Hacer el camino de Santiago con niños

camino de santiago con niños

¿Alguna vez has pensado realizar el Camino de Santiago en familia? Si es así puede que no llegue a hacerlo realidad por las dudas que te pueden surgir como por ejemplo si los niños aguantarán, si es peligroso, si se aburrirán, etc. Pero tranquilos, nosotros te sacaremos de dudas y verás cómo es posible.

Tras años de experiencia y con la opinión de nuestros clientes, podemos asegurar que realizar esta peregrinación a Santiago con niños es una verdadera aventura familiar llena de sentimientos y valores que nos marcarán un punto importante de nuestra vida. Una oportunidad para reflexionar, encontrarnos a uno mismo, conocer en profundidad a nuestros hijos y crear un vínculo especial en un momento de renovación de nuestra vida. Les aseguramos que esta experiencia es uno de los mejores regalos que nos podemos hacer a nosotros y a nuestros hijos. Además nosotros le ayudaremos a organizar su camino de Santiago en Familia para que no deba preocuparse por nada, nosotros lo hacemos posible.

PLANIFICA TU CAMINO

Si organizar el camino de Santiago para una persona adulta no es fácil, está claro que realizarlo con niños mucho menos. La ruta nos puede parecer bastante dura y pesada como para realizarla con los más peques de la casa. La realidad es que tanto el grado de dureza como la distancia la podemos adaptar a cada tipo de persona.

Tenemos que tener en cuenta varios criterios para decidir qué tipo de Camino elegiremos para disfrutar de esta aventura en las vacaciones en familia.

¿Qué edad es la mínima recomendada?

Tras nuestra experiencia tras años y años organizando El Camino de Santiago y corroborado con la asociación El Camino de Santiago en Familia, aconsejamos que la edad mínima de los niños para hacer el camino a pie sea de 3 años. En el caso de querer realizar el Camino con niños de menos de tres años siempre podremos realizarlo contando con una forma física y aguante medio-alto, puesto que deberemos llevarlos en un carrito de montaña. Nos servirá de gran ayuda cuando el niño se canse o está con sueño.

¿Qué camino escoger?

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de iniciarnos en esta aventura familiar es escoger la ruta jacobea más adecuada. Son muchos los factores que influyen en esta elección como por ejemplo la capacidad física de los niños, los servicios que nos encontraremos en cada etapa, la extensión de cada una de ellas, e incluso la capacidad de que nosotros mismos para llevar el carro o el suplemento que elijamos para los más peques.

El Camino Francés desde Sarria es el más recomendado porque cuenta con mayores infraestructuras. Su trazado tiene perfiles mucho más suaves y cómodos, es bastante factible llevar un carro de niño en el caso de que fuese necesario. Este recorrido es aconsejable realizarlo si es con niños en periodo estival aunque tenemos que tener cuidado pues que la exposición al sol para ellos puede ser prolongada.

¿Cuál debe ser la distancia máxima en cada etapa?

El recorrido en cada etapa debe ser directamente proporcional a la edad del niño y su capacidad o en el caso de portar una silleta o un carrito de nuestra capacidad para recorrer el Camino. Tenemos que tener en cuenta además que si es muy pequeño aunque vaya en el carrito también se puede cansar por lo que procuraremos que las etapas oscilen entre 15 y 20 kilómetros.

La mayoría de las familias optan por recorrer los últimos 100 kilómetros de este camino, tanto si es por iniciarse con el camino, por disponibilidad de tiempo o por ir calentando motores y entrenarse para otro año repetir con una distancia aumentada.

¿Qué deben llevar en la mochila?

Esta pregunta también nos la haremos para nosotros mismos pero debemos tener en cuenta que la mayor parte de equipaje la llevaremos nosotros. Si el niño está preparado y su edad se lo permite llevará su propia mochila con lo básico, cuanto menos mejor. Básicamente deberán de meter en la mochila el saco de dormir, la ropa que utilicen y los accesorios del niño, pero ojo, lo más seguro que cargues tú con el mayor peso. Recuerda que existen empresas en las que podemos contratar el servicio de transporte de equipaje. La opción de contratar el viaje por agencia también es muy socorrida en este caso y se olvidará de esta problemática. Por ejemplo desde Viajes Camino de Santiago ofertamos recorrer con tu familia los 100 últimos kilómetros del Camino de Santiago. Nos encargaremos de alojamientos, trazado de etapas adecuado a niños así como el servicio de transporte de equipaje de una etapa a otra.

 ¿Cuántos niños es recomendable llevar?

Obviamente queremos llevarnos a todos nuestros hijos a realizar el camino de Santiago si hemos decidido tomar estas vacaciones en familia. Por supuesto, la respuesta a cuántos niños son aconsejables llevar es que cuantos más mejor. Los niños disfrutarán más del recorrido rodeados de otros niños, puesto que les gusta tener con quien jugar, con quien hablar y ni se darán cuenta de que están andando un recorrido para ellos largo. Muchas familias optan por juntarse para disfrutar de esta experiencia y que sus hijos aprender a convivir con otros y con el entorno. Es un camino también de aprendizaje para ellos.

En el caso de llevar a niños más pequeños que requieran de carritos o no puedan desenvolverse por ellos mismos, dependerá de quienes tengan la responsabilidad de estar con ellos. No ponga un número límite, piense únicamente en la experiencia que vivirá.

