¿Te has preguntado alguna vez dónde empieza el Camino de Santiago? Ante esta cuestión, la mayoría de los peregrinos piensan en Roncesvalles y en el Camino Francés, pero olvidan que hay más caminos con otros lugares de partida. Ahora bien, si nos ponemos históricos, el camino en realidad empezaría desde la puerta de tu casa, por lo que se podría afirmar que hay tantos caminos como procedencias de peregrinos. Hoy en día, con las facilidades de transporte y los contados días que tenemos de vacaciones, los peregrinos se decantan mucho por hacer los últimos 100 kilómetros del camino que sea, pues es un recorrido que se puede realizar en menos de una semana y permite llegar a Santiago de Compostela sin mucha fatiga acumulada. Además, con esa distancia te garantizas, si cumples con los requisitos de dos sellos por día en tu credencial, obtener la Compostela.

Has de saber que todas las rutas, los últimos 100 kilómetros del Camino de Santiago, están dentro de la Comunidad Autónoma de Galicia, por lo que con esta opción, los peregrinos atravesarán esta mágica región, con sus paisajes, sus gentes y su asequible pero exquisita gastronomía.

Todos los viajes para hacer el Camino de Santiago con tu perro
Ver

El Camino Inglés desde Ferrol (113 km)

Este histórico camino lleva este nombre pues es la ruta que ingleses, irlandeses, escoceses, flamencos e incluso las gentes provenientes de los países escandinavos realizaban para evitar la ruta francesa, muy larga desde sus casas y llena de peligros. Estos peregrinos se embarcaban en el sur de Inglaterra, en puertos como Plymouth, Bristol o Portsmouth, entre otros, y arribaban a puertos del norte de Galicia como A Coruña, Ferrol, Viveiro, etc., donde continuaban caminando. Muy importante en la Edad Media, con la Reforma Anglicana en la Edad Moderna perdió muchos peregrinos. Hoy en día está en un lento pero continuo crecimiento, con un total de 15.780 peregrinos en 2019.

Camino Inglés desde Ferrol

Si bien se puede comenzar desde A Coruña, la distancia desde esta ciudad a Santiago de Compostela se queda en apenas 73 km y no llega a los 100 km exigidos para conseguir la Compostela. En cambio, desde Ferrol, disfrutarás de 113 km que atraviesan las localidades de Neda, Pontedeume, Betanzos, Hospital de Bruma y Sigüeiro. Este camino es muy agradable de recorrer, pues combina las aguas de las rías de Ferrol, Pontedeume y Betanzos, con los paisajes rurales del interior de la provincia de A Coruña y es que, por cierto, es el único camino que discurre íntegramente por una misma provincia.

Camino Inglés desde A Coruña

El Camino del Norte desde Villalba (120 km)

Este camino, proveniente de la cornisa Cantábrica, atraviesa en sus últimos 100 km las provincias de Lugo y A Coruña. Las localidades principales son Villalba, Baamonde, Miraz, Sobrado dos Monxes, Arzúa y Pedrouzo. Si bien al inicio recorre un entorno rural sin grandes ciudades, tiene monumentos de gran valor, como el Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes. Es un camino poco concurrido pero en moderado crecimiento, y en 2019 lo caminaron 19.019 peregrinos; no te preocupes, en Arzúa confluye con el Camino Francés, con mucho más tránsito.

Camino del Norte desde Vilalba

El Camino Primitivo desde Lugo (102 km)

Esta es la ruta hecha por el considerado primer peregrino, el rey astur Alfonso IX desde Oviedo, tras ser convocado en la aún no existente ciudad de Santiago de Compostela y oficializar el descubrimiento de los restos del Apóstol. Poco concurrido pero en lento crecimiento, en 2019 se registraron 15.715 peregrinos. Los últimos 100 km atraviesan las provincias de Lugo y A Coruña, y nacen de la hermosa ciudad de Lugo, pasando por Ponte Ferreira, Melide, Arzúa y O Pedrouzo. Como sucede con el Camino del Norte, confluye con el Camino Francés en Melide.

