El Camino de Santiago es mundialmente conocido, y, pese a ello, alberga todavía algunos secretos que tan solo unos pocos afortunados han podido descubrir. Este es el caso del Camino Vadiniense. Parte de la ruta coincide con el Camino Libadiense. Esta vía jacobea se adentra en una de las maravillas naturales de España. El Parque Nacional de los Picos de Europa.

Aunque exigente por sus grandes desniveles, la ruta merece la pena. También lo merece hacer un alto en el camino para explorar los verdes valles, las altas cumbres y, como no, la etnografía de la zona. Todo siempre acompañada del buen comer. Hagamos un repaso de lo que nos pueden ofrecer los Picos de Europa.

Consulta todos nuestros viajes
Ver

Camino de Santiago: La ruta Vadiniense

Comenzaremos nuestro camino por la poco conocida ruta Vadiniense. Una de las mejores opciones de las que el peregrino dispone para aventurarse en el gran macizo cantábrico. Transcurre imponente por territorios cántabros, astures y castellanoleonenses.

Sin detenernos en el trazado y etapas de esta alternativa del Camino de Santiago (encontraréis información al respecto en otra entrada del blog), es de mención forzosa la visita a Liébana, cuyo Beato contempla en el siglo VIII a Santiago Apóstol como patrón y protector de la por entonces Hispania; escribe:

Oh, muy digno y muy santo Apóstol,
dorada cabeza refulgente de Hispania,<