¿El niño debe tener alguna preparación para realizar el camino?

De igual manera que un adulto, los niños también deben prepararse para afrontar dicho camino. Es aconsejable realizar excursiones con ellos unos dos o tres meses antes de embarcarse como peregrinos. Debemos hacerlas por terrenos similares así como ir aumentando poco a poco las distancias a recorrer. De esta forma podrás mentalizar y preparar a los niños así como poner a prueba su resistencia. El camino será pan comido para ellos.

El realizar excursiones con ellos como parte del entrenamiento nos servirá a nosotros mismos y a ellos para dar rodaje al calzado que queramos llevar en la ruta. Evitaremos posibles ampollas o rozaduras que nos puedan hacer tener una mala experiencia. Si el niño quiere llevar su propia mochila también sería conveniente que la llevara en estas excursiones.

¿Dónde es mejor alojarse con los niños?

Cuando los niños son aún muy pequeños, o incluso si estos tienen problema para dormir la mejor opción es la de alojarnos en pensiones, hostales u hoteles en cada etapa. Esto evitará que haya problemas de descanso tanto para nosotros, ellos y para el resto de hospedados. Sin embargo si los niños son algo mayores lo mejor es que duerman en albergues. Esto permitirá que vivan una experiencia única y aprendan a convivir con más gente.

MOTIVA A LOS NIÑOS Y CELEBRA CADA ETAPA QUE TERMINEN

Esta experiencia de seguro despertará la curiosidad en los más pequeños de las casa. Pero previamente debemos contarles unos meses antes la historia del Camino así como explicarles en qué consiste de una manera diferente. Esto hará que día tras día se vayan motivando y no vean las vacaciones o este senderismo como algo obligatorio y aburrido. Cuéntales datos curiosos, cosas que podrán hacer o descubrir, etc. Un aliciente para ellos, puede que el más motivador es contarles que debemos sellar la credencial ya que al final tendremos nuestro premio, la Compostela. Esto les despertará curiosidad y podrán marcarse un objetivo, como en un juego.

Durante el camino también deberemos motivarles, enseñarles y celebrar cada etapa o kilómetros que recorrer, para ellos es muy importante. Un detalle importante, hay que ser flexibles con ellos. Obviamente no pueden seguir el ritmo de un adulto. Déjalos que curioseen, que se paren, que miren y que jueguen.

CAMINO DE SANTIAGO CON UN BEBÉ. UN PEQUEÑO PEREGRINO SOBRE RUEDAS

Ante la problemática de llevar a un niño que todavía ni anda o que tiene que ser transportado por nosotros durante el Camino de Santiago se nos presentan dos retos, pero son totalmente asumibles y superados.

Para poder llevar al niño podéis utilizar una mochila portabebés, un carrito todo terreno o una mochila carretilla. Ante esto tenemos que tener en cuenta varios factores.

El primero es relacionado con el peso del niño si optamos por la mochila. La persona que porte al niño a cuestas no debería cargar con más peso mientras la otra persona debería cargar con las cosas de todos. Resulta muy complicado hacer el reparto de carga adecuadamente. En este caso no presentarían demasiados inconvenientes las irregularidades del terreno.

La opción de utilizar este tipo de carros todo terreno aunque puede parecer la más adecuada, y es la que aconsejamos, presenta más ventajas que inconvenientes. Por ejemplo, en cuestión de peso y la portabilidad de equipaje además de proteger a nuestro hijo de la lluvia, el frío o el calor. Mejor que sea de cuatro ruedas para ganar estabilidad. Los de tres ruedas maniobran mejor pero no me convencen mucho.

Las ruedas tienen que ser bastante grandes y anchas. El niño y sus cosas pueden ir perfectamente en el carrito. El problema es afrontar las irregularidades del terreno ya que el carrito NO puede sortear fácilmente todo tipo de accidentes geográficos que salgan al paso. Puede ser que en algún lugar en concreto tengáis que empujar los dos, izarlo para subir un escalón o similares. Evidentemente ambos debéis llevar mochilas para transportar vuestras cosas.

La mochila carretilla solo sería interesante para transportar carga. El niño mejor que vaya en una mochila porta bebes. En este caso se puede llevar más carga con menos esfuerzo. Es muy necesario acostumbrarse a utilizarla bien.

Cualquiera de estas opciones tiene sus ventajas e inconvenientes, pero el mayor reto de todos se concentra en la carga de equipaje. Sea cual sea el transporte elegido si quieres mayor movilidad y más facilidad a la hora de realizar el Camino, la opción de contratar un servicio de transporte de equipaje o encontrarlo incluido en el viaje si lo ha contratado por agencia, es la mejor.

Si decides tomarte unas vacaciones diferentes con tu familia y no preocuparte de nada, puedes recurrir a nuestro Camino Francés en Familia. Este programa está enfocado a los niños, podrá realizar el Camino de Santiago con ellos sin tener que preocuparse por nada, sólo disfrutar.

¿Estás preparado para aventurarte con los más peques de la casa?

 

Si has recorrido el Camino con tus hijos , ¡cuéntanos!

Hacer el camino de Santiago con niños

4.8 (96.67%) 6 votes

2 thoughts on “Hacer el camino de Santiago con niños

    • CaminoSantiago says:

      Hola Blanca, claro que sí, el camino es una experiencia única y el que lo hace una vez quiere repetir siempre! Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *