La forma más común de hacer el Camino de Santiago actualmente es, obviamente, en dirección a Santiago de Compostela. Dependiendo de la ruta que elijas, la dirección será Oeste, Norte o Sur. No obstante, si has hecho el Camino tal vez hayas visto peregrinos en dirección opuesta a la tuya, es decir, que vienen de Santiago de Compostela y hacen el camino al revés; y si eres de los que aún no lo ha hecho, a ambos os decimos que se trata de algo habitual, te lo puedes encontrar en tu camino, e incluso tiene su justificación histórica.

Originalmente, la peregrinación no implicaba sólo un viaje de ida, sino también un viaje de vuelta.

Muchos peregrinos no llegaban a volver a sus hogares o, incluso, no llegaban a Santiago de Compostela, porque fallecían durante la travesía o bien decidían establecerse en un nuevo hogar, el objetivo era ir a Santiago y volver. Así es la historia, pero en este artículo vamos a ver por qué hoy en día algunos peregrinos hacen el Camino de Santiago al revés,