertos y festivales de la ciudad de La Rioja. En esta zona los habitantes se reúnen con motivo de las fiestas de San Mateo y realizan la ofrenda del primer mosto del año a la Virgen. Un lugar para pasear entre la belleza natural en medio de la ciudad.

Parque del Espolón - Logroño

Caladas de vino

El casco antiguo de Logroño está lleno de numerosos “calados”, como se denominan en La Rioja las bodegas que había bajo las casas. En un paseo por estos calados se pueden ver algunos de gran tamaño, como el de San Gregorio. Esta pertenece al siglo XVI y tiene una longitud de 30 metros y una bóveda de cañón. También destaca el calado del antiguo palacio de la familia Yanguas, hoy Centro de Cultura de La Rioja. En estas visitas podrás empaparte de la cultura más esencial de Logroño.

El puente de piedra de Logroño

El puente de piedra es un icono de Logroño. Tanto es así que en el escudo de la ciudad aparece este puente sobre el río Ebro junto a las tres torres de defensa. También se le conoce coloquialmente como el puente de San Juan de Ortega, en referencia a una capilla que se encontraba en uno de sus lados.

Puente de piedra - Logroño

El Museo Vivanco de la Cultura del Vino

Volviendo a la cultura del vino, de gran importancia en Logroño, merece la pena visitar este museo dedicado a ella. El Museo Vivanco de la Cultura del Vino ocupa una superficie de nada menos que 4.000 metros cuadrados e incluye 5 salas de exposición permanente. También cuenta con una sala de exposiciones temporales y el Jardín de Baco en el exterior. Aquí podrá ver una colección de vides con más de 220 variedades de todo el mundo.

Museo Vivanco de la Cultura del Vino - Logroño

El Parlamento

El Parlamento de La Rioja se encuentra en la calle Marqués de San Nicolás. Este edificio fue primero el antiguo Convento de la Merced, de hecho, aún conserva la fachada barroca del siglo XVII. También albergó la vivienda de la orden mercedaria, hasta la desamortización de Mendizábal en 1835. En su larga historia también se convirtió en una fábrica de tabaco antes de ser utilizada como parlamento.

Parlamento - Logroño

Iglesia Imperial de Santa María del Palacio

En Logroño también hay otros edificios religiosos de gran interés, como la iglesia imperial de Santa María de Palacio. Se encuentra en la calle Marqués de San Nicolás y es una construcción cuyos restos más antiguos fueron construidos entre los siglos XII y XIII. La aguja octogonal de la parte superior es muy característica de la vista panorámica que identifica a la ciudad.

Iglesia Imperial de Santa María de Palacio - Logroño

www.logroño.es

Mapa de Logroño