Hacer el Camino de Santiago en bicicleta no tiene nada que ver con los rodajes que podemos hacer habitualmente en nuestra localidad o las salidas con amigos algún fin de semana. La preparación física es muy importante y deberás seguir un entrenamiento específico para evitar que esta emocionante aventura se convierta en un suplicio. En este artículo te daremos las pautas básicas de entrenamiento para hacer el Camino de Santiago en bici.

Antes de entrenar, planificar

Como en todo viaje, hay que planificar. En este caso, peregrinar sobre dos ruedas, debes considerar distintas cosas. En primer lugar, como sabrás, si quieres conseguir la Compostela, deberás rodar los 200 últimos kilómetros de alguna ruta jacobea oficial. Con llegada a Santiago de Compostela tienes derecho a dicho certificado, y si llegas a Finisterre y/o Muxía, puedes conseguir la Finisterrana y/o la Muxiana. Para esto es necesario llevar la Credencial del peregrino, y si además quieres dormir en albergues públicos, disponer de ella es un requisito indispensable.