Camino Finisterre

Mapa del Camino a Finisterre

A Pie: 4 Etapas / 120 km

Todo lo que debes saber sobre el Camino a Finisterre y Muxía

Prepárate para descubrir el Camino a Finisterre, el Camino al fin del Mundo, kilómetro cero de todos los Caminos de Santiago. Un lugar en el que los celtas daban culto al sol con misteriosos rituales y sacrificios. Pero que mucho tiempo después peregrinos llegados de todas partes del mundo siguen acudiendo para purificarse y quemar sus prendas. 

Este Camino se popularizó en los últimos años, ya que cada vez más caminantes se ven atraídos por la bravura del océano y su espectacular puesta de sol, considerada una de las más bonitas del mundo.

Puesta de sol en el Camino a Finisterre

 

Breve historia del Camino a Finisterre 

Su historia comienza hace muchos siglos, cuando los romanos vivían convencidos de que la tierra era plana, una especie de plancha sólida que flotaba sobre un océano misterioso y enigmático, el llamado Mare Tenebrosum.  Finisterre, o Finis Terrae, era considerado el último lugar de la Tierra.

El Ara Solis

Pero este Camino ya fue considerado un lugar de peregrinaje para los celtas, que lo eligieron como un importante lugar de culto al sol, el Ara Solis. Aquí el astro rey era visto por última vez cada día, dando comienzo al gran misterio, el mundo de los muertos o la isla de la eterna juventud. 

Cristianización

Por lo tanto la ruta nació como un camino pagano que nada tenía que ver con el cristianismo. Sin embargo, con el descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago y la cristianización de la península, no tardó en incorporarse a la red de caminos que frecuentaban los peregrinos que se dirigían a Compostela. Tras la consolidación del Camino de Santiago en la Edad Media cada vez eran más los peregrinos que decidían continuar su recorrido hasta Finisterre, en busca del misticismo sobrenatural que rodeaba A Costa da Morte.   

Pero el cristianismo también forma parte de la historia del Camino a Finisterre. Se cuenta que el propio apóstol destruyó el altar del Ara Solis en su peregrinación por la península, construyendo en su lugar la ermita de  San Guillermo, actualmente desaparecida. 

El Códice Calixtino también recoge que los restos del apóstol fueron trasladados a Duio, un pueblo cercano a Finisterre, para solicitar el consentimiento del rey y poder enterrarlos.  Según la leyenda, el paso de los discípulos del apóstol por este lugar fue una trampa que la reina Lupa diseñó para evitar que el santo fuese enterrado en Galicia. 

Al igual que el resto de Caminos de Santiago, el Camino a Finisterre experimentó un gran desarrollo en la Edad Media. Sin embargo, también registró un importante declive a partir del siglo XVI. 

A partir del siglo XX, las administraciones, asociaciones y entidades comarcales pusieron de nuevo en valor el Camino a Finisterre. Realizaron importantes tareas de difusión y promoción y crearon certificados de peregrinación propios, como la Fisterrana y Muxiana, que acreditan al peregrino la realización de la ruta. 

Señalización del Camino a Finisterre  

La señalización del Camino a Finisterre es perfecta en toda la ruta. Encontraréis cada pocos kilómetros el típico mojón kilométrico así como la flecha amarilla en el suelo, postes de electricidad o en las esquinas.  La división del Camino entre Muxía y Finisterre también está perfectamente señalizada con mojones kilométricos en ambos sentidos. 

Como en casi todas las rutas, hay que tener especial cuidado con las señales. Ya que es frecuente que los lugares de alojamiento y restauración intenten atraer a los peregrinos colocando flechas y carteles no oficiales para guiar a los peregrinos hacia sus establecimientos. 

Etapas del Camino a Finisterre 

Como ya sabrás, el Camino a Finisterre es el único de los Caminos que tiene como punto de partida Santiago de Compostela. Lo habitual es que los peregrinos que terminan cualquiera de las rutas jacobeas en Santiago, decidan prolongar su viaje más allá de la Catedral.

Existen varias rutas para llegar a Finisterre, la más popular cuenta con 99 km desde Santiago a Finisterre y se puede realizar en apenas cinco días. En caso de disponer de más tiempo recomendamos alargar un poco más la ruta y hacer el Camino de Finisterre y Muxía, visitando el famoso santuario de Nosa Señora da Barca.

Santuario Virxe da Barca en Muxia

En cuanto a su dificultad, se trata de una ruta bastante tranquila y sin grandes desniveles. Encontrarás pueblos muy interesantes, como Ponte Maceira, catalogado como uno de los Pueblos Más Bonitos de España. Pasarás por pintorescas aldeas rurales, pazos, cruceiros e innumerables hórreos. La lluvia se convertirá en tu compañera de viaje y terminarás enamorándote de las mañanas de bruma caminando entre los frondosos bosques atlánticos.

Viajes

Desde Santiago a Finisterre

Camino Finisterre desde Santiago a Finisterra

5 noches de alojamiento
Transporte de equipaje
Seguro de viajes

Desde Santiago a Muxía

Camino Finisterre desde Santiago a Muxía (90km)

6 noches de alojamiento
Transporte de equipaje
Seguro de viajes

Servicios incluidos

TRANSPORTES DE EQUIPAJE DE UNA ETAPA A OTRA

Transporte de equipaje

CREDENCIAL DEL PEREGRINO

Servicio de credencial a medida

DOCUMENTACIÓN

Icono de Agenda

ALOJAMIENTO

servicio alojamiento camino de santiago

SEGURO DE ASISTENCIA EN VIAJES EN ESPAÑA

Servicio Seguro

ASISTENCIA TELEFÓNICA 24H

Icono de Teléfono