En algún momento, [email protected] nos hemos sentido abrumados y hemos sido invadidos por estas cuestiones. Una vez cuestionados estos puntos, cada quién, elige la estrategia más oportuna para sí, para volver o tratar de regresar a su esencia y equilibrio interno.

  • ¿Cuándo fue la última vez que tuviste tiempo para hacer NADA?
  • ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?
  • ¿En qué momento dejaste de pintar, de escribir, de tocar el saxo, de caminar, de ser tú…?
  • ¿Te reconoces? ¿Reconoces ese yo en el que habitas?

A continuación, te presentamos una serie de herramientas que consideramos, a partir de nuestra propia experiencia, la simbiosis perfecta para vivir en armonía.

Solicita tu presupuesto para el Camino de Santiago
Contactar

La primera es Caminar, sin más

Algunos investigadores defienden que la forma humana de andar, cargando el peso en la parte delantera del pie, se inició con el Homo erectus hace casi dos millones de años. En la actualidad, pasamos demasiado tiempo sentados y con una sobreestimulación de dispositivos electrónicos que nos alejan de la interacción con el otro y de la reconexión con nosotros mismos. Habitualmente llegamos incluso a alejarnos de nosotros mismos, en muchas ocasiones de manera inconsciente, y en otras, por incapacidad de asumir nuestra realidad.

El Camino de Santiago te permite darte esa interacción, ese espacio, tiempo, silencio, escucha, permiso y verdad. En esta experiencia tienes la oportunidad de ser, de reconectar contigo a través de montañas, valles, bosques, senderos… dónde la mejor melodía son tus pasos.

Poco a p