100 kilómetros Camino de Santiago Lugo

El Camino Francés desde Sarria (115 km)

La ruta por excelencia entre todos los caminos a Santiago. Con 189.937 peregrinos en 2019, año a año bate sus propios récords, sin contar 2020 y la pandemia de COVID-19. Atravesando las provincias de Lugo y A Coruña, los últimos 100 km nacen de la villa de Sarria y pasa por Portomarín, Palas de Rei, Melide, Arzúa y O Pedrouzo, recogiendo a los peregrinos del Camino del Norte y del Camino Primitivo. Ruta tradicionalmente muy caminada, ya que recoge una gran cantidad de procedencias, tanto de España como de Europa, y también la mejor dotada en servicios. Para iniciarse en la peregrinación a Santiago, es la opción más cómoda y sencilla, que además te permitirá conocer a un montón de gente nueva.

Ultimos 100 kilómetros Camino de Santiago

El Camino de Invierno desde Chantada (108 km)

Se trata de una ruta poco transitada, con apenas 1.035 peregrinos en 2019. Recorre las provincias de Ourense, Pontevedra, Lugo y A Coruña, y los 100 últimos kilómetros nacen en el pueblo de Chantada, pasando por Rodeiro, Lalín y Ponte Ulla. Es una alternativa muy buena al Camino Francés en su entrada a Galicia, la zona montañosa de los Ancares, que en invierno, con sus cimas superiores a los 1000 metros, recibe generosas nevadas. En esta ruta, en la que encontrarás un camino a Santiago mucho más amable y sin tanto riesgo de nevadas, no debes de dejar de probar el famoso cocido de Lalín para combatir mejor el frío invierno.

Camino Invierno Chantada

La Vía de la Plata desde Ourense (110 km)

Denominada así por ser la prolongación de la antigua Vía de la Plata romana, en 2019 alcanzó los 9.201 peregrinos. Dicha vía romana unía las antiguas Emerita Augusta (Mérida) y Asturica Augusta (Astorga); si bien la ruta se utilizó para transportar la plata llegada de América tras su Descubrimiento en 1492, su relación con el término “plata” es fonética, pues los musulmanes la denominaron Bal´latta. En realidad es una ruta que, en su tramo final, para llegar a Santiago de Compostela, se puede llegar por el Camino Francés en Astorga o por el Camino Sanabrés en Granja de Moreruela. Con la primera opción, los últimos 100 kilómetros nacerían de Sarria, ya comentado más arriba, o bien por Ourense, hermosa capital termal y también de pasado romano, y transcurre por Cea, Lalín, Bandeira y Santa Cruz de Rivadulla, cruzando las provincias de Ourense, Pontevedra y A Coruña.

100 kilómetros Camino de Santiago Ourense

El Camino Portugués Central desde Tui (120 km)

Se trata de la segunda ruta más transitada, con 72.357 peregrinos en 2019. Su nombre se debe a su procedencia desde el país luso. Recorre las provincias de Pontevedra y A Coruña, y nace en Tui, hermosa ciudad a los pies del Río Miño y en la frontera con Portugal. Pasa por las localidades de O Porriño, Redondela, Arcade, Pontevedra, Caldas de Reis y Padrón. Gran parte de su recorrido sigue la antigua vía romana XIX, que unía Bracara Augusta (Braga, Portugal) con Lucus Augusta (Lugo). Con una combinación de interior y mar en algunos puntos, no debes dejar de realizarla, pues además de la Compostela, puedes conseguir la Pedronía, un certificado similar que se expide en Padrón.

Camino Portugués central Tui

El Camino Portugués por la Costa desde Baiona (121 km)

Se trata de una variante del Camino Portugués desde Tui: en vez de comenzar en esta villa, vendría desde la propia desembocadura del Río Miño, en A Guarda, y siguiendo la costa, desde Baiona completarías de sobra los 100 kilómetros para conseguir tu Compostela. Pasa por Vigo y, una vez llegada a Redondela, sigue la ruta del Camino Portugués desde Tui. En 2019 la realizaron 22.292 peregrinos, siendo la tercera ruta en número de caminantes.

100 kilómetros Camino de Santiago Baiona