Seguramente alguna tarde lluviosa o algún tedioso domingo los has ocupado jugando a juegos de cartas o de mesa como el parchís, el ajedrez, las damas o la oca. Este último, el Juego de la Oca, tiene un misterioso origen y, además, está relacionado con el Camino de Santiago. De hecho, al tirar los dados y al pasar de casilla en casilla estás peregrinando a Compostela en un viaje de ida y vuelta, a través de un mapa simbólico en cuyo significado nos vamos a iniciar en este artículo.

Una versión medieval del Juego de la Oca