Seguro que muchos os habéis hecho esta pregunta ¿Qué razones tiene la gente para hacer el Camino de Santiago? ¿Por qué es una experiencia tan realizadora para todo aquel que lo hace?

Todos conocemos a alguien que ha realizado el Camino de Santiago y lo ha recomendado por activa y por pasiva a todos sus allegados. En este artículo intentaremos revelarte algunos secretos de esta singular experiencia, pero verdaderamente tendrás que animarte a descubrirlas por ti mismo y entenderás que todo lo que te han contado realmente se queda pequeño comparado con lo que has vivido.  

¿Estás preparado para conocer la MAGIA del Camino de Santiago?

Solicita tu presupuesto para el Camino de Santiago
Contactar

 El Camino te libera

liberación en el camino

El Camino te abraza y te libera, y esto es algo en lo que la mayor parte de los peregrinos coinciden. Todos comienzan su viaje con dos mochilas, una en la que guardan su ropa y sus objetos personales, y otra, mucho más pesada, llena de los problemas del día a día, preguntas sin respuesta, anhelos y sueños por cumplir… todas y cada una de las pequeñas cosas que, sin darnos cuenta vamos arrastrando a lo largo de los años y no nos dejan ser completamente felices.  

A medida que vas dejando kilómetros atrás en cada una de las etapas, también irán cayendo poco a poco muchas de esas “piedras” que te acompañan, dejarás de darle importancia a muchas cosas, caminando cada vez más ligero y libre de preocupaciones. 

Este es el poder sanador del Camino de Santiago.

 Crecimiento personal

crecimiento personal

Se dice que tú no haces el Camino, si no que el Camino te hace a ti. Aunque decidas hacer el viaje con tu familia o amigos, incluso aunque conozcas a mucha gente a lo largo de la ruta y hagas nuevas amistades, en realidad se trata de un viaje contigo mismo, un viaje de introspección en el que te re-descubres, recuperando toda tu energía y vitalidad. En nuestra vida cotidiana siempre estamos más pendientes de los demás que de nosotros mismos, y no acostumbramos a darnos el tiempo suficiente para conocernos. Pero a lo largo de los días tendrás mucho tiempo para pensar, para entablar conversaciones contigo mismo que quizás nunca antes te habrías planteado, por lo que te conocerás más y te desharás de todas esas barreras y límites que sólo estaban en tu mente, terminando el viaje completamente renovado.

 Naturaleza en estado puro

camino Francés

Las personas y la naturaleza siempre han estado íntimamente unidas, y es por eso que cuando necesitamos despejarnos y desconectar casi siempre recurrimos a ella, al campo, al mar, a la montaña.. ya que nos dan la paz y el sosiego que nos hacen falta en determinados momentos en los que nos sentimos sobrepasados. Imagínate caminar días y días atravesando valles, ríos, campos, bosques, montañas, todo tipo de paisajes, con la única preocupación de disfrutar de cada paso, respirar aire fresco y que el único ruido que escuches sea el de los pájaros. 

Además la variedad de paisaje y la naturaleza virgen de la superficie gallega hacen de cualquier viaje por Galicia un itinerario sorprendente. Te adentrarás en tierra de “meigas” y otros seres mitológicos, conociendo las  leyendas, misterios y profecías que forman parte de la cultura del pueblo gallego, dejándote seducir por su embrujo. ¿Necesitas más razones? ¡Sigue leyendo!

 Conocer gente nueva

amigos en el camino

Tanto si realizas el Camino de Santiago sólo como acompañado, estamos seguros que regresarás con la mochila cargada de nuevas amistades. Estás a punto de realizar uno de los viajes con más poder socializador que existen, ya que conecta a las personas sin razones de prejuicios ni estereotipos. 

Durante muchos días compartirás sendero con las mismas personas,  con caras que cada vez se te harán más familiares, con las que muy pronto irás intercambiando sonrisas, mesas, conversaciones, alojamientos, historias de la vida, dejarás fluir las emociones, te abrazarás con gente que nunca habrías pensado poder abrazarte, con gente que quizás hubieses tenido al lado en cualquier lugar y nunca hubieses reparado en ella. Y esa es la magia del Camino de Santiago, que saca lo mejor de las personas, sin importar géneros, edad, creencias ni nacionalidades. 

Ejercicio físico

caminando

Ésta quizás sea una de las razones principales por la que muchos peregrinos se animan a hacer el Camino de Santiago y lo que les lleva a descubrir el resto de beneficios que esconde la ruta. Pero al mismo tiempo también es uno de los grandes motivos por los que otros no se atreven a hacerlo; es frecuente pensar “no voy a ser capaz de caminar tantos kilómetros” o “no estoy suficientemente en forma” , pero créenos si te decimos que cada año realizan el camino todo tipo de personas, desde niños pequeños, personas muy mayores o personas con necesidades especiales, y lo finalizan sin problema.

Caminarás una media de 25 kilómetros diarios, con lugares de abastecimiento cada pocos kilómetros en los que puedes descansar y reponer fuerzas. También debes tener en cuenta que no existen normas establecidas, puedes diseñar la ruta adaptándola a tus necesidades, hay muchos caminos diferentes y siempre puedes realizarlo desde la distancia que consideres mejor para tu estado físico. 

Por lo tanto quitarse los miedos, los límites y los prejuicios es el primer paso para comenzar el que estamos seguros de que será uno de los mejores viajes de tu vida.

Y hasta aquí nuestras razones ¡Pero sólo te hemos contado una mínima parte de lo que supone hacer el Camino de Santiago! ¿Te animas a conocer el resto? 

¡Buen Camino amigos!

Todos los viajes para hacer el Camino de Santiago con tu perro
Ver