Pontedeume Camino Inglés

Información sobre Pontedeume

En las Rías Altas y a los pies del río Eume encontramos el precioso pueblo de Pontedeume, que cuenta con todos los requisitos para una visita inolvidable: montaña, río y mar. Con las Fragas do Eume como bandera y el Torreón de los Andrade como seña de identidad, esta villa ofrece un espectacular patrimonio histórico y natural digno de descubrir.

Qué ver y hacer en Pontedeume

Casco antiguo

El casco antiguo de Pontedeume está repleto de huellas del pasado que lo hacen fascinante y que envuelven al turista en un halo de misticismo. La marca imborrable de la familia Andrade y el esfuerzo del Arzobispo de Santiago, Bartolomé Rajoy y Losada, entre otros, han dejado en la villa una serie de monumentos y espacios de obligada visita. Dar una vuelta por el casco antiguo e impregnarse de toda esa historia es volver a la época dorada del pueblo.

Puente de Piedra

Si hay una construcción que resalta es el puente que da nombre a la villa. Reedificado en 1863, sustituyó a un antiguo puente gótico que mandó construir Fernán Pérez de Andrade «O Boo», junto a dos torres, una capilla y un hospital para peregrinos. Del puente gótico hoy en día solo podemos apreciar el Oso y el Jabalí que están guardados en el antiguo Convento de San Agustín y formaban parte de la decoración de los arcos.

Puente de Piedra Pontedeume

Torreón de los Andrade

Torre de 18 metros de alto y 11,50 de lado, hoy Oficina de Turismo y Centro de Interpretación de los Andrade, es el último resto del Pazo de los Andrade, que completaba el recinto amurallado de la Villa por su parte oeste, fue posiblemente construido por Fernán Pérez de Andrade «O Boo» a finales del siglo XIV.

Torreón Andrade Pontedeume

Convento de San Agustín

Fundado extramuros a la Villa por don Fernando de Andrade, en 1538, con el nombre de Sta. María de la Gracia, se cerró en 1835 a raíz de las leyes de desamortización. De la época de la fundación se conserva un ala del claustro renacentista, mientras que la hoy fachada principal es barroca, de la segunda mitad del siglo XVIII. Entre 1842 y 1848 funciona como cuartel y escuela. En 1848 es subastado y pasa a manos privadas, hasta que en la década de los ochenta del siglo XX es adquirido por la Villa, siendo convertida en Casa de la Cultura.

La iglesia, que no fue subastada, se demolió en 1867 para abrir la Avenida de Rajoy, mientras que la huerta fue adquirida en 1864 al particular que la había comprado, pasando a llamarse Alameda de Rajoy.

Muralla de Pontedeume

La muralla, con 9 torres y 5 puertas, se extendía por la ribera del mar, bordeaba el pazo, iba por las actuales calles de Picho y Tafona, y bajaba junto al convento de San Agustín, incluyendo la fuente dentro del recinto amurallado. Bordeando el atrio de la iglesia de Santiago, junto a lo que fue la puerta del Postigo, realizada en 1619, se conserva la base de la antigua muralla.

Iglesia Parroquial de Santiago

La capilla mayor con la sacristía vieja fue mandada construir por don Fernando de Andrade en el primer tercio del siglo XVI. Cubierta con bóveda estrellada, en ella, junto al Santiago sedente de granito policromado de finales del siglo XIV, destaca el retablo renacentista, realizado en 1530 y ampliado y dorado en 1564 por los inmediatos descendientes de don Fernando.

Iglesia Parroquial Santiago Pontedeume

Pazo del Arzobispo Rajoy

Fue mandado construir en la segunda mitad del siglo XVIII por el arzobispo eumés Bartolomé Rajoy y Losada (1690-1772), en lo que fue la casa de su padre, el boticario Nicolás Rajoy. En la fachada conviven elementos típicos de la escuela compostelana con otros nuevos, más clasicistas, de influencia francesa. Se compone de un bajo con soportales de gruesos pilares cajeados, dos pisos con balcones, recorridos por pilastras de orden gigante y un remate en peineta que contiene el escudo del Arzobispo.

Castillo de Andrade

Fuera del núcleo de la villa encontramos el Castillo de Andrade. Se alza sobre la Peña Leboreira, en la parroquia de Nogueirosa, dominando toda la desembocadura del río Eume y el nacimiento de la ría de Ares. Al encontrarse solo a 3 kilómetros en línea recta de Pontedeume, cuenta la leyenda de que existía un pasadizo secreto desde el castillo hasta el torreón de la villa, ya que el desnivel del terreno impide un camino directo.

La construcción del castillo de Andrade fue realizada entre 1369 y 1377 por orden de Fernando Pérez de Andrade «o Boo», sobre terrenos arrebatados a los monjes de Sobrado.

Castillo de Andrade Pontedeume

Fragas do Eume

A 10 minutos en coche de Pontedeume encontramos uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Dentro de sus 9.000 hectáreas de extensión viven menos de 500 personas, lo que da una idea del estado vírgen de estos exuberantes bosques que siguen el curso del río Eume.

La mejor forma de conocer estos bosques es a pie, sumergiéndonos en la naturaleza más profunda de Galicia a través de robles, chopos, fresnos, helechos, líquenes, ríos, fuentes y cascadas. Una vegetación tan tupida que apenas deja pasar los rayos del sol. Además guarda una extraordinaria sorpresa, el monasterio de Caaveiro, un antiguo cenobio escondido en el corazón del parque que cuenta con más de diez siglos de historia y unas vistas espectaculares a este lugar mágico.

Fragas do Eume Pontedeume

www.pontedeume.gal

Mapa de Pontedeume