La comida en el Camino de Santiago

La comida en el Camino de Santiago

Si has decidido realizar el Camino de Santiago, las primeras preguntas que suelen surgir son: ¿Qué Camino de Santiago elegir? o ¿Qué me llevo al Camino de Santiago? Tras haber planificado el Camino de Santiago, otra duda habitual que los peregrinos suelen tener es ¿cómo será la comida en el Camino?

Realmente, es un tema de vital importancia que exige una información previa para ir bien preparado. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre cómo tener una alimentación correcta durante el Camino y cuáles son las posibilidades que este nos ofrece. ¡No pierdas detalle!

Proveerse de comida en el camino: ¿Qué opciones tendré disponibles?

El Camino de Santiago consta de todos los servicios necesarios para que seas tú el que decida qué comer según lo que te apetezca cada día. No es necesario que lleves comida de casa contigo, ya que podrás aprovisionarte de todo lo necesario día día.¡No te preocupes por nada!

Por norma general, en todas las rutas y tramos del camino se come genial. Ahora bien, si vas a realizar un tramo que discurra en su práctica totalidad por Galicia, que decirte… ¡estás en la capital del deleite gastronómico! Los gallegos somos de buen comer por naturaleza. Amamos comer y ofrecer comida rica y abundante a nuestros visitantes, por encima de todas las cosas. Si eres un apasionado de la gastronomía, ¡vas al lugar indicado!

¿Es barato comer en el Camino de Santiago?

Si. Evidentemente, si escoges la opción de “tirar de súper”, las comidas te saldrán muy baratas. Pero independientemente de la opción que escojas, no gastarás mucho dinero. Comer de plato en el camino es muy baratito, ya que tienes muchas opciones. Existen lugares para tapear y restaurantes con menú del peregrino y menú del día, en el que el precio por persona rondará los 10€ en función de la cantidad.

Pulpo a la gallega

¿Mejor comprar la comida en supermercados?

Para aprovisionarte de todo lo necesario para la caminata si. Después, para comidas y cenas, dependerá de tu opción personal. Por ejemplo, si realizas el camino en la modalidad de albergues, tedrás acceso a cocina compartida y podrás cocinar tu propia comida.

¿En los alojamientos nos dan comida?

Los alojamientos, no suelen llevar ninguna comida incluida (ni el desayuno). Si bien es cierto, que es un servicio que se puede contratar. Pero nosotros no te lo recomendamos, ya que así tendrás la posibilidad de escoger por ti mismo cada día donde comer o cenar en función de lo que te apetezca.

¿Hay restaurantes o bares donde comer en todos los pueblos?

¡Por supuesto! Todas las etapas están provistas de todos los servicios necesarios. No obstante, si es cierto que dependiendo del camino que escojas, habrá trayectos en los que cuentes con pocos servicios en ruta. Pero siempre tendrás todo lo que necesites en los pueblos inicio y fin de etapa.

Planificar la comida en el camino para la jornada

Debes tener en cuenta de que cada día te esperará una caminata de varios kilómetros, por lo que cuidar tu alimentación es muy importante. Vamos a planificar la comida en el camino de una jornada, para que tomes nota de lo que no te puede faltar. ¡Comenzamos!

-Desayuno: Te levantas por la mañana y un nuevo día comienza. Después de prepararte, toca desayunar. Pero, ¿qué es lo mejor que puedes desayunar cuando vas a caminar? Si eres una persona que habitualmente se toma un cafecito y ya, tendrás que cambiar este hábito durante el camino. No debes comer en exceso por la mañana, pero si es recomendable comer una cantidad equilibrada, de dulce o salado, que te permita coger fuerzas para caminar. Es más importante de lo que crees, para evitar desfallecimientos. Un ejemplo de buen desayuno es un café con un par de tostadas con pavo o queso, o mantequilla y mermelada.

Frutos secos

-Durante la etapa: mientras caminas es muy importante que lleves contigo en la mochila frutos secos, barritas energéticas, chocolate, bocadillos, o plátanos. Los frutos secos sobre todo, son un alimento que ayuda muchísimo a reponer energías y no son nada pesados para caminar. Con los plátanos lo mismo, aportan mucha energía y son saciantes. Por supuesto, no debe faltarte el agua para una buena hidratación.

-Comida: Si quieres hacer comida de bocadillo durante la etapa o al finalizarla, puedes llevarte contigo el bocata ya preparado o comprar lo que necesites en el súper sobre la marcha. Por el contrario, si prefieres “comer de plato”, encontrarás numerosas opciones en los pueblos que atravieses a lo largo de la etapa y al finalizarla.

Nuestra recomendación es comer, en función de las necesidades de cada uno, la cantidad suficiente para mantenerse durante la caminata y al terminar la etapa hacer la comida central del día. Como caminarás desde la mañana pronto, llegarás al fin de etapa a tiempo para la hora de comer y no tendrás que preocuparte por si te llenas mucho y luego te sientes pesado para caminar.

Tarta de Santiago

-Cena: Para cenar es recomendable comer una cantidad normal, como de costumbre. Lo que cambia en este caso, es el tipo de alimentos a ingerir de noche. Está muy bien cenar a base de proteínas o hidratos de carbono como la pasta, ya que son comidas que se digieren rápidamente.

Esperamos haberte ayudado a planificar tus comidas en el Camino de Santiago. Si ya has vivido esta experiencia, ¡anímate a contárnosla! Y si caminas con tu mascota, aquí encontrarás toda la información necesaria para su correcta alimentación y cuidado en el camino.

One thought on “La comida en el Camino de Santiago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *