Camino de Santiago para principiantes

El Camino de Santiago para Principiantes

Hacer una peregrinación puede parecer algo anticuado, dicho así, pero lo cierto es que una caminata es algo que nunca pasará de moda y por eso cada año son más de trescientos mil los peregrinos que visitan Santiago de Compostela, llegando desde cientos de países diferentes del mundo para hacer su propio Camino de Santiago para principiantes.

¿Por qué hacer el Camino de Santiago?

Un peregrino no tiene por qué buscar necesariamente el rezo en la catedral de Santiago -símbolo sin duda de la peregrinación-, sino que muchos hacen el viaje por el viaje, por la experiencia, por el acontecer del camino. Para algunos, es una excursión y una forma exótica de pasar unas vacaciones, mientras que para otros es una búsqueda de sí mismos, parte de un recorrido de espiritualidad.

Pero ¿Qué es lo que hace tan atractivo al Camino de Santiago? ¿Qué me voy a encontrar? ¿puede hacerlo cualquiera, o necesito una preparación física? Hay muchas rutas, ¿Cuál debo elegir? ¿Cuántos kilómetros hay que caminar? Sí, son muchas las preguntas que te estás haciendo, lo entendemos, a nosotros nos pasó exactamente lo mismo cuando nos planteamos hacer el camino, pero ¡no te preocupes! ¡Ponte las botas de montaña y calienta las piernas que nos vamos de peregrinación!

Equipo para principiantes

¿Por qué Santiago de Compostela para referirnos a Santiago Apóstol?

En la cripta de catedral de Santiago descansan los restos de Santiago Apóstol, discípulo de Jesús, quien, como cuentan las historias locales se presentó en el bosque frente a un ermitaño.

Desde aquello, Santiago se convirtió en una ciudad sagrada y son muchos los devotos que caminan hacia ella. Pero lo más curioso es que el Camino de Santiago no empezó a recorrerse por ese motivo, sino que ya mucho tiempo antes de Cristo, la gente hacía esa misma ruta pensando que podría indicarles el fin del mundo, por su forma de Vía Láctea.

Seguramente, en el Camino de Santiago no te encuentres con el fin del mundo, ni con la luz del propio Santiago ni con ninguna música que te lleve hacia él en los bosques, pero lo que sí encontrarás en el camino es lo que vayas buscando. ¿Buscas paz, experiencia, retos? ¿Buscas encontrarte a ti mismo, conocer a los locales o simplemente alejarte un poco de la rutina y de la congestión tecnológica? ¿Qué quieres tú de TÚ Camino de Santiago?

Caminos muy transitados

¿Dónde empieza el Camino de Santiago? ¿Qué ruta tomar si soy principiante?

Antiguamente la ruta simplemente comenzaba en la puerta de tu casa. Hacías la mochila, te ponías las botas de montaña y ¡a caminar! Hasta dar con el sendero más cercano. Así de simple (o de complicado).

Ahora contamos con 7 rutas oficiales, así que puedes elegir entre las 7 tu punto de partida. El Camino Francés es el más popular para principiantes, que comienza en Saint Jean Pied de Port en los Pirineos y está a 769 km. Elegir la ruta adecuada dependerá de muchos factores, pero principalmente el tiempo que puedas destinar a hacer el camino. ¿Tienes un mes? ¿2? ¿15 días? ¿Cuánto puedes caminar cada día?

Durante todo el camino, siempre que te mantengas por las sendas oficiales, podrás ir observando las famosas vieiras que te indican que vas por el buen camino. Es una señal imprescindible para principiantes.

¿Cuántos kilómetros hay que caminar en el Camino de Santiago? – Así es un día en el Camino

Para que te hagas una idea, en un día de Camino, lo normal es caminar unos 20 o 25 km. Deberías comenzar a andar antes de que salga el sol, así que madrugar es una de las obligaciones del camino para que cuando el sol apriete te hayas garantizado ya una gran parte del recorrido hecho. Esto es algo que los veteranos tienen bien aprendido y que tú como principiante, deberás tener muy en cuenta.

No es fácil caminar con el macuto a cuestas con el sol pegándote en la cara, te lo aseguro. No te preocupes si no eres muy madrugador, esa es parte de la magia del camino. Uno hace cosas que no suele hacer en su rutina, en su día a día y esas cosas que te sacan de tu zona de confort son las que hacen que el Camino de Santiago sea una experiencia tan especial.

Si arrancas a caminar a las 7 de la mañana más o menos, probablemente a eso de las 12 ya hayas logrado tu objetivo y puedas relajarte el resto del día. Es importante descansar y mimar nuestros pies durante el camino. Te recomiendo que hagas baños a tus pies y los cuides con esmero, que duermas bien, comas bien y te relajes para que tengas las fuerzas necesarias para cumplir con tu objetivo. El Camino de Santiago no es un sprint, así que no quieras acabarlo rápido, es más como una carrera de fondo. Así que, sin prisa, pero sin pausa, disfruta y saborea cada momento.

Los peregrinos más tradicionales siguen alojándose en abadías o monasterios, como se hizo toda la vida. Lo cierto es que es súper económico. Pero también puedes irte alojando en posadas, hostales o donde prefieras. Lo que sí te recomiendo es que te asegures de que sean sitios donde poder descansar bien para garantizar el disfrute y una fantástica experiencia.

Vistas de la Catedral de Santiago

¿Cómo funciona la credencial? La tradición del Camino

Para que tu Camino de Santiago sea 100% oficial debes tener tu credencial de peregrino que te identificará como tal durante todo el recorrido facilitándote el acceso a alojamientos y menús con precios especiales, etc. Además, en este documento podrás ir recolectando los sellos que certifican tus logros durante el camino. Finalmente, es el requisito para conseguir la Compostela cuando llegues a Santiago, que es la certificación de que realizaste el camino.

 

Esperamos haberte ayudado con estas pequeñas recomendaciones para principiantes. ¡[email protected] veteranos! os animamos a compartir con nosotros algún consejo útil. ¡Ah, y para los principiantes en «perregrinaje» toda la info aquí!

¡Ultreia et suseia!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *