La Ruta al Mirador de Ordiales es una de las imprescindibles que debemos hacer si acudimos a los Lagos de Covadonga. Ésta nos acercará a este espectacular balcón natural situado a más de 1700 metros de altura desde el que tendremos una vista privilegiada del valle de Angón, Amieva y Ponga.

Don Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa, y Roberto Frassinelli, “El alemán de Corao” fueron los grandes impulsores de este paraíso natural de los Picos de Europa. Tal era el amor por ella que Pidal pidió ser enterrado en el Mirador de Ordiales, donde el epitafio de su tumba nos recuerda la sublime belleza que tenemos ante nosotros.

Dificultad de la ruta del mirador de Ordiales 

La dificultad de la ruta del mirador de Ordiales es media-alta debido a que el desnivel que hay que superar es de más de 700 metros. Hay dos lugares desde los que podremos salir:

Salida desde Buferrera: distancia ida y vuelta 20,5 kilómetros (unas seis horas y media).

Saliendo de Pandecarmen: distancia ida y vuelta 15,4 kilómetros (cinco horas y 45 minutos).

Solicita tu presupuesto para el Camino de Santiago
Contactar

¿Se puede hacer con niños?

Nuestro consejo es que no se haga con niños menores de 8 ó 9 años ya que la subida es larga y el terreno pedregoso.

¿Cómo llegar?

Cuando accedemos a los Lagos de Covandonga veremos como el camino a la izquierda va a bordear el lago Enol hasta subir al lago Ercina. Nuestra ruta comienza en el camino de la derecha, donde vamos a empezar la subida hasta el Mirador de Ordiales.

Seguiremos las indicaciones que hay hasta Pandecarmen (si hemos elegido esta opción) dejando el coche en el aparcamiento habilitado y teniendo en cuenta que en ciertas épocas del año no se puede acceder en vehículo hasta esta zona, o seguiremos las indicaciones de la PR-PNPE-05 desde Buferrera.

Lagos de Covadonga

Descripción del itinerario

Nada más salir del aparcamiento de Pandecarmen pasaremos por el puente que cruza el río Pomperi, donde veremos el Pozo del Alemán, en honor a Roberto Frassinelli que disfrutaba del baño en este pequeño pozo de unos cuatro metros de diámetro, y notaremos como el camino pica en subida y se estrecha.

Al poco tiempo encontraremos una de las majadas más típicas de los Picos de Europa, llamada Vega la Piedra, situada a unos 1100 metros de altitud. A lo largo del camino veremos al ganado pastando o dormitando tranquilamente en las vegas, como la de Canraso, nos acompañarán las piedras y los paisajes verdes, y poco a poco llegaremos a la majada de Rondiella para, al poco, toparnos desde el collado Gamonal con el refugio Vegarredonda a 1450 metros de altura, al que hemos llegado tras casi 90 minutos de caminata.

Picos de Europa

Por detrás del refugio de Vegarredonda, donde encontraremos una fuente para recargar botellas y cantimploras, sigue el camino serpenteante que nos llevará hasta el collado del Forcau a través de la canal de Cueñe Cerrada.

Pasada esta zona notaremos que la ruta se vuelve algo más suave, bajando hasta un jou (hoyo) que nos lleva a cruzar los campos de la Torga y acceder a collado de Sierra Pelada donde ya vemos las praderas de Ordiales y el pico Cotalba con el Mirador de Ordiales en la parte baja.

Antes de llegar al Mirador de Ordiales nos toparemos con el conocido como refugio del ICONA (el desaparecido Instituto para la Conservación de la Naturaleza) que tiene espacio para siete personas y se encuentra en buen estado en caso de que la niebla u otra inclemencia nos sorprendan.

refugio del ICONA

El Mirador de Ordiales

El Mirador de Ordiales es un balcón natural con una caída de 1750 metros que nos muestra unas vistas excepcionales que bien merecen el esfuerzo de la subida. Allí, encontraremos la tumba de Don Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós. Junto al pastor Gregorio Pérez, ‘El Cainejo’, fue el primero en ascender al Pico Naranjo de Bulnes. Era además, el gran valedor de la creación del Parque Natural de los Picos de Europa.

Es por eso que, en lo alto del Mirador de Ordiales, desde 1949 reposan los restos de Don Pedro Pidal. Un epitafio labrado en la misma piedra que nos ha acompañado todo el camino. Nos recuerda la espectacularidad de lo que allí tenemos ante los ojos:

Enamorado del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, en él desearíamos vivir, morir y reposar eternamente pero, esto último en Ordiales, en el reino encantado de los rebecos y las águilas, allí donde conocí la felicidad de los Cielos y de la Tierra, allí donde pasé horas de admiración, emoción ensueño y transporte inolvidables, allí donde adoré a Dios en sus obras de Supremo Artífice, allí donde la naturaleza se me apareció verdaderamente como un templo.”

Mirador de Ordiales

8 consejos para realizar la ruta

1. Organiza la visita con antelación, infórmate de los días en los que no puedes llevar el coche o si hay algún evento deportivo, como la Vuelta Ciclista.

2. Consulta los horarios de autobuses para acceder a los lagos pinchando aquí y reserva hotel con antelación si vas a ir en épocas de gran afluencia de visitantes.

3. En cualquier época del año es conveniente llevar una mochila con ropa de abrigo y chubasquero. Esta ruta del Mirador de Ordiales nos lleva hasta más de 1700 metros de altitud y el viento sopla fuerte. Además usa botas de montaña y ropa adecuada.

4. Lleva agua, alguna bebida energética, y comida (bocadillos, barritas) sobre todo si vas con niños.

5. Esta Ruta del Mirador de Ordiales no es apta para niños menores de 8 o 9 años.

6. Lleva el móvil cargado y si vas a hacer la ruta en solitario, informa a alguien por si ocurriese algún accidente.

7. Si vas con animales, cosa que desaconsejamos por la dificultad de la ruta, llévalos atados y controlados.

8. Mantén limpio el entorno y no olvides recoger la basura.

Consulta todos nuestros viajes
Ver