La “queimada” gallega, que literalmente significa “quemada”, es una bebida alcohólica basada en el aguardiente que, junto con otros ingredientes, es literalmente quemada y cocinada para ser consumida caliente. No obstante, antes de repartirla y beberla, ha de recitarse el conjuro que convierte esta simple bebida en todo un llamativo ritual. Vamos, es todo un espectáculo tradicional de Galicia a base de fuego, alcohol y poesía, típico en las fiestas y celebraciones. Seguramente te suene de algo, y en este artículo vamos a profundizar en su historia, ingredientes, preparación y significado.

Diseña el Camino a tu medida
Comenzar

Historia

En relación a sus orígenes, son un poco inciertos. Popularmente, y en función de sus componentes culturales, se le pueden atribuir distintos orígenes: céltico, por el elemento poético del conjuro; tal vez germánico, dado el gusto por la ebriedad colectiva y el gusto por alcoholes encendidos y calientes; quizás árabe, por el uso del azúcar y el aguardiente destilado. El catedrático de Prehistoria de la Universidad de Santiago de Compostela Carlos Alonso del Real ya considera estos elementos en un artículo de 1972 publicado en la revista “Grial”, pero afirma que hasta la introducción del alambique (de origen árabe) entre los siglos XII y XIII, así como del azúcar de caña (también de origen árabe), no existiría esta bebida. Así, el origen de la bebida sería, por lo menos bajomedieval.