Tras la importante caída del número de peregrinos en el Camino de Santiago en el malogrado año 2020, el año del Covid-19, la mejora de la situación sanitaria y la apertura de las Comunidades Autónomas y fronteras internacionales a lo largo del presente año 2021, con alrededor de 180.000 peregrinos que solicitaron su Compostela, el Camino de Santiago ha experimentado una recuperación que permite soñar con un Año Santo 2022 excepcional. Esta es la previsión positiva de la Xunta de Galicia, que prevé un segundo Año Santo y Xacobeo 2022 que quizás marque un nuevo récord.

El Camino de Santiago, fuerte ante pandemias y guerras

El Camino de Santiago nació, como sabemos, en la Edad Media, y rápidamente alcanzó mucho éxito, siendo testigo del trasiego de miles de creyentes. Muy experimentado está en pandemias, y el Covid-19 no es nada nuevo para él. Ya en el siglo XIV la peste negra hizo estragos en la población europea, así como la gripe española de principios del siglo XX. Por otro lado, como consecuencia de conflictos bélicos y religiosos de la Europa del momento, hacia el siglo XVI también perdió fuerza, y en el siglo XVII se convirtió incluso en refugio y escondite de delincuentes (existían ordenanzas que prohibían dar cobijo “a los mendigos de Santiago”).

Un peregrino con mascarilla frente a un mojón del camino

La recuperación del Camino de Santiago y “lo que no te mata te hace más fuerte”

No sería hasta la década de los años 1960 cuando comenzaría a renacer, gracias a la voluntad de distintos peregrinos anónimos y de personalidades como Elías Valiña, el cura de O Cebreiro, quien lo señalizaría por vez primera con las hoy famosas y oficiales flechas amarillas.

Busto de Elías Valiña

Las visitas a Santiago de Compostela del papa Juan Pablo II en 1982 y 1989 marcarían un antes y un después en ese renacer, pues en ya en 1982 año llegarían a Santiago de Compostela casi 2.000 peregrinos, una cifra impensable en ese momento. Una cantidad, que, durante diez años, seguiría creciendo hasta que, en el Año Xacobeo de 1993 alcanza los casi 100.000 peregrinos, otro nuevo récord.

Los años santos siguientes marcarían nuevos hitos, y a partir del Año Santo de 2004 se superarían siempre los 100.000 peregrinos, con o sin Año Jubilar. De hecho, el actual récord se sitúa en los 347.511 peregrinos del año 2019, noveno año sucesivo en que el Camino de Santiago viene sumando mayor número de peregrinos y el cuarto consecutivo que acumula un récord absoluto. Mucho peregrino extranjero conocería el Camino de Santiago ese año, sumando más de la mitad del total de peregrinos y con procedencias tan curiosas como Nepal, Liechtenstein, Timor Oriental o Fiji.

Los peregrinos de la pandemia, de marca España

Si bien es cierto que la tendencia pre pandemia dejaba ver un aumento del peregrino extranjero durante el último lustro en detrimento del caminante nacional, el balance anual de 2020 nos ha dejado ver que gracias al peregrino nacional ha sido posible la recuperación de un sector extremadamente castigado por la pandemia. Esto se debe a la promoción que se ha hecho del turismo nacional para los nacionales por parte de las administraciones, además de la incertidumbre, riesgos y complicaciones que suponía, y aún supone, viajar al extranjero.

Nacionalidades del Camino

Y es que en torno a un 90% de los peregrinos registrados el pasado año han venido de otras Comunidades Autónomas, un dato nada desdeñable y que nos hace mirar al futuro con esperanza, confiando en que el Camino de Santiago siga cobrando valor como destino seguro y de calidad para todos los peregrinos.

Buenas sensaciones en 2021

El año 2020 y la aparición del virus frenó la tendencia de récord, y el año 2021, a pesar de ser Año Santo, no ha conseguido volver a esa dinámica, pues la recuperación es lenta, aunque muy buena debido sin duda a la ayuda que supone el año Xacobeo. Así lo ha expresado el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, en un reciente pleno del Parlamento de Galicia, donde además ha hablado de estimaciones que rondan las 200.000 compostelas a final del año 2021.

Sensaciones buenas en el Camino de Santiago, y en el turismo gallego en general, pues si nos paramos a analizar las estadísticas anuales publicadas por Turgalicia y el INE, podemos concluir que este año se han cuadriplicado las cifras del 2020 y los números alcanzan resultados equivalentes a las estadísticas de los años centrales de la última década.

Un peregrino comprando una postal

Hay que tener en cuenta la finalización de las obras de la Catedral, la reapertura del Pórtico de la Gloria y demás visitas como las cubiertas de la basílica, potentes atractivos turísticos de Santiago de Compostela que son muy demandados en las visitas turísticas. Todo ello, envuelto en un vasto e interesante programa cultural llamado Xacobeo 21-22.

“La esperanza es lo último que se pierde”

Como ves, nos encanta el refranero popular. Las medidas tomadas durante el último año y la distribución de vacunas auguran un escenario perfecto para una recuperación de récord, esperando que en este segundo tramo del Año Santo Bianual las cifras no solamente se recuperen, sino que sigan la tendencia pre pandemia de marcar récords en cada temporada. Hay lugar para la esperanza. La prórroga del Año Santo del papa Francisco puede dar alas al Camino de Santiago. Además, su probable visita este verano a Santiago de Compostela, a espera de confirmación oficial, será el “boom” definitivo que necesita el Primer Itinerario Cultural Europeo.

Somos positivos en cuanto al futuro del Camino de Santiago, que además de enamorarnos, es tan necesario para todos aquéllos que queremos vivir y disfrutar de él. Seguiremos muy de cerca la evolución del Camino de Santiago: la Xunta prevé un Xacobeo 2022 de récord, y nosotros estamos de acuerdo e incluso vamos más allá, preparándonos ante la gran invasión y avalancha de peregrinos que seguro vendrán en los próximos meses santos.