Uno de los fallos más graves de un blog sobre el Camino de Santiago es no hablar sobre el Camino Vadiniense, lo cual normalmente se debe a que no es un recorrido muy transitado (por lo que se le puede sacar poco jugo en lo económico). No obstante, el verdadero amante del Camino tiene que saber las peculiaridades de esta ruta, la cual es, a nuestro juicio, la más dura que existe.

No obstante, si te gustan los retos es una ruta apasionante, una ruta que marcará un antes y un después en tu vida ¡Comenzamos!

Origen histórico del camino Vadiniense

El nombre procede de una tribu anterior a la romana la cual ocupaba el territorio de la llamada Vanidia. Vanidia ocupaba un territorio importante que es por donde transcurrirá nuestra ruta. Es una ruta muy interesante en lo cultural ya que abarca territorios de Castilla, de Asturias y de Cantabria.

No obstante, hay que saber a lo que uno se enfrenta antes de realizar el recorrido. No consideramos que el Camino sea peligroso como tal (en este aspecto hay recorridos peores), pero si es un recorrido bastante duro. Seguro que te interesa: ¿Qué calzado llevar para hacer el camino de Santiago?

Su dureza descansa en la dificultad de las etapas cántabras. Por ello, es muy recomendable llegar bien preparado a las mismas. Pero, como decíamos no es un tramo peligroso, no hay un gran riesgo de caídas ni nada destacable. Si te gustan las distancias largas y duras este es tu camino.

Es un camino que hay que afrontarlo más desde el ámbito deportivo, más desde el reto que desde lo cultural.

Todos los viajes para hacer el Camino de Santiago con tu perro
Ver

Aspectos interesantes del Camino Vadiniense antes de tomar la decisión

En primer lugar, antes de realizar este trayecto recomendamos una cierta experiencia en montañismo, más que nada porque está bastante mal señalizado y puedes llegar a perderte. Solo la pericia del que se sabe mover en montaña evitará que te pierdas.

De hecho, fueron muchos los peregrinos del Camino Lebaniego (también se le conoce por este nombre) que manifestaron su descontento en el año jubilar Lebaniego. La queja más frecuente es que el gobierno cántabro había gastado mucho dinero en publicitar el recorrido, en vez de en permitir que fuera accesible para todo el mundo.

Respecto a los peregrinos ciclistas destacar que quizás este no es el camino más amable para la bicicleta, a diferencia de otros que prácticamente invitan a recorrerlos con ella. Por ello, si al final te decides por esta vía lo mejor es que estés preparado, por ejemplo, para cambiar una rueda si pinchas o para que en ciertos tramos te tengas que bajar de la bici por la imposibilidad de estar subido a ella.

Resumen de las etapas del recorrido del Camino Vadiniense

Primera etapa: San Vicente de la Barquera- Lafuente

La primera etapa del camino vadiniense nos demuestra ya que el recorrido no va a ser fácil. En esta primera etapa recorreremos 27 kilómetros en unas 7 horas.

Comenzando en San Vicente de la Barquera resulta recomendable detenerse para observar la iglesia de Santa María de los Ángeles, la cual es buena representante del movimiento gótico. También podemos observar el Castillo del Rey.

Pasaremos por La Acebosa llegando a Hortigal en apenas 5 kilómetros. Pasaremos por Gandarilla hasta llegar a Bielva. Como podrás observar, nos encontramos ante poblaciones muy pequeñas y de muy poca población. En Cades podremos ver la gran ferrería que data del siglo XVIII.

Por último, pasaremos por Sobrelapeña y llegaremos a Lafuente pudiendo observar la iglesia románica de Santa Juliana.

Segunda etapa del Camino Vadiniense: Lafuente- Potes

Seguimos con una etapa medio-larga (unos 26 kilómetros) pero que destaca por ser de una gran dureza, así que cuidado con ella. Tardaremos aproximadamente unas 8 horas en recorrerla. Procura que no se te haga de noche, se previsor.

Saliendo de Lafuente pasaremos por Burio hasta llegar a Cicera. En Cicera hay que tener cuidado pues en 2015 se modificó el itinerario.

En Lebaña podremos ver la Iglesia de Santa María Lebeña, la cual es bastante antigua pues data del siglo X. Destacar que esta iglesia es de las más importantes, en su estilo, de toda Cantabria. Merece la pena pasar a visitarla.

