Cuando nombramos Toscana nos vienen a la cabeza esos prados inmensos, con colores lavanda, verde y amarillo, viñedos y pequeños pueblos donde perderse, en definitiva, un lugar donde desconectar. ¿Te apetece una ruta por la Toscana?

Pero la Toscana es mucho más que eso. Esta región de Italia, una de las 20 que conforman esta república, está localizada en el centro de Italia y su capital es Florencia, en ella vamos a poder disfrutar del arte, la historia, la gastronomía y su peculiar geografía desde el inicio hasta el final del viaje.

Por esa razón, y porque hay tanto que ver, os proponemos un recorrido por 12 lugares que no podemos dejar de ver si viajamos a la Toscana. Un paseo que nos llevará desde Florencia hasta la Isla de Elba, pasando por  Pisa, Siena o San Gimignano.

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver

¿Cómo llegar a la Toscana?

La privilegiada situación de la Toscana hace que tanto por carretera, como en avión, tren o barco, podamos llegar a nuestro destino. Obviamente, lo más fácil es volar en avión y alquilar un coche porque, si queremos perdernos de verdad en la Toscana y explorar sus rincones, el coche será nuestro mejor aliado.

En avión aterrizaremos en el Amerigo Vespucci de Florencia o en el Galileo Galilei de Pisa. Son muchas las compañías aéreas que tienen vuelos directos hasta aquí y desde muchos lugares de nuestra geografía, además Madrid y Barcelona, Bilbao, Málaga o Sevilla también ofrecen esta posibilidad.

¡Vamos allá!

En coche tardaremos desde Madrid, por ejemplo, unas 22 horas haciendo turnos, por lo que esta idea queda casi descartada si no tenemos muchos días para aprovechar la visita a la Toscana, no en vano son más de 1.600 kilómetros desde la capital y, algo más de 1.000 desde Barcelona.

Lo que es muy recomendable es alquilar un coche