La Ruta de la Camelia nos va ayudar a conocer Galicia de norte a sur a través de 12 pazos y jardines. En todos ellos esta misteriosa flor, sobre la que recaen numerosas leyendas, será la verdadera protagonista.

En nuestro viaje a través de preciosos jardines ligados al patrimonio histórico de la tierra gallega, veremos casi 8.000 variedades de camelia. Nos adentraremos en pazos con tradición e historia y nos deleitaremos, ya no sólo con la botánica de este árbol, sino con el esplendor y encanto que le otorgan a los rincones en los que están asentadas.

¿Cuándo hacemos la Ruta de la Camelia?

Casi cualquier época del año es buena, ya que los camelios poseen la extraordinaria capacidad de florecer en distintas estaciones del año. Primavera, otoño e invierno son las épocas en las que encontraremos camelias en ellos, aunque su época de floración ‘oficial’ es el invierno.

Te recomendamos que, por aquello del encanto que tiene ver flores tan coloridas en la estación fría, elijas esta época del año para hacer esta peculiar ruta.

¿Dónde empezamos la ruta?

Mapa ruta de las Camelias

Los pazos y jardines que forman parte de la Ruta de la Camelia se encuentran en las provincias de A Coruña y Pontevedra, por lo que bien podemos empezar desde el norte, en la localidad coruñesa de Bergondo  (A Coruña) y finalizar en Vigo, o hacer la ruta desde el sur, todo dependerá del itinerario que nos hayamos marcado.

La mayoría de los pazos y jardines se encuentra a una distancia que no supera los 25 kilómetros los unos de los otros por lo que podemos visitar varios en un solo día.

¿Qué pazos y jardines me voy a encontrar en la ruta de la Camelia?

 1. Pazo de Mariñán

Situado en Bergondo (A Coruña), el jardín de este pazo de leyenda, aquélla que comienza con una inscripción, “La nada, aquí”, en una lápida de mármol del embarcadero, está divido en dos partes. Para llegar y descubrir ese embarcadero atravesaremos un laberinto de bojs con podas variadas en forma de estrellas, círculos, flores, escudos, tejos, madroños, plátanos, castaños de indias, laureles, rosales, azaleas, hiedras nos acompañarán en nuestro camino en el que las camelias japónicas, colocadas en una atípica formación 8+1, son protagonistas calladas de la historia de esta casa con misterio.

2. Alameda de Santiago

El ´pulmón´ de Santiago de Compostela, después de visitar al Santo en la catedral, es un lugar de peregrinación obligado para los visitantes. 85.000 metros cuadrados de jardín, en el que muchos de los árboles están dentro del Catálogo de Árboles singulares de Galicia, otros, como un abeto de Normandía, conocido como ‘La Perona’, ya que fue plantado en 1947 para recordar la visita de Evita Perón, tienen una historia detrás.

Y siempre las camelias, con más de 65 ejemplares de la variedad japónica, con algunas centen