Segovia, ciudad y municipio español perteneciente a Castilla y León, una de sus joyas. Forma parte del trío de capitales de esta región declaradas patrimonio de la Humanidad junto a Ávila y Salamanca.

Se encuentra situada entre los cauces de los ríos Eresma y Clamores, sobre un terreno elevado. Debido a su casco histórico y a su Acueducto, ha conseguido ser parte del patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad tiene personalidad propia dada por el peso de su historia y su valioso legado romano y medieval. Además una multitud de iglesias románicas, la Catedral y Alcázar componen un increíble paisaje que sobresale en estas tierras castellanas.

Ciudad milenaria, habiendo pruebas de ocupación neandertal  hace 60.000 años. Tanto Segovia capital como su provincia poseen un sinfín de encantos. Asimismo, Segovia es un excelente punto de partida para recorrer la provincia y acercarse al palacio de La Granja o al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, entre otras opciones.

Sin duda los atractivos de este rincón de Castilla dan de sí para varias jornadas, pero si carecemos de tiempo seguro que regresaremos para seguir descubriendo cada rincón que esconde esta maravillosa ciudad.

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver

¿QUÉ VER EN SEGOVIA?

Si has decidido visitar esta ciudad y no tienes ni idea de qué puedes ver además de su famoso acueducto, te mostraremos qué no te puedes perder en Segovia. Descubre por qué se ha ganado el título de ciudad Patrimonio de la Humanidad, recorre sus calles y sumérgete en su historia.

EL ACUEDUCTO DE SEGOVIA

Es un acueducto romano que llevaba aguas a la ciudad española de Segovia. Su construcción data de principios del siglo II d. C., a finales del reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano.

Se sitúa en la orilla del río Eresma, y data de época de los íberos que la utilizaron como plaza militar con la misión de controlar el acceso al valle del Duero. La construcción del acueducto fue una obre majestuosa que se ha ido adaptando al terreno y la naturaleza progresivamente.

Acueducto de Segovia

PLAZA DE AZOGUEJO

En la antigüedad fue la Plaza del Mercado, de ahí su nombre proveniente del término ‘azogue’ que está estrictamente vinculado al término ‘zoco’ (lugar de comercio y reunión). Se sitúa a los pies del acueducto, en la parte de más altura. Un lugar de encuentro no sólo de los propios segovianos sino que también lo fue de los habitantes de otros pueblos. Suele ser el punto de partida para realizar la visita a esta maravillosa ciudad.

Plaza Segovia

CASA DE LOS PICOS

Esta casa fue construida en el siglo XV, y lo más llamativo de este edificio es la fachada completamente cubierta de picos. Fue construida así con el fin de evitar el estilo judío de la época. Su fachada contiene 360 picos de granito y según una de las leyendas que se cuentan, debajo de uno de estos picos se encuentra un tesoro. Al interior de esta casa podemos encontrarnos un patio de estilo renacentista. Los detalles y la decoración se basan en azulejos de Talavera que recrean los monumentos más significativos de Segovia.

Casa de Los Picos en Segovia

LA JUDERÍA

Fue un barrio de la ciudad de Segovia habitado por la comunidad hebrea al menos desde el siglo XII y hasta su expulsión mediante el Edicto de Granada promulgado por los Reyes Católicos en 1492. Constituyó en su momento una de las comunidades más ricas y pobladas de toda Castilla.

ALCÁZAR

El Alcázar de Segovia, construcción de origen militar situada entre los ríos Eresma y Clamores. Data de principios del siglo XII, siendo una de las residencias favoritas de los reyes durante toda la Edad Media. Además del uso militar, posteriormente tuvo otros. Ha sido reconstruido y modificado en varias ocasiones a lo largo del tiempo pasando de fortaleza a residencia palaciega. A día de hoy encontramos un estilo de transición entre el románico y el gótico con una sobriedad característica del estilo Císter.

Alcázar de Segovia

CATEDRAL DE SEGOVIA

Construida entre los siglos XVI Y XVII, de estilo gótico con matices renacentistas. Está considerada una de las más tardías de España, erigida en el siglo XVI. Se la conoce como la Dama de las Catedrales debido a sus dimensiones y su elegancia. La catedral se comenzó a levantar en 1525, bajo el reinado de Carlos V,  se construyó tras quedar destruida la Catedral antigua por un incendio durante la guerra de las comunidades en 1520.

Dependiendo del tiempo del que dispongamos así como de las ganas de descubrir la ciudad podréis planificaros las visitas a los enclaves más notorios. Siempre recomendamos acudir a la oficina de turismo para que nos informen de todo lo que podemos visitar. En este artículo os hemos mostrado algunos de ellos, pero como ciudad Patrimonio de la Humanidad, contiene infinidad de monumentos que hacen un recorrido por la historia de Segovia, como por ejemplo la antigua sinagoga, la Plaza de las Sirenas, la Muralla, el Mirador del Valle de Clamores, etc.

Catedral de Segovia

¿DÓNDE COMER?

Tras una larga jornada visitando los principales puntos de interés de Segovia, no podemos irnos de allí con el estómago vacío y mucho menos en una ciudad que sobresale por su gastronomía tradicional. Hablar de Segovia implica necesariamente hablar de su tradición de asadas de horno de leña. El plato por excelencia en la gastronomía segoviana es, sin duda, el cochinillo, un animal de apenas unos días, horneado con manteca, aceite, limón, sal y un poquito de perejil. El segundo plato estrella de esta ciudad son los judiones de La Granja, unas alubias de gran tamaño negras o blancas.

En las cartas de los restaurantes segovianos no todo es carne, las truchas de río también forman parte de ella, uno de los productos autóctonos. Aunque hemos de decir que no podemos olvidarnos de otros platos muy habituales de estas tierras como la sopa castellana, los guisos de caza o la caldereta de cordero a la pastora.

Para finalizar, podemos degustar un ponche segoviano, una especie de tarta con un interior cremoso. También en Segovia encontraremos otros dulces, como amarguillos, ciegas, rosquillas de pascua, bollos de piñones y una gran variedad de productos de repostería.

A continuación os indicaremos algunos de los restaurantes en los que poder degustar estos manjares.

Mesón de Cándido, se sitúa en la Plaza del Azoguejo, a los pies del acueducto. Uno de los restaurantes con mejor puntuación y quizá el que resume en su carta toda la gastronomía de Segovia. Tradición conservada a pesar del paso del tiempo.

Mesón José María, situado en la calle Cronista, es uno de los más reconocidos. Aquí podremos disfrutar de productos de la zona, especialmente el pescado ya que ofrece gran variedad en su carta.

Casa Duque, uno de los restaurantes con más prestigio de la ciudad en el que al igual que en Mesón Cándido, nos oferta la gastronomía local tradicional.

Todos los viajes del Camino de Santiago en bici
Ver

Diferentes factores como la ubicación en la que se encuentra, el clima y la historia, son los que nos harán confirmar que la gastronomía de Segovia es una de las más ricas de toda España. Cocina tradicional, una mezcla milenaria de sabores y productos autóctonos, una delicia para el paladar.
Seguro que también te interesará:
5 razones para hacer el camino de Santiago
¿Qué camino de Santiago elegir?
¿Qué llevar al camino de Santiago?