Si te gustan las excursiones naturales, entonces el Parque Natural de Ponga es el lugar que debes visitar. Un hábitat idóneo para quienes disfrutan de las hermosos vistas panorámicas hacia las montañas y el paisaje rural, buscando el descanso y el relax que ofrece el campo.

Calificados por muchos como el edén asturiano, este parque cuenta con más de 20 mil hectáreas de paisajes, situándose al oeste de los Picos de Europa y dentro del concejo de Ponga, en el sector centro oriental de la Cordillera Cantábrica, limitando al sur con la provincia de León.

Todos los viajes del Camino de Santiago en bici
Ver

A lo largo del parque se encuentran espectaculares bosques de diversos tipos, de los cuales destacan lo hayedos que son los que mejor se conservan en la península Ibérica. El área está cubierta por praderas, montañas calizas, valles y grandes desniveles, arroyos y riachuelos que desembocan en los grandes ríos; el Sella y el Ponga.

Flora y fauna dentro del Parque natural de Ponga

Numerosas especies habitan estos extensos campos, especialmente los venados que se refugia a través de los amplios arbolados. Al finalizar las lluvias del verano, inicia la época de apareamiento de los venados lo cual atrae a cientos de turistas a contemplar las luchas de estos por conseguir hembras, por lo que en este tiempo se programan excursiones guiadas. Otras especies como el oso pardo, el zorro, el corzo, el rebeco y el jabalí están presentes en la zona.