Santiago de Compostela es una ciudad que ofrece mucho para visitar, pero si tienes más tiempo quizás te apetezca hacer excursiones desde la ciudad jacobea: además de ésta, puedes descubrir la magia de la Costa da Morte, con sus leyendas y su salvaje costa, o bien la calma de las Rías Baixas, con sus rías y litorales generosos en mariscos y vinos.

Llegas a Santiago de Compostela tras un buen camino, visitas la tumba del Apóstol en la Catedral, recoges tu credencial, te tomas un vino y a celebrar. Tal vez regreses a casa el día siguiente, o quizás prolongues tu estancia en Santiago de Compostela. Además de la ciudad jacobea, visitar otras zonas de Galicia cercanas puede ser el complemento ideal para tu peregrinación.

Costa da Morte y el sur de la provincia de A Coruña

Pontemaceira

Uno de los pueblos más bonitos de España, a escasos veinte minutos de Santiago de Compostela. Paso obligado en el Camino de Santiago a Finisterre y Muxía, con su imponente puente sobre el río Tambre y la leyenda jacobea asociada a él, podrás disfrutar de su hermoso paisaje, quizás un buen baño y un refrescante aperitivo.

Muxía

Bañada por el Océano Atlántico, esta hermosa villa marinera en el corazón de la Costa da Morte te hablará de leyendas marianas y del Apóstol, así como de historias sobre trágicos naufragios. En la Punta de la Barca podrás visitar santuario mariano de la Virgen de la Barca y sus Piedras Sagradas, el faro de Muxía, el Monumento de la Herida (recuerdo del petrolero Prestige) y el kilómetro 0 del Camino de Muxía. Si el día está un poco ventoso, podrás ver cómo rompe el mar en sus rocas, y te retamos a que encuentres los renacuajos que las habitan. En su puerto podrás disfrutar de la gastronomía gallega, así como de darte un baño en sus frescas y limpias aguas, aunque sea solo los pies.

Santuario de la Virgen de la Barca

Fisterra

Un clásico destino en Galicia, entre los cinco más visitados de la Comunidad Autónoma. Una villa marinera y un cabo míticos, donde los romanos, y previamente los habitantes autóctonos, situaban el Fin de la Tierra: de ahí su nombre, el Finis Terrae. En toda la Costa da Morte puedes disfrutar de una hermosa puesta de Sol, pero aquí, donde termina, es más mágica. Con un refrescante aperitivo, busca un buen lugar entre las rocas, ponte cómodo y a disfrutar del paisaje, la caída del Sol y el rumor del mar. Luego puedes bajar al pueblo y disfrutar de su ambiente marinero.

Fervenza de Ézaro

En esta pequeña villa de la ría de Muros y Noia puedes visitar la Fervenza (cascada en castellano) de Ézaro, donde el río Xallas desemboca en el mar con ese espectacular salto, siendo el único caso en Europa. Con una caída de hasta 40 metros, esta cascada es iluminada en las noches de verano, y allí podrás disfrutar de sus asombrosas aguas cayendo al lado de las faldas del Monte Pindo, el Olimpo de los dioses celtas. Tiene chiringuito y venta de souvenirs.

La Cascada de Ézaro

Hórreos de Lira y de Carnota

En las vecinas localidades de Lira y Carnota podrás encontrar dos de los ejemplos de hórreo más largos de Galicia. Con treinta y seis metros de longitud el primero y treinta y cinco el segundo, te pueden dar idea de la riqueza de la casa a la que pertenecían: el hórreo es, en Galicia, un granero tradicional generalmente construido en granito y que, en función de su tamaño y calidad de fábrica, representa el status de la familia propietaria. Además, se trata de conjuntos de arquitectura tradicional, pues están acompañados, en ambos casos, de pazo y palomar.

