Uno de los fallos más graves de un blog sobre el Camino de Santiago es no hablar sobre una de las rutas jacobeas más curiosas: el Camino Vadiniense, lo cual normalmente se debe a que no es un recorrido muy transitado (por lo que se le puede sacar poco jugo en lo económico). No obstante, el verdadero amante del Camino tiene que saber las peculiaridades de esta ruta, la cual es, a nuestro juicio, la más dura que existe.

No obstante, si te gustan los retos es una ruta apasionante, una ruta que marcará un antes y un después en tu vida ¡Comenzamos!

Origen histórico del camino Vadiniense

El nombre procede de una tribu anterior a la romana la cual ocupaba el territorio de la llamada Vanidia. Vanidia ocupaba un territorio importante que es por donde transcurrirá nuestra ruta. Es una ruta muy interesante en lo cultural ya que abarca territorios de Castilla, de Asturias y de Cantabria.

No obstante, hay que saber a lo que uno se enfrenta antes de realizar el recorrido. No consideramos que el Camino sea peligroso como tal (en este aspecto hay recorridos peores), pero si es un recorrido bastante duro. 

Camino Vadiniense

Su dureza descansa en la dificultad de las etapas cántabras. Por ello, es muy recomendable llegar bien preparado a las mismas. Pero, como decíamos no es un tramo peligroso, no hay un gran riesgo de caídas ni nada destacable. Si te gustan las distancias largas y duras este es tu camino.

Es un camino que hay que afrontarlo más desde el ámbito deportivo, más desde el reto que desde lo cultural.

Todos los viajes para hacer el Camino de Santiago con tu perro
Ver