Seguro que todos los papás y mamás [email protected] y amantes de la naturaleza, os habéis preguntado alguna vez si sería posible realizar el Camino de Santiago con niños. ¡La respuesta es un sí rotundo! Realizar el Camino de Santiago con los más peques de la casa, tiene un montón de beneficios para [email protected]

En las siguientes líneas os contamos todo lo que debéis tener en cuenta para llevar a cabo esta aventura. ¡Tomad nota papás y mamás!

Una experiencia enriquecedora para los más peques

Realizar el Camino de Santiago con niños es una experiencia enriquecedora para [email protected] Pero sin duda, los más beneficiados de la aventura son los más pequeñ@s. A pesar de que no existe una edad mínima para realizar el Camino, si los niñ@s tienen 3 años o más, ¡mejor que mejor! Ya que podrán ser conscientes del entorno y disfrutar mucho más de la experiencia. Además, a partir de esa edad los niñ@s están en una fase de descubrimiento e interacción con el entorno que les rodea, por lo que las actividades que les permiten ampliar los contactos con el mundo son muy positivas para su desarrollo personal.

El hecho de caminar juntos fomentará la interacción y reforzará los lazos familiares. Todos somos conscientes de que en el día a día, debido al trabajo y a multitud de obligaciones, no siempre pasamos todo el tiempo que nos gustaría con nuestros hijos. Precisamente por esto, experiencias como el Camino son muy positivas para la familia. Esta aventura os permitirá reconectar con los niñ@s y formar parte de su aprendizaje de una forma muy activa.

Aprender divirtiéndose

Dos niños caminando con sus bastones
Las experiencias como el Camino, enseñan a los niñ@s muchas cosas. Además de conocimientos teóricos y prácticos sobre historia, patrimonio o naturaleza y medioambiente; los niñ@s aprenden valores como la solidaridad, el respeto, la convivencia, el esfuerzo, o la equidad. Esta educación moral desde el ámbito familiar es muy importante para su desarrollo y formación personal.

La interacción con los demás

Otra de las potencialidades del Camino es que permite a los niñ@s interactuar con otros y hacer amigos con los que caminar y jugar. Si para los adultos, las relaciones personales que se generan durante el Camino son increíbles e intensas, ¡imaginad cómo son para los niñ@s!

¡Parece que ya os hemos dado unas cuantas buenas razones para que os animéis a realizar el Camino con niñ@s! Así que ahora vamos a contaros todo lo que nece