Una vez más tenemos que desempolvar la alfombra roja y presentaros a todos una nueva producción audiovisual sobre nuestra ruta, el Camino de Santiago. El actor asturiano Javier Gutiérrez nos presenta en una miniserie todas las bondades que encuentra en su peregrinación a través de los seis capítulos que componen “Un paraíso en el camino”, una peregrinación por episodios en el que el galardonado intérprete nos presenta su Asturias más peregrina.

El Camino de Santiago en Asturias, un potente paraíso peregrino

Javier Gutiérrez nos quiere presentar el paraíso que es su tierra, Asturias, y “la inexplicable fuerza del Camino de Santiago, capaz de hacer que un tipo como yo haga más de 20 km al día”. Y lo ha hecho, vaya que sí, como podemos comprobar en la miniserie que protagoniza bajo el título “Un paraíso en el camino”.

Javier Gutiérrez en la playa

El pasado 14 de octubre de 2021 se estrenó esta producción en el canal de YouTube del periódico El País. Compuesta de seis episodios de una duración de ocho minutos cada uno, tras el sexto y último, emitido el pasado 23 de diciembre de 2021, hemos sido testigos de la peregrinación de Javier Gutiérrez por los caminos jacobeos en Asturias, con una mezcla entre el Camino de Santiago Primitivo y el Camino de Santiago del Norte.

El actor, natural de Luanco (Asturias), se embarca en esta aventura y nos la narra en primera persona, si bien se trata de una campaña promocional del turismo en el Principado de Asturias a través de esta producción branded content. La idea, desarrollada por la filial española de la agencia de medios Wavemaker (WPP) y con colaboraciones de otras productoras, trata de reactivar la campaña de promoción que pretende posicionar Asturias como referente de bienestar, calidad de vida y de hábitos sostenibles.

Ejercicio, espiritualidad y terapia

Como afirma el actor, «el camino saca lo mejor de uno, buen humor y una energía desbordante que tiene mucho que ver con pasarte todo el día en movimiento. Hacer ejercicio en plena naturaleza anima a uno mucho más”. Además de disfrutar del turismo activo, el actor, ganador de dos premios Goya por “La isla mínima” (2014) y “El autor” (2017), disfruta de los bosques, praderas, playas y patrimonio que se va encontrando en los caminos jacobeos asturianos, que además le sirven de descanso tras un año lleno de rodajes.

Cartel promocional del show

“Desconecto del mundo y solo presto atención a disfrutar del entorno”, y añade que hacer el Camino de Santiago “es como ir al psicólogo. Ahora es muy moderno que todos hablen del mindfulness, pero ese concepto ya lo practicaban los peregrinos hacía siglos”. Efectivamente, en varias ocasiones os hemos hablado de las propiedades sanadoras, curativas y terapéuticas del Camino de Santiago, y en esta ocasión es el bueno de Javier el que nos vuelve a dar la razón, al igual que las historias de tantos otros peregrinos.

Un recorrido particular

Caminando entre 15 y 30 kilómetros diarios, todo un reto (a priori) para él, cubre la distancia entre la villa costera de Bustio, en la frontera con Cantabria, hasta la capital del concejo de Allande, Pola de Allande, cubriendo así el Oriente y el Occidente asturiano entre mar y montaña. En uno de los capítulos afronta una etapa reina, con el ascenso al puerto del Palo y el posterior descenso de casi unos 600 metros de desnivel; no es de extrañar que a este tramo le llamen “el rompepiernas”, como explica una de las peregrinas con la que se topa nuestro famoso peregrino.

El descenso de Pola de Allande

Además de mostrarnos todos los encantos naturales y patrimoniales de Asturias, podemos saborear con él su gastronomía, como por ejemplo en el capítulo donde se para a comer, según sus palabras, en “un oasis en esta dura etapa”, un exquisito y reponedor pote asturiano. Se encontrará con personalidades asturianas y peregrinas durante su aventura, como la chef Esther Manzano, el divulgador y peregrino Paco Nadal, el ciclista Chechu Rubiera o el abogado Manolo Hernández, con más de una centena de peregrinaciones a Santiago de Compostela en sus pies, entre muchos otros. Se encontrará también a sí mismo, pues en Grandas de Salime nos recordará sus orígenes en el Museo Etnográfico de Grandas, para despedirse de nosotros en el mítico Mirador de la Ballena. Un camino, y una experiencia, muy espiritual para él.

“Ni yo mismo me lo creo”

Más de 100 kilómetros caminados en los que nuestro Javier consigue su objetivo: encontrar tranquilidad y reconectar consigo mismo. A nosotros nos regala todo el acervo y paisaje asturiano, con sus gentes, sus monumentos, sus panorámicas y su gastronomía. Muy buena experiencia, tanto que el propio actor se promete a sí mismo recorrer también el Camino del Salvador, otra importante ruta de peregrinación que finaliza en la capital asturiana, Oviedo. Habrá que estar pendiente de Javier y sus andanzas.

Mientras tanto, recuerda, tienes disponible en el canal de YouTube de El País estas hermosas seis etapas jacobeas en Asturias, “Un paraíso en el camino” con Javier Gutiérrez, que puedes disfrutar desde tu sillón favorito y de seguro te servirán de inspiración para tu próximo Camino de Santiago.

¡Estamos rodando!