Sabemos que muchos de vosotros os veréis sumergidos en un mar de dudas a la hora de elegir la ruta del Camino de Santiago que vais a realizar… ¡cualquier camino parece el más bonito!

Y no es para menos, ya que todos ellos tienen un encanto especial. Alta montaña, verdes valles llenos de poblaciones rurales, costas escarpadas, playas paradisíacas, infinidad de elementos arquitectónicos y culturales… Y es que todo dependerá de los gustos y preferencias de cada peregrino.

En este artículo intentaremos desglosar los puntos fuertes de las principales rutas para ayudarte con el primer paso, elegir el mejor Camino de Santiago.

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver

El Camino Francés

Comenzamos por el clásico entre las rutas jacobeas, el Camino de Santiago Francés, que parte desde Roncesvalles y llega a Santiago de Compostela tras 799 km.

Con una variada combinación de regiones, paisajes, climas, patrimonio, gastronomía, arquitectura, etc., es la ruta más transitada en la Historia y en nuestros tiempos modernos. Ello hace que sea una ruta generosa en alojamiento, restauración, información y señalización, y en la que podrás encontrar muchos peregrinos como tú.

Al atravesar distintos paisajes, encontrarás altas montañas pero también amplias mesetas, con anchos ríos y pequeños riachuelos. Es apto para cualquier peregrino, aunque obviamente hay que tener en cuenta siempre las limitaciones de cada uno, pues si lo realizas entero estarás aproximadamente un mes caminando.

El Camino Francés más bonito y fácil

No obstante, siempre puedes hacer un tramo más corto, como por ejemplo los últimos 100 kilómetros desde la localidad de Sarria, que te ofrecerá bucólicos senderos sin grandes desniveles, que es lo que convierte este tramo en uno de los más bonitos y fáciles.

El Camino Portugués central

La principal de las rutas que vienen de Portugal, un camino histórico y que tiene el aliciente de caminar y disfrutar los paisajes y la cultura de nuestro país vecino.

Si bien en total son casi 650 los kilómetros que unen Lisboa con Santiago de Compostela, puedes recorrer también tramos más cortos, como por ejemplo el tramo desde Oporto o desde Tui, ya en España. De hecho, en esta última localidad comienza su parte más concurrida y mejor equipada en servicios, que corresponde con los últimos 100 kilómetros de esta ruta.

Es una ruta que no ofrece grandes desniveles ni pendientes, y la localización de los alojamientos permite planificar etapas cortas. Atravesarás continuamente pequeñas aldeas y núcleos urbanos, así como paisajes que te regalarán bellas panorámicas, atravesando grandes ríos como el Miño.

Sus temperaturas templadas animan a caminar y, una vez llegado el fin de etapa, descansar y disfrutar toda la enogastronomía que ofrece el norte de Portugal y el sur de Galicia.

El Camino Portugués por la costa

Se trata de una variante que discurre paralela a la costa atlántica gallega. Se une con el Camino Portugués central en la localidad de Redondela.

Son muchos los peregrinos que se acercan al Camino Portugués por la costa atraídos por la belleza de los paisajes marítimos y la tranquilidad de una ruta aún poco conocida. Durante el recorrido pasarás por increíbles pueblos costeros que te ofrecerán su mejor gastronomía, acantilados, playas, castros, montes y estuarios que te sorprenderán.

En general, es un tramo bastante accesible y fácil de caminar. No existen grandes desniveles, por lo que es ideal si te estás iniciando en el Camino de Santiago.

Al ser una ruta relativamente reciente, puede que la señalización en algunos puntos sea escasa o confusa. Te recomendamos llevar un mapa con el trazado para evitar perderte.

El Epílogo a Finisterre

El Camino a Finisterre es la única ruta jacobea en la que Santiago de Compostela es el inicio y no la meta. Es el camino más místico y espiritual, donde todo aquel que lo realiza queda maravillado por su naturaleza salvaje, su historia, sus leyendas, sus puestas de sol y los impresionantes paisajes de la Costa da Morte gallega.

Es una ruta relativamente fácil que recomendamos encarecidamente a todo peregrino que realice el Camino de Santiago, pues te llevará a los confines de la Tierra, donde podrás encontrar los dos “kilómetros 0” del Camino de Santiago, en Muxía y en Finisterre.

El Camino del Norte

Es la ruta más larga del Camino de Santiago, 820 km divididos en un total de 34 etapas, desde Hendaya hasta Arzúa, donde confluye con el Camino Francés hasta llegar a Santiago de Compostela.

Camino Bonito y facil

Se desarrolla en su gran mayoría siguiendo la costa del mar Cantábrico, pasando a través de zonas de montaña, valles y bosques que te dejan a los peregrinos maravillados por su belleza. No cabe duda de que es uno de los caminos más emocionantes y atractivos de todos los que existen.

Pero pese a su gran riqueza paisajística, el Camino del Norte también es uno de los más difíciles. Las etapas son largas, con grandes desniveles y pasos de montaña en los que tendrás que extremar la precaución.

Por otra parte, cuenta con menos infraestructuras, algo que para muchos peregrinos será aún más atrayente al caminar por paisajes prácticamente vírgenes y poco urbanizados. En definitiva, el Camino del Norte es completamente diferente a cualquier otra ruta del Camino de Santiago. Todo un reto que, te aseguramos, merecerá la pena.

El Camino Primitivo

El Camino Primitivo es la ruta más antigua de todas las que existen, un Camino poco masificado que sigue los pasos del primer peregrino, el rey Alfonso II el Casto, que peregrinó en el siglo IX desde Oviedo, inicio de este camino.

El principal atractivo del Camino Primitivo es su esplendor paisajístico y su gran riqueza etnográfica. Caminarás con total tranquilidad, pasando por pequeños pueblos y aldeas, enamorándote de la hospitalidad y sencillez de sus gentes.

Camino primitivo bonito

Es también, al igual que el Camino del Norte, una ruta mayor dificultad, no apta para aquellos peregrinos que se estén iniciando en el Camino de Santiago o personas que no estén demasiado acostumbradas a la actividad física.

Se caracteriza por etapas largas, con pendientes duras y pronunciadas, subidas y bajadas durante varios kilómetros, lo que muchos caminantes denominan rompepiernas. Todo un reto para el peregrino.

Esperamos que esta información te haya servido para hacerte una idea de las principales características de las rutas más populares del Camino y te animes a dar el primer paso para hacer el Camino de Santiago.

Diseña el Camino a tu medida
Comenzar