La Selva de Irati se encuentra en el norte de la provincia de Navarra. Este paraíso natural es el segundo bosque de hayas y abetos más grande y mejor conservado de Europa. Solamente es superado en tamaño por la Selva Negra de Alemania. Concretamente está situado en el Pirineo oriental navarro, en los valles de Aezkoa y Salazar.

Pues bien queridos amigos, el espacio natural de Irati se encuentra ubicado a escasos kilómetros de Roncesvalles. Esto lo convierte en un plan complementario maravilloso para aquellos peregrinos que comienzan a caminar desde allí. A continuación os contamos todo lo necesario para iros de ruta por este precioso lugar, ¡tomad nota!

Todos los viajes para hacer el Camino de Santiago con tu perro
Ver

La selva de Irati

El entorno de Irati es un espacio natural protegido por diferentes figuras: la reserva natural de Mendilatz y Tristuibartea, y la reserva integral de Lizardoia. Por las características de su vegetación, es una verdadera explosión de colores y vida, dependiendo de la estación. Los contrastes de colores son mucho más fuertes en otoño, nosotros hemos vivido la experiencia en esta estación, por lo que os la recomendamos al 100%.

Existen dos puntos de acceso al bosque, uno en el oeste (más próximo a Roncesvalles) desde Orbaizeta y otro por el lado este, desde Ochagavía. En el acceso de Ochagavía, es donde está ubicado el Centro de Interpretación del espacio natural. En Orbaizeta, accederéis por el cierre del embalse de Irabia, en el que existen tres zonas de párking habilitadas.

Este espacio cuenta con un incalculable valor ecológico. A parte de la vegetación, existen un montón de ecosistemas ocultos en la espesura del bosque y a plena vista en sus abiertos y verdes pastizales, que son el hogar de numerosas poblaciones de animales salvajes. En el grupo de las aves, se pueden encontrar reyezuelos, pinzones, petirrojos, o pito negros o dorsiblancos, entre otros. Destacan también los zorros, jabalís, martas y ciervos.

Embalse de Irabia