Al igual que en Europa, y en especial en España, tenemos el Camino de Santiago, el Primer Itinerario Cultural Europeo, y al igual que en Japón existe el Kumano Kodo, en Corea del Sur también tienen su particular ruta de peregrinación, el “Jeju Olle” en la isla de Jeju. Una peregrina coreana a Santiago de Compostela en el año 2006 quedó tan prendada del camino jacobeo que decidió desarrollar una ruta propia en su país. Ahora, los coreanos tienen su propia ruta de senderismo, el “Jeju Olle Trail”.

Sobre la isla de Jeju

Corea del Sur es un país continental compuesto también por muchas islas. Una de ellas, la más lejana a la península coreana, es la isla de Jeju, situada a medio camino entre el mar Amarillo y el mar de China Oriental. Se trata de una isla volcánica con una inusitada belleza tropical, que es un destino turístico con gran demanda entre enamorados, novios y recién casados.

Esta isla tiene una cultura propia, distinta a la Corea del Sur peninsular, incluyendo su idioma, con notables diferencias respecto a las lenguas y dialectos peninsulares. De hecho, el nombre de la ruta contiene un término de su lengua, “Olle”, que significa “camino estrecho”. Vamos a conocer un poco más sobre la ruta “Jeju Olle”.

La isla de Jeju

“Jeju Olle”, o el camino estrecho de la isla de Jeju

Como apuntábamos más arriba, una peregrina jacobea de nombre Suh Myung-suk, periodista en Corea del Sur y natural de Seúl, quedó prendada de su experiencia jacobea y, a su vuelta a casa, decidió desarrollar una ruta en su país. Investigó la isla con la vocación de crear rutas turísticas y de senderismo, y a continuación creó la Fundación Jeju Olle para implementar el desarrollo de su nuevo proyecto, el camino “Jeju Olle”. Era necesario escoger los caminos correctos y conectarlos, además de preparar los senderos, ensanchándolos, eliminando obstáculos y señalizandolos.

“El nacimiento de Jeju Olle Trail está inspirado en el Camino de Santiago”

Una vez hecho esto nació “Jeju Olle”, una red de senderos de larga distancia a lo largo de la costa de la isla. Son un total de 21 rutas conectadas, 5 subrutas y una última que conecta con el Aeropuerto Internacional de Jeju (¡esta chica está en todo!). Son rutas de una media de 16 kilómetros que suman un acumulado total de 425 kilómetros, si bien los senderos pueden ser modificados o redirigidos.

A tener en cuenta

La dificultad de las etapas es entre fácil y moderada. Se puede realizar en cualquier época del año, si bien en los meses de julio y agosto no es recomendable realizarla, por los habituales avisos de extremo calor. Los mejores meses serían abril, mayo, septiembre y octubre.

La Fundación “Jeju Olle” señalizó la ruta, y entre las señales hay que destacar las siguientes: el “ganse” da la dirección en bifurcaciones, las cintas azules y naranjas decoran el trazado, las flechas indican la dirección y las etiquetas “S” y “F” indican el inicio y final de un tramo adaptado a sillas de ruedas (¡lo dicho, están en todo!). Los senderistas tienen también una especie de credencial, y es necesario sellar tres veces por etapa para obtener el certificado y medallas finales.

Jeju Olle Foundation

Más de 135 ciudades y más de 130 playas paradisíacas, además de bosques y montañas, es el patrimonio que ofrece esta ruta, sumando también toda la cultura propia y las gentes de la isla. Con la premisa de modificar lo mínimo el paisaje, esta ruta es respetuosa con los senderos antiguos. Cabe destacar que en la ruta encontraremos el Sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO “Seongsan Ilchulbong” y el Geoparque “Sanbangsan”.

Una escapada tropical

El ritmo de vida de los surcoreanos es intenso e incluso estresante, por lo que esta ruta ofrece una escapada que, además, tienen muy cerca. Como bien sabemos, es una cultura que adora el senderismo, y si has hecho algún Camino de Santiago tal vez te haya llamado la atención la gran cantidad de surcoreanos que peregrinan a Santiago de Compostela, que en 2019 fueron más de 8.000 en las rutas jacobeas, siendo el séptimo país emisor de peregrinos.

Como afirma Rachel Kim, la portavoz de la Fundación, Suh  “quería presentar su ciudad natal, la Isla Jeju, y la naturaleza asombrosa que presenta la isla y la cultura única que se encuentra aquí, a través de un largo sendero a pie, como el Camino de Santiago. También quería difundir las emociones que experimentó en el camino”.

La costa de la isla de Jeju

Una media de 600.000 senderistas realizan el “Jeju Olle” cada año, superando al propio Camino de Santiago. Nueve de cada diez son coreanos, siendo el resto extranjeros, principalmente de países cercanos como Singapur, Malasia, Taiwán, Hong-Kong o Australia.

La verdad es que a nosotros nos está seduciendo mucho esta ruta, y ya estamos pensando en las vacaciones para poder experimentarla, sentirla y saborearla. Y tú, ¿qué tienes pensado para tus vacaciones? Tal vez Corea del Sur esté muy lejos, pero aquí cerquita tienes la inspiración del “Jeju Olle”, nuestro Camino de Santiago.

¡Buen “Olle”!