La forma más común de hacer el Camino de Santiago actualmente es, obviamente, en dirección a Santiago de Compostela. Dependiendo de la ruta que elijas, la dirección será Oeste, Norte o Sur. No obstante, si has hecho el Camino tal vez hayas visto peregrinos en dirección opuesta a la tuya, es decir, que vienen de Santiago de Compostela y hacen el camino al revés; y si eres de los que aún no lo ha hecho, a ambos os decimos que se trata de algo habitual, te lo puedes encontrar en tu camino, e incluso tiene su justificación histórica.

Originalmente, la peregrinación no implicaba sólo un viaje de ida, sino también un viaje de vuelta.

Muchos peregrinos no llegaban a volver a sus hogares o, incluso, no llegaban a Santiago de Compostela, porque fallecían durante la travesía o bien decidían establecerse en un nuevo hogar, el objetivo era ir a Santiago y volver. Así es la historia, pero en este artículo vamos a ver por qué hoy en día algunos peregrinos hacen el Camino de Santiago al revés,

El Camino al Revés antiguamente

¿Por qué hacer el Camino al revés?

Actualmente las motivaciones principales para realizar el camino de ida y vuelta pueden ser varias. Si, por ejemplo, si vives en Galicia, no sería una locura plantearse una peregrinación de ida y vuelta a casa.

Este es el caso de los peregrinos que vivan en alguna localidad por la que pase alguno de los caminos principales y que esté a 100 kilómetros a pie de Santiago de Compostela, como Ferrol y el Camino Inglés, Villalba y el Camino del Norte, Lugo y el Camino Primitivo, Sarria a través del Camino Francés, Ourense con el Camino Sanabrés o la Vía de la Plata y Tui y el Camino Portugués.

Hacer el camino al revés de vuelta a casa

Los gallegos, pues, lo tienen muy fácil, si su motivo de caminar al revés es ir y volver a casa. Si no es el caso, tal vez te atraiga la aventura que supone volver a tu casa como viniste, al modo clásico. Muchos peregrinos nacionales y extranjeros deciden vivir una experiencia novedosa y se lanzan a volver a casa caminando.

Como en toda peregrinación, conocerás mucha gente (no te encontrarás de nuevo con los peregrinos del día anterior, pues van en sentido contrario), verás hermosos paisajes ya conocidos aunque desde un nuevo ángulo, y quizás te reencuentres con hospitaleros y la población local que viste en tu viaje de ida.

Solicita tu presupuesto para el Camino de Santiago
Contactar

¿Qué Camino hacer?

En principio, puedes recorrer cualquier camino y cualquier tramo al revés. Hemos visto muchos peregrinos “a la inversa” en el Camino de Finisterre y Muxía, pues una vez conseguidas la Finisterrana y la Muxiana, quieren más y deciden conseguir la Compostela de vuelta a Santiago de Compostela. No tendrás señalización en tu sentido, sino en el contrario, por lo que tendrás que estar atento a los cruces. Otra forma es seguir la ruta que hacen los peregrinos en sentido opuesto.

También puedes encontrar muchos caminantes de vuelta en el Camino de Santiago Francés, y será la mejor opción, pues es la ruta con más alternativas de alojamiento y servicios. En este caso puedes hacer lo mismo, seguir las señales con cuidado, así como el trazado que siguen los peregrinos en sentido opuesto al tuyo, lo cual será fácil al ser un camino muy transitado.

Otro ejemplo es el Camino de Santiago Portugués al revés, igualmente bien dotado de alojamientos y servicios. Además, sus pasos coinciden con el camino al Santuario de Fátima, que muchos peregrinos realizan desde Santiago de Compostela y que dispone de flechas azules pintadas en sentido contrario a las clásicas flechas amarillas del Camino de Santiago en la ruta portuguesa. Este camino se denomina Camino del Norte a Fátima, aunque hay muchos más.

El Camino al revés te puede llevar a Fátima

Otra opción que puedes considerar es realizar el Camino de Santiago al revés y en bicicleta por cualquiera de las rutas existentes. Puedes realizar cualquier tramo o incluso volver a tu casa, la aventura te llevará menos días pero será igual de apasionante y diferente. Todo lo que implica al peregrino a pie te afectará igualmente si vas sobre dos ruedas.

A tener en cuenta

Como señalamos más arriba, puedes hacer cualquier Camino de Santiago al revés, pero has de tener en cuenta siempre que la señalización estará también al revés. Seguir la estela de peregrinos, consultar a la población local o disponer de tracks GPS puede servirte de gran ayuda.

En cuanto a los alojamientos, no encontrarás problema, pues a sus responsables no les importa cómo estés haciendo el camino, y estarán encantados de darte cobijo, como manda la acogida peregrina.

En lo referente al transporte de equipajes, si es que necesitas este servicio, generalmente las distintas empresas lo realizan en sentido a Compostela, por lo que te recomendamos consultar previamente si te pueden facilitar este servicio al revés. Recuerda que nosotros te podemos ayudar a organizarlo todo.

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver

Casos curiosos

Hemos constatado casos, a pie de camino, de peregrinos muy devotos que se dedican a peregrinar sin cesar a distintos lugares santos y en distintos sentidos: además de Santiago de Compostela y Fátima, a la propia Roma (Italia), Medjugorje (Bosnia y Herzegovina), Częstochowa (Polonia), Jerusalén (Israel), etc. Así hizo el experimentado peregrino José Antonio García Calvo, “José el Peregrino”, en su caso, por una gran devoción mariana tras un naufragio fatídico.

“Visitaré todos los santuarios famosos marianos del mundo si me salvo”, prometió, y así sigue.

Más casos curiosos de peregrinos de ida y vuelta, o sin destino aparente, son los que te presentamos en este reciente artículo, peregrinos que viven caminando y que además llevan su casa a cuestas.

Hagamos el camino al revés de vuelta a casa

Tal vez te esté ya picando el gusanillo de lanzarte a esta auténtica aventura, realizando así el peregrinaje original que llevaban a cabo los primeros peregrinos. La experiencia suena bastante interesante y alternativa, y si te decides, ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos a realizar tu Camino de Santiago al revés. Nosotros nos adaptamos a ti, y te lo pondremos muy fácil para que te conviertas en un auténtico peregrino de los de antes.

¡Ultreia!