Pasando Allende y Cabañes llegaremos a Pendes. Después de Pendes llegaremos a Tama, siendo esta una localidad bastante interesante a la hora de abastecerse y encontrar alojamiento.

En Potes podremos ver la entrada a los Picos de Europa. El nombre del pueblo viene a significar aldea de los puentes.

Potes- Fuente Dé

Una etapa verdaderamente difícil y larga, de las más exigentes del camino vadiniense, ya que mide unos 30 kilómetros. Por este motivo tardaremos casi 9 horas y media en recorrerla. Si vas con niños (lo cual no se recomienda en este recorrido) lo mejor es que la dividas en 2.

Pasaremos en esta etapa por monumentos tan importantes como el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, el cual detenta el lignum crucis, es decir, el trozo de madera más grande de la cruz en la que Jesucristo fue crucificado.

Respecto del trayecto conviene destacar en Mogrovejo la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. En Fuente Dé podremos coger un teleférico (si queremos) para poder tener aún mejores vistas del impresionante paisaje.

Fuente Dé- Portilla de la Reina

Una de las mejores cosas de esta etapa es que nos da un poco de tregua. Apenas dura 22 kilómetros, pero eso sí tardaremos casi 7 horas en recorrerla. En esta etapa podremos visitar Horcada de Valcavao, el puerto de Pandetrave y Portilla de la Reina.

Sinceramente, para nosotros lo mejor de esta etapa es lo excepcional del paisaje.

Portillo de la Reina- Riaño

Por suerte el Camino comienza ya a dulcificarse. Creemos que el Camino es bonito por bonito, no por duro, así que si es más suave más gente podrá disfrutar de él sin perder la belleza del mismo. Esta etapa mide 20 kilómetros y se recorre muy rápido, en unas 5 horas.

En Barniedo de la Reina veremos la iglesia parroquial de San Vicente. En Riaño no esperes ver muchos edificios antiguos, pues la mayor parte del pueblo ha tenido que ser construido al quedar anegado el pueblo por el embalse.

No obstante, la iglesia del Rosario está muy bien conservada y es muy bonita de ver. Es del siglo XIII.

Riaño- Crémenes

De nuevo, nos encontramos con una etapa de escasa dificultad en el que prima más lo cultural que lo paisajístico. Nos enfrentamos a un recorrido de 20 kilómetros que recorreremos en unas 5 horas y cuarto.

Destaca (y de verdad que es de visita obligada) la Calada Romana del Esla, la cual normalmente es conocida como Vía Romana de la Conquista. Es una buena manera de enseñar a los pequeños la importancia que tuvo Roma en nuestro país, así como en buena parte de Europa.

Finalizamos en Crémenes, en el cual nos encontraremos con una bonita iglesia de estilo neorrománico.

Crémenes – Cistierna

Una de las etapas más cortas de un recorrido que empezamos a acabar, apenas dura 17 kilómetros. En unas 5 horas la habremos recorrido sin problemas, quizás menos (aunque esto siempre depende del ritmo de paso que tengamos y nuestra condición física).

A destacar de este recorrido:

  • En Alejico: la iglesia, la cual data del siglo XVIII.
  • En Cistierna: la iglesia de Santa María la cual es del siglo XIII.

Cistierna – Grafedes

Aumenta la distancia pero tampoco mucho. Esta vez recorreremos 23 kilómetros. En 6 horas lo habremos ventilado. De esta etapa lo más destacable es el Monasterio Cisterciense de Santa María la Real. Señalar que es Monumento Histórico-Artístico.

Grafedes – Mansilla de las Mulas

De distancia similar a la anterior señalar que no es una etapa de especial interés, más que por ser la etapa final del camino vadiniense no pasará por mucho más a nuestro recuerdo.

En San Miguel de Escalada podremos ver su monasterio data del año 913. Se levanta sobre los restos de un antiguo templo visigodo.

En Mansilla de las Mulas podremos ver la ermita y la iglesia de Santa María, la cual data del siglo XIII.

Seguro que también te interesará:

¿Cuál es la mejor época para hacer el camino de Santiago?

¿Qué camino de Santiago elegir?

¿Qué llevar al camino de Santiago?

Más información sobre el Camino Vadiniense

Diseña el Camino a tu medida
Comenzar