La época del año es un factor muy importante a la hora de decidir cuándo realizar el Camino de Santiago, ya que influirá en la calidad de vuestro viaje y en la dificultad de las diferentes etapas. Por lo tanto es recomendable tenerlo siempre en cuenta a la hora de comenzar con los preparativos del viaje. La ruta elegida, la distribución de las etapas y la ropa o el tipo de calzado que debemos llevar en nuestro equipaje serán muy importantes. 

En este artículo te informamos de las características de cada época del año en relación al Camino de Santiago. Te ayudaremos a elegir tu fecha para que tengas la mejor experiencia. 

Va por temporadas

Temporada baja: Invierno

Esta época comprende aproximadamente desde el mes de noviembre a finales de febrero o principios de marzo, los meses más fríos de invierno. En esta época son frecuentes las lluvias, el viento y las heladas, incluso es posible que encuentres nieve en los tramos de más altitud, como en Roncesvalles o en O Cebreiro. Si te decides por esta época conviene dedicar tiempo a conocer la ruta que se va a realizar para evitar tener malas experiencias. 

invierno y nieve

La ausencia de peregrinos en estas fechas también influye en los servicios, ya que algunos establecimientos deciden echar el cierre en ésta época, por lo tanto debes iniciar cada etapa provisto de agua y comida para prevenirte en caso de que no encuentres lugares en los que descansar. 

No menos importante es la selección del equipaje: deberás utilizar prendas que soporten bien el frío, el viento y la lluvia así como calzado impermeable, preferiblemente ligeras para no cargar peso en exceso.

Pero también tiene su lado positivo, y es que disfrutarás de la ruta con una tranquilidad plena. Tendrás el Camino para ti sólo, la naturaleza en su lado más salvaje te brindará paisajes espectaculares. 

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver

Temporada media: Primavera y otoño

Corresponde a los meses restantes del año y es para muchos la época perfecta para realizar el Camino de Santiago. Las temperaturas suelen ser bastante suaves, intercalando días de sol con días nublados y precipitaciones. Te enamorarás del paisaje otoñal que se dibuja en los bosques gallegos y de los coloridos campos y senderos llenos de flores en primavera.  La aglomeración en esta época del año no suele ser un inconveniente para disfrutar de la experiencia. Conocerás gente maravillosa sin el agobiante traqueteo de peregrinos en toda la ruta, por lo que te será más fácil relajarte y desconectar. 

camino otoño

Temporada alta: Verano

Va desde mediados de mayo hasta mediados de septiembre. En época de verano las temperaturas suelen ser más calurosas, especialmente en zonas de la meseta castellana debido a la escasez de sombra en muchos tramos del camino. En cambio, en Asturias o Galicia no tendrás ese problema, ya que rara vez el calor llega a ser sofocante y contarás con abundante vegetación durante todo el trayecto, algo que aliviará la sensación de agobio. Un factor muy importante a tener en cuenta es la gran afluencia de peregrinos en estos meses. Los alojamientos pueden llegar al 100% de su ocupación por lo que es recomendable reservar alojamientos y demás servicios antes de comenzar tu viaje.

Si deseas evitar el aluvión de gente, te recomendamos evitar las rutas más populares, como el  último tramo del Camino Francés o el Portugués, puedes elegir otras rutas que, aunque menos demandadas son igual de espectaculares. 

En cuanto al equipaje, es recomendable usar ropa fresca y calzado transpirable, un buen protector solar para evitar quemaduras en la piel. No debes olvidarte del bañador, porque encontrarás lugares en los que darte un buen chapuzón para aliviar el cansancio.

camino verano

A tener en cuenta: 

Sabemos que no siempre es posible elegir la mejor época del año para realizar el Camino de Santiago. Tendremos que adaptarnos a nuestras circunstancias personales o vacaciones en el trabajo. Y para todos aquellos que se piensan lo de hacer el camino por no saber con quién dejar a su pequeño amigo perruno, también está la opción de hacer el Camino de Santiago con perro.

No obstante sea invierno o verano, lo más importante es que viajes bien informado, con una equipación adecuada y sobre todo muchas ganas de disfrutar al 100% de la experiencia. 

Consulta AQUÍ el tiempo en el camino de Santiago.

Diseña el Camino a tu medida
Comenzar