Se acerca agosto y tal vez estés ya sudando de sólo pensar en organizar las vacaciones, pero hay una opción muy fresquita y completa para disfrutar de unas vacaciones muy a gusto. Hacer el Camino de Santiago en Galicia en este caluroso mes de agosto es una alternativa vacacional magnífica, y con este artículo te queremos invitar a que lo conozcas, con sus ventajas, que son muchas, y sus inconvenientes, que son pocos y de fácil solución. Si dispones de una semana o quizás más días de vacaciones y te pica el gusanillo del Camino (¡ojo que engancha!), sigue leyendo.

Ventajas de peregrinar en agosto

Si quieres experimentar una ruta jacobea y conseguir tu Compostela, el Camino de Santiago en Galicia es el destino ideal: los últimos 100 kilómetros de cualquier camino, los necesarios para conseguirla, discurren por territorio gallego.

Galicia es una Comunidad Autónoma con un clima lluvioso y frío en otoño e invierno, pero en primavera y sobre todo en verano las temperaturas son más agradables que en otros puntos de España, con termómetros que en general oscilan entre los 20º y 30º. La cercanía al mar y la existencia de numerosos ríos y riachuelos ayuda a que el ambiente sea más fresco.

Como mes cálido que es agosto, cargar con tu mochila será más fácil que en otras épocas del año, pues podrás prescindir de la voluminosa y pesada ropa de abrigo y de tantas mudas para la lluvia indispensables en los meses no estivales.

En relación a esto, hay menos probabilidad de lluvia, con días soleados y de intenso azul en el cielo. Caminar sin mojarse es muchísimo mejor que bajo la lluvia, pues resulta más confortable y puedes experimentar al 100% las sensaciones que el peregrinaje comporta. Incluso en los caminos que vienen del Norte, como el Camino Inglés, el Camino del Norte o el Camino Primitivo, las precipitaciones disminuyen mucho en comparación con el invierno.

Además, los días son más largos, y podrás disfrutar de más horas de luz solar, lo que te permitirá caminar más kilómetros o, por otra parte, podrás también pararte más y disfrutar del entorno natural y el patrimonio artístico.

Un verano sin bañarse no es verano. En las distintas rutas hacia Santiago de Compostela tendrás la oportunidad de darte un baño, bien sea en playas o en ríos, en función de la ruta que escojas. El Camino Portugués pasa por localidades donde tienes playas, y además tienes la variante por la costa, con el Océano Atlántico a tu izquierda, que te ofrecerá aún más playas en las primeras etapas. Lo mismo sucede con el Camino de Finisterre y Muxía, que en sus etapas finales te sorprenderá con las fabulosas playas de la “Costa da Morte”. Tus pies y piernas agradecerán un refrescante chapuzón.

En verano, y sobre todo en agosto, la afluencia de peregrinos es mayor, y tendrás la oportunidad de conocer mucha gente nueva de distintas partes de España y del mundo. El Camino Francés desde Sarria es la principal “autopista” de peregrinos, una auténtica Torre de Babel. Ello te permitirá conocer otras culturas, gastronomías e incluso practicar ese idioma extranjero que tienes un poco oxidado. Además, con tanta gente, es posible que te llegues a enamorar de algún o alguna [email protected] (y no sería la primera vez que sucede). Incluso, puedes comenzar un camino en grupo y asegurarte unos días de buen rollo con nueva gente ya desde el primer día.

Un atractivo muy potente es la celebración de las distintas fiestas patronales en Galicia, bien sea en ciudades o localidades más pequeñas. Galicia es muy de verbenas, y en este mapa puedes consultar todas las fiestas que te puedes encontrar durante tu travesía. Además, este año 2021 es Año Santo, así como el 2022, y con el programa “O son do Camiño” y la agenda del Consejo Xacobeo podrás disfrutar de todos los conciertos y eventos culturales que el Bienio te ofrecerá el hacer en agosto este Camino. No sólo fiestas patronales, sino también las fiestas gastronómicas, que en Galicia son numerosas y ofrecen productos de calidad.

Si decides realizar el Camino en bicicleta o con tu mejor amigo de cuatro patas, agosto es también muy buena época. Al ser un clima más cálido, el firme estará más seco y te facilitará la travesía.

Inconvenientes de peregrinar en agosto

Hemos comentado que el Camino es muy transitado en agosto, lo cual puede llegar a ser un inconveniente en el momento de reservar alojamiento si no eres previsor. Para que te hagas una idea, en agosto de 2019 se registraron en la Oficina del Peregrino de Santiago de Compostela un total de 62814 peregrinos, unos 2000 al día. Para evitar pasar la noche al raso, es conveniente que reserves previamente los alojamientos y servicios extra que necesites, como el transporte de mochilas. No obstante, nosotros podemos ayudarte en esta tarea y ofrecerte los mejores alojamientos y servicios.

También hemos mencionado que el clima gallego en agosto será seco, soleado y caluroso, pero en general las temperaturas no serán axfisiantes. No obstante, hay soluciones para evitar o contrarrestar las altas temperaturas de las horas centrales del día: comenzar muy temprano las etapas, buscar la sombra, llevar gorra o sombrero, mucha agua y crema solar, evitar trazados de asfalto, etc., son consejos que si sigues te facilitarán mucho tu aventura.

Camino de Santiago temperaturas en agosto

En definitiva, creemos que el balance es muy positivo, y peregrinar en agosto en Galicia es una delicia para los sentidos, con un clima agradable y fresco, una gastronomía única, un patrimonio natural e histórico excepcional y un ambiente festivo prácticamente todos los días. Si estás pensando en unas vacaciones diferentes, ponte en contacto con nosotros, somos expertos en ofrecer una experiencia personalizada e inolvidable en el Camino de Santiago.