¿Cuánto cuesta hacer el Camino de Santiago?

Conviene señalar que la experiencia vital que aporta el Camino de Santiago es impagable. No obstante, por muy bonitos que sean los paisajes y las nuevas experiencias que vivamos en él, es evidente que no podemos censurar el afán de conocer cuánto puede costar hacer el Camino. Todos tenemos que pagar facturas y el aspecto económico es siempre fundamental a la hora de escoger entre un destino u otro.

Sin embargo, la enorme suerte que tenemos los peregrinos es que realizar el Camino es muy barato en comparación con otro tipo de vacaciones como, por ejemplo, visitar ciudades extranjeras o ir a la playa dentro de España. Por ello, como vas a ver a continuación realizar este recorrido es, en términos económicos, una de las opciones más competitivas que existen en el mercado turístico en la actualidad. Seguro que te interesa: ¿Qué camino de Santiago elegir?

Ver PRECIOS Camino Santiago

 

El presupuesto base: los parámetros que hay que tener en cuenta

A la hora de calcular cuánto va a costar realizar el recorrido hay que tener en cuenta muchos factores, no obstante, podríamos decir que son tres los principales:

El número de días: al igual que en todo tipo de vacaciones el número de días es fundamental para poder conocer cuanto nos vamos a gastar. Cuantos más días queramos pasar más nos costara el viaje.

La calidad de la alimentación: es el aspecto menos conocido quizás, pero se configura como uno de los más importantes. Una buena alimentación es fundamental para aguantar bien el recorrido. No es bueno que tires de bocadillos todos los días.

– El tipo de establecimiento en el que quieres alojarte: evidentemente, un hostal o albergue siempre serán más baratos que un hotel. No obstante, hay que tener en cuenta que, normalmente, la calidad de los hoteles así como un buen descanso se pagan más caro.

Ahora pasaremos a analizar cuánto puede llegar a costar cada cosa y a explicarte que es lo que más te conviene en función de tu presupuesto.

 

Si eres estudiante/joven

Si eres una persona que se mueve en la veintena, lo más importante para ti es (a no ser que tengas suerte y tengas más dinero del que maneja habitualmente un joven) ahorrar todo lo que puedas, pero sin perder calidad en la experiencia. Por ello, lo mejor es que utilices la red de albergues existentes. Señalar que existen albergues tanto públicos como privados.

Ambos tipos son muy baratos, por lo que por menos de 10 euros la noche puedes encontrar alojamiento. Por ello, si quieres hacer el Camino más largo que existe (el Francés) tan solo gastarás en alojamiento entre 250 y 300 euros. Si te fijas, eso es lo que pagas por 4 días en un apartamento medio decente en la playa.

Respecto a la comida, conviene señalar que no hay que escatimar en gastos, ya que en el recorrido consumimos mucha energía. No obstante, decir que por unos 15 euros puedes pasar perfectamente el día. Eso sí, siempre dependerá de la zona en la que te estés moviendo y el nivel de precios de la misma.

Respecto a la duración del viaje, si eres joven apostamos por las distancias largas, ya que lo más seguro es que si lo quieres repetir más mayor no estés para tantos trotes (por ejemplo, si haces el Camino de Santiago con tus hijos estos no pueden andar tanto tiempo al día).

 

Si eres una persona adulta sin niños

Si no tienes niños a tu cargo tienes una movilidad mayor y un mayor ámbito de decisión que quien si los tiene. Por este motivo, puedes optar por ir “a lo joven” o  con mayores comodidades. La principal diferencia entre estos estilos suele ser, por norma general, el alojamiento.

Siendo adulto lo más seguro es que no quieras ir a un albergue (o quizás sí, la edad solo es un número) y prefieras acudir a la comodidad de un hotel o de una pensión. El problema es que esta opción es algo más cara. Por ello, si lo que buscas es comodidad y ahorro te recomendamos que hagas uso de nuestros packs hoteleros.

Respecto a la comida, la mejor opción es un desayuno ligero (para que el cuerpo no se note demasiado pesado) y una comida de verdad, es decir, de menú. La cena se puede pasar perfectamente con una bocadillo. Esto os costará unos 20 euros aproximadamente por persona y día.

Para una persona que se mueve en estas edades, con posibilidad de optar luego por disfrutar de otro tipo de vacaciones, puede permitirse el lujo de hacer el Camino y luego seguir teniendo dinero para destinos más exóticos. La duración del viaje que recomendamos sería de entre 1/3 o ½ del total de días que tenga disponibles de vacaciones en el trabajo. De esta manera puedes optar por tener lo mejor del Camino sin renunciar a nada.

 

Si eres una persona con niños

Si tienes niños a tu cargo las opciones son más limitadas. Te recomendamos que optes por un alojamiento cómodo para los niños y que sea apto para ellos. Además, la alimentación de los más pequeños también ha de ser cuidado con cierto esmero. Por ello, lo mejor es que el recorrido sea corto y cómodo para ellos.

No creemos que sea recomendable recorridos que superen los 7 días, siendo lo óptimo unos 5 días. Además, de esta forma impedirás que lleguen a aburrirse, algo bastante normal en los niños de corta edad.

 

En total ¿Cuánto me voy a gastar en el Camino?

Todo depende, nuevamente, de los tres primeros factores que te hemos indicado, pero para que te hagas una idea:

– El primer grupo (jóvenes) gastará unos 600-750 euros por persona los 30 días.

– El segundo grupo (adultos sin niños) gastará una totalidad de 1100 euros por persona los 30 días.

– El tercer grupo gastará unos 1300-1350 euros por 30 días.

Como ves, esto hace que una semana de vacaciones sean:

-Unos 150 euros para el grupo 1.

-Unos 260 para el grupo 2.

-Unos 325 para el grupo 3.

Conclusión

El Camino de Santiago es una alternativa muy barata a la hora de pasar unas vacaciones únicas y entretenidas. A esto hay que sumarle que es una alternativa tremendamente barata, lo cual hace que sea una opción aún más atractiva si cabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *