Hoy queremos hacer un guiño especial a todos nuestros [email protected] andaluces, especialmente a los “granaínos”. Granada tiene muchos pueblos muy bonitos y con encanto. No obstante hoy os traemos uno de los más bonitos que existen en la provincia: Montefrío. Lugar histórico que constituyó la última frontera del antiguo Reino de Granada.

Montefrío es uno de los balcones más espectaculares de Granada. ¡Ojo! no lo decimos nosotros, lo dice National Geographic, que recientemente ha distinguido a Montefrío como uno de los diez pueblos con mejores vistas del mundo. Por si esto fuera poco, también es considerado una de las siete maravillas de Granada. Ya pueden estar orgullosos todos los montefrieños.

Montefrío: la última frontera del reino Nazarí de Granada

Quizá lo que más llama la atención del pueblo al ver su panorámica, es el relieve sobre el que se levanta. Esa peña en cuesta rematada por el castillo. Realmente, en las inmediaciones de Montefrío existen más peñas como esa, por eso es fácil entender el motivo de su antiguo poblamiento. Montefrío se ubica en una zona con un relieve muy estratégico para la defensa.

La ocupación de Montefrío es antiquísima. Los primeros restos arqueológicos que demuestran la ocupación de estas tierras se sitúan en la Peña de los Gitanos y datan del 5300 a. C. Probablemente su fundación haya sido fenicia y luego haya estado habitado por todas las diferentes culturas que han ido pasando por la Península a lo largo de la Historia, como los romanos o los visigodos.

Se sabe que fue la última frontera del reino nazarí de Granada y que durante esta época era un enclave de gran valor y prestigio. El pueblo cayó a manos de los Reyes Católicos durante la Reconquista en 1486. Como en otros muchos lugares conquistados por el cristianismo, se construyó una iglesia encima de la antigua mezquita.