Que llevar en la mochila al camino de Santiago es una de las dudas que todo peregrino principiante suele tener. Cómo saber si llevamos mucho equipaje, qué es lo imprescindible que no podemos dejar atrás o cómo saber si vamos bien preparados, son algunas de las cuestiones que vamos a ayudaros a responder en este post.

¡Ve sacando las cosas para encima de la cama que comenzamos!

Lo recomendable es siempre llevar una mochila de senderismo de nuestra talla, esto es: que se ajuste a nuestra estatura y a nuestra condición física. En nuestro post sobre la mochila en el camino, podrás encontrar todas las recomendaciones para hacerte con una mochila adecuada para ti. Por supuesto, esta mochila se hace obligatoria en el caso de que vayas a realizar el camino sin transporte de equipaje. En cambio, si eres de los que ha contratado un servicio de transporte de equipaje, podrás llevar tus cosas en una maleta si lo prefieres.

En caso de llevar tus cosas en una maleta, deberás llevar contigo una mochila pequeña para llevar durante la etapa. Así podrás llevar contigo todo lo necesario para el recorrido.

Consulta todos nuestros viajes
Ver

La “big” mochila: todo lo que necesitas llevar al camino de forma comprimida

Tu maleta debe construirse sobre tres bloques fundamentales: lo imprescindible, lo que no puedes olvidar bajo ningún concepto y lo que es recomendable.

• Lo imprescindible


Ropa

El tipo de ropa dependerá de la época del año en la que vayas a realizar el camino. En líneas generales necesitarás lo siguiente:

-Ropa interior: tanta como días dure tu camino y alguna a mayores por si acaso. Para las mujeres, recomendamos llevar sujetadores deportivos de bajo impacto, para ir más cómodas.

-Calcetines: tantos como días dure tu camino y algún par a mayores por si acaso. ¡Mejor si son especiales de senderismo para evitar rozaduras o antiampollas!

-2 pantalones: si es invierno pantalones largos de senderismo. Si es verano y hace buen tiempo, pantalones cortos de deporte. No obstante, es recomendable llevar siempre un par de pantalones largos o mallas por si acaso.

-Camisetas: técnicas de manga larga o corta. Aunque pesan poco y no abultan nada, con 3 o 4 será suficiente. Si es invierno lleva camisetas térmicas interiores. Recuerda la “técnica de la cebolla”.