Mirador de Paxareiras

Muchos miradores, y con diferentes vistas, podemos encontrar en Galicia. Uno de ellos es el mirador de Paxareiras, que con sus más de 450 metros de altura ofrece unas impresionantes vistas de la ría de Muros y Noia, así como de la magnífica playa de Carnota. Suele ser un poco ventoso, como muchos miradores, pero una vez disfrutado, puedes bajar a las villas de Muros o Noia a tomar un aperitivo y caminar sus paseos marítimos.

Mirador de Paraxeiras

Comarca del Salnés y el norte de la provincia de Pontevedra

Fervenza A Barosa

En este caso otra fervenza o cascada, de las muchas que hay en Galicia. Dentro del Camino Portugués como desvío alternativo, merece mucho la pena visitarla. Frescas aguas de montaña caen rodeadas de antiguos molinos, muchos de los cuales están recuperados y destinados a la hostelería. Un lugar tranquilo para ti, tus amigos y/o tu familia, donde disfrutar de un gran día y de refrescantes baños. Muy cerca de Caldas de Reis, en la provincia de Pontevedra, podrás ver gansos en libertad (¡no te acerques mucho, que tienen un poco de genio!).

Pontevedra

La capital de la provincia homónima, por donde pasa el Camino Portugués, es un ejemplo de conservación y adaptación urbana, algo que constatarás si paseas por su hermoso centro histórico. La Iglesia de la Peregrina, así como otros monumentos, te sorprenderán gratamente, y luego no debes de dejar de tomar algo en la Plaza de la Leña o la Plaza de la Verdura.

Combarro

Muy cerca de Pontevedra está esta hermosa villa marinera, denominada por algunos como la Venecia gallega. Hórreos que dan al mar y un laberinto urbano de granito te ofrecerán un delicioso paseo con aroma a mar. Numerosos restaurantes y tiendas de souvenires ayudarán a que nunca olvides este hermoso lugar.

Puerto de Combarro

O Grove

En O Grove hay mucho que hacer, y no sólo beber albariño y comer mejillones (¡que también!). Desde el puerto se ofrecen paseos en barco por la ría de Arousa, donde, además de gastronomía, te ofrecerán explicaciones sobre el cultivo de mejillones, vieiras y ostras en las fabulosas bateas de ría. Muy cerca tienes la playa de la Lanzada, un hermoso arenal de cara al Océano Atlántico y numerosas leyendas, así como la Illa da Toxa, hermosa isla vecina donde encontrarás, aparte de casas de millonarios, una fabulosa iglesia forrada en conchas de vieiras, la Ermita de San Caralampio y San Sebastián; además del balneario, no olvides visitar las tiendas donde adquirir los famosos jabones que llevan el nombre de la isla.

La playa de la Lanzada

Cambados

Capital de la comarca de O Salnés, en la plaza de Fefiñáns no dejes de admirar su fabulosa arquitectura. Donde el vino Albariño es el rey, podrás visitar un museo dedicado a él. Además, al lado de dicho museo, puedes visitar las ruinas de la Iglesia antigua de Santa Mariña, donde, entre otros, está enterrado un hijo del escritor Ramón del Valle Inclán.

Padrón

Unos pican y otros no, así son los famosos pimientos de Padrón o del Herbón. Pintoresca villa en el nacimiento de la ría de Arousa, con gran tradición jacobea (parada del Camino Portugués) y famosa por el pulpo que se sirve en su feria. Cuna de grandes escritores como Camilo José Cela (en concreto, la vecina Iria Flavia) y de Rosalía de Castro. Además, su Jardín Botánico merece un largo paseo.

Puente de Padrón

Como ves, tienes muchas opciones de excursiones en Galicia desde Santiago de Compostela, con trayectos que fácilmente permiten visitar todo en uno o dos días, en función de tus intereses. Nosotros queremos que conozcas a fondo toda la magia de Galicia, y te lo ponemos muy fácil. Contáctanos y te informaremos sin compromiso.