La Muxiana y la Fisterrana • ¿Cómo obtenerlas?

El camino a Fisterra o a Muxía, es una de las rutas jacobeas más peculiares que existe. ¿A qué se debe esta singularidad? Pues bien, al contrario que el resto de caminos, su único origen lo tiene en Santiago de Compostela. Si ya el Camino de Santiago está lleno de leyendas y magia, esta ruta atrajo a millones de peregrinos que continuaban su ruta hasta el cabo. Allí, según se cuenta, fueron los discípulos de Santiago en busca de la autorización de un legado romano para enterrar al apóstol en el caso de Fisterra. Muxía también tiene un gran simbolismo y vinculación con respecto al camino. Una de las leyendas que se cuentan es la de que la Virgen María llegó a este lugar en una barca de piedra para dar ánimos al Apóstol en su predicación.

Llegar a la Plaza del Obradoiro, ver la Catedral tras haber recorrido el Camino, además tener como recompensa la satisfacción y la superación personal, tenemos la Compostela. Este famoso documento es conocido por todos los peregrinos que se embarcan en esta aventura. Tras haber completado un mínimo de cien kilómetros del camino desde diversos puntos de origen y haber sellado nuestras credencial.

Ver PRECIOS Camino Santiago

La Compostela, un certificado que acredita que hemos recorrido al menos los últimos 100 kilómetros hasta llegar a Santiago. Pero existen otras dos certificaciones, que aunque sean menos conocidas, cada vez más y más peregrinos son atraídos a recorrer este camino hacia Fisterra o más allá a Muxía. En estos dos enclaves podremos recoger los dos certificados que existen además de la Compostela, la Fisterrana y la Muxiana.

LA FISTERRANA

Este documento fue creado y se expide por el Ayuntamiento de Fisterra desde 1997. Va dirigido a aquellos peregrinos que hacían y hacen el recorrido a Santiago de Compostela y deciden prolongarlo hasta el conocido Fin Del Mundo. Para conseguirla es necesario tener la Credencial del Peregrino en la que de igual manera que en el camino de Santiago deberemos sellar ya sea en albergues, parroquias, iglesias o en cualquier lugar representativo del Camino. La Credencial la podemos obtener sin ningún problema en Santiago de Compostela, en la oficina del Peregrino, en el caso de empezar el Camino y no prolongar el de Santiago. A nuestra llegada a Fisterra podremos recoger nuestras Fisterrana en el  «Albergue de Fisterra». Cada día más y más peregrinos deciden finalizar su Camino en este lugar.

Restan 89 kilómetros de Santiago de Compostela hasta Fisterra. Lo más normal y lo que casi todos los peregrinos deciden hacer es dividir este recorrido en cuatro etapas. Al igual que durante el Camino de Santiago, el recorrido desde la salida hasta la llegada está perfectamente señalizado con flechas amarillas y mojones.

LA MUXIANA

En el año 2002, este documento se expidió en la Casa da Cultura de Muxía, prolongando el Camino de Santiago hacia el fin de la tierra. El objetivo de crear esta certificación fue el de regular la asistencia de peregrinos en los albergues. Al igual que la Fisterrana, para obtener la Muxiana es necesario portar y presentar la Credencial Del Peregrino sellada durante el trayecto que pasa por Negreira, Olveiroa, Fisterra o Lires.A diferencia de la Compostela, la entrega del certificado se hace indistintamente del motivo por el que se ha peregrinado.

Pese a que este documento es relativamente reciente, el tramo de prolongación del Camino de Santiago ya sea a Fisterra o a Muxía, tiene ya una larga historia de peregrinación.

La significación jacobea de este enclave y su introducción como uno de los Caminos viene de la leyenda que cuenta que la Virgen María recaló en un barco de piedra (Santuario de la Barca) con el fin de animar al Apóstol en su predicación. Según los datos que recogidos durante el paso del tiempo, esta ruta tuvo sus comienzos en el medievo.

A día de hoy no podemos considerar que sólo sea una prolongación del Camino de Santiago. Una ruta que está más viva que nunca, una experiencia obligada tras abrazar al Apóstol Santiago.

DIFERENCIAS ENTRE COMPOSTELA, MUXIANA Y FISTERRANA

Hemos hablado de la famosa Compostela, de la Fisterrana y de la Muxiana, tres documentos acreditativos de nuestra peregrinación y llegada al lugar, pero ¿en qué se diferencian? La única diferencia hay entre estos tres documentos es que la Compostela  es entregada por el Cabildo de la Catedral de Santiago de Compostela, mientras los otros son otorgados por las alcaldías de ambas localidades, de Fisterra y de Muxía.

Cada día más y más peregrinos deciden tras su llegada a Santiago de Compostela conocer este fin del Mundo. No tienen ninguna duda, se ponen en marcha 4 o 5 días más, haciendo un gran esfuerzo y superando cada etapa al grito de ¡Ultreia! (“¡Vamos más allá!”) para después clamar Et suseia!  (“¡Y vamos más arriba!”). Fisterra y Muxía le esperan.

 

Si has decidido tras leer este artículo realizar el Camino de Fisterra y Muxía, no te lo pienses más. Tanto si has hecho el Camino de Santiago, lo quieras prolongar o simplemente quieres partir desde la Catedral para llegar al Fin del Mundo, nosotros te lo organizamos, no tendrás que preocuparte por nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *