Con este post queremos acercarte una forma de viajar en auge en la actualidad: el cicloturismo. El cicloturismo es la práctica del ciclismo de una forma no competitiva por motivos de ocio y recreacionales. Consiste en elegir la bicicleta como medio de transporte para hacer turismo, de una forma relajada.

Como bien puedes imaginar, es una modalidad de turismo perfecta para hacer el Camino de Santiago. ¡Aquí te explicamos todo lo que debes saber para embarcarte en esta aventura!

¿En qué consiste hacer cicloturismo?

La esencia del cicloturismo va mucho más allá del recorrido en bici. Se trata de una relación del hombre con la máquina en la que debe haber colaboración y confianza; una experiencia que te dará la libertad de elegir, soltar, conectar y desconectar a la vez. Esta experiencia empieza desde el momento en que decides planificar tu viaje. Tendrás que decidir el sitio, plantearte la ruta que harás, estudiar el terreno, planificar dónde pararás a comer o si llevarás la comida desde casa, las paradas que quieres hacer para conocer el lugar… y por supuesto ¡tendrás que ponerte en forma!

Todos los viajes del Camino de Santiago en bici
Ver

Diferentes tipos de cicloturismo

Dependiendo de cómo queramos viajar, existen diferentes modalidades de cicloturismo.

Cicloturismo autosuficiente

Es la práctica del cicloturismo de forma autónoma. Consiste en llevar contigo todo lo necesario para abastecerte y dormir. Se trata de toda una aventura, ya que además de planificar la ruta, tendrás que buscar el lugar idóneo para acampar. ¡Toda una experiencia para los más aventureros!

Bikepacking

Esta modalidad consiste en llevar contigo todo lo necesario para la ruta, comprimido en bolsas de cuadro, delanteras y de sillín. Esta pensada para llevar todo lo indispensable sin necesidad de llevar alforjas, para no tener ningún elemento que sobresalga lateralmente de la bicicleta. Es perfecta para realizar rutas por senderos estrechos.

Cicloturismo ligero o cicloturismo asistido

Son las opciones en las que contratamos un servicio de transporte de equipaje y alojamientos con una agencia de viajes. Actualmente, esta es la modalidad más practicada en Europa y la que mejor se ajusta al camino de Santiago. ¡Muy cómoda para realizar viajes en bicicleta de unos cuantos días de duración!

Con la bici frente al mar