El Parque Natural Dunas de Corrubedo está situado en el municipio de Santa Uxía de Ribeira, en la provincia de A Coruña, en el tramo occidental de la península del Barbanza, que separa la ría de Muros y Noia al norte con la ría de Arousa al sur. Si visitas esta zona, es imprescindible visitar y conocer la gran duna móvil, así como saber más sobre su flora y su fauna. En este artículo te proponemos sumergirte en toda la riqueza que ofrece este Parque Natural.

Parque nacional de las Dunas de Corrubedo

Un complejo y valioso ecosistema bien protegido

Conocido oficialmente como Complejo dunar de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán, se trata de un conjunto de casi 1.000 hectáreas formado por la gran duna móvil y las citadas lagunas, cerrado todo por la playa de Corrubedo, que está formada a su vez por los arenales de A Ladeira y de O Vilar.

De los seis parques naturales gallegos, es el quinto en extensión y fue el segundo en ser declarado como tal. Es un espacio protegido desde el año 1992, cuando fue declarado Parque Natural. Un año después, en 1993, fue declarada zona RAMSAR. En la década siguiente continúa a obtener más declaraciones de protección: LIC en 2001 y ZEPA y ZEPVN en 2003. Por si fuera poco, este espacio está también propuesto para formar parte de la Red Natura 2000 integrado con la isla de Sálvora y zonas marítimas próximas, lo cual ampliaría su extensión.

¿Cómo visitarlo?

Antes de visitarlo, debemos recordar que se trata de un rico ecosistema que hay que proteger entre todos; consulta aquí las normas a respetar en tu visita. La zona es visitable sin necesidad de reserva o autorización previa y de forma libre, si bien está prohibido caminar sobre la duna móvil. No obstante, se puede disfrutar de sus playas y de los miradores cercanos como el mirador A Pedra da Rá, el mirador Castro da Cidá e incluso el propio mirador de la Gran Duna.

Pasarela Parque nacional de las Dunas de Corrubedo

El parque en sí tiene dos entradas: la de O Vilar y la de Olveira, siendo la primera la que cuenta con el Centro de Recepción de Visitantes Casa da Costa y el Centro de Interpretación del Ecosistema Litoral de Galicia (CIELGA). La estadística oficial nos dice que el Parque Natural Dunas de Corrubedo es uno de los lugares más visitados de Galicia, con cerca 300.000 personas al año.

Para llegar al parque natural puedes hacerlo por carretera, bien sea desde Noia o desde Padrón, pasando por Ribeira. Dispone de zona de aparcamiento y servicios de restauración en torno a ella. Hay servicio de socorrismo para las playas, si bien no disponen de bandera azul.

Al detalle

La gran duna móvil es la protagonista principal, pues con sus 1.000 metros de largo, 250 metros de ancho y unos 15 metros de altura, es la duna móvil más grande del noroeste peninsular, y su presencia besando el Océano Atlántico es imponente. El conjunto geológico se formó entre 12.000 y 15.000 años atrás, en la era del Cuaternario. Asimismo, también hay otros sistemas dunares compuestos de dunas fijas y semifijas, que dan hacia el interior de la península del Barbanza

Duna móvil del Parque nacional de las Dunas de Corrubedo

Sus dos lagunas son imprescindibles para comprender el conjunto, con la particularidad de que una, la de Carregal, es de agua salada, y otra, la de Vixán, de agua dulce. La existencia de estos humedales hace que se generen ricos ecosistemas con diversidad de plantas y animales

En cuanto a la flora, destaca la presencia de tojo, brezo, helechos, líquenes, tarajes, juncos, orquídeas, pinos, robles, alisos, sauces, etc.

En definitiva, más de 250 tipos de especies propias de humedales, marismas y arenales.

En relación a la fauna, si tu pasión es la ornitología, en la zona podrás encontrar muchas aves migratorias anidando y criando. Encontrarás paneles explicativos y casetas habilitadas para la observación de aves, como la de la laguna de Vixán. Entre los muchos ejemplares que hay, podemos citar al chorlito dorado, el alcaraván común, el zarapito trinador, el corremolinos tridáctilo y común, el archibebe claro, etc. Entre septiembre y abril es la mejor época para ver estas aves. En verano desciende el número de especias, quedando las sedentarias: la focha común, el ánade real, el zampullín chico y la gallineta común. Garzas, cisnes, cormoranes y muchos más completan el elenco de aves que se pueden encontrar aquí.

Destacan también los anfibios y reptiles, como el sapo de espuelas, el lagarto ocelado o la culebra de collar, así como mamíferos tales como la nutria, el tejón, el zorro, la ardilla, el erizo o el jabalí. Ya en medio acuático podremos encontrar gran variedad de peces, cetáceos, moluscos y crustáceos.

Completa tu experiencia

Además de la visita al parque, la panorámica desde sus miradores y el baño en sus playas, en la zona podrás también ampliar tu experiencia en la visita. Por ejemplo, podrás elegir entre varias y sencillas rutas de senderismo que recorren la zona, observar aves, practicar deportes acuáticos como paddleboard o disfrutar de tranquilos paseos en barco. Consulta aquí toda la oferta de ocio que te ofrece este espacio único.

Playa del Parque nacional de las Dunas de Corrubedo

Si piensas en visitar las Rías Baixas gallegas, el Parque Natural Dunas de Corrubedo es de obligada visita. Disfrutarás del aroma salado del Océano Atlántico, hermosos arenales y un monumento natural único en esta esquina de la península. Tal vez después de un buen camino te apetezca realizar alguna excursión por Galicia, y te aseguramos que en este espacio natural disfrutarás de una gran experiencia para tus sentidos.