¡Hola [email protected] [email protected]! Hoy os traemos el plan perfecto para iniciar el 2021 con buen pie y quemar esas calorías de más que hemos acumulado durante las fiestas: la ruta de las Xanas. Esta vez os trasladamos hasta el concejo asturiano de Santo Adriano para descubriros una de las rutas más hermosas de la media montaña asturiana.

El entorno del desfiladero de las Xanas

La ruta se ubica en el concejo de Santo Adriano, concretamente en la parroquia de Villanueva, a tan sólo 25 kilómetros de la ciudad de Oviedo. El desfiladero de las Xanas debe su nombre a la mitología astur-leonesa. Las xanas son un personaje mitológico de esta zona que habita en aguas cristalinas. Xana hace referencia a diferentes tipos de hadas y ninfas. 

Geográficamente se ubica en el entorno de la Sierra del Aramo, en la Cordillera Cantábrica. El entorno de la ruta se desarrolla siguiendo un barranco que llega a tener hasta 90 metros de profundidad. Cabe señalar que todo el desfiladero de las Xanas está declarado Monumento natural y por tanto forma parte de la red de paisajes protegidos.

Solicita tu presupuesto para el Camino de Santiago
Contactar

Ruta de las Xanas

Esta ruta es una de las más frecuentadas de Asturias, ya que dentro de la Cordillera Cantábrica es una de las zonas más accesibles para todos los públicos. No obstante la ruta circula por un desfiladero sobre un sustrato calizo, por lo que recomendamos no correr y caminar con precaución. 

Una vez hayamos llegado al parking del área recreativa del Molín de las Xanas, deberemos caminar carretera arriba unos cuantos metros, hasta llegar a un panel indicativo a la derecha que da acceso a la ruta. Es interesante que nos paremos a leer la información que nos dan acerca del origen de la senda. La ruta es lineal y su distancia total ronda unos 7 kilómetros largos, que son perfectamente realizables en dos horas y media, o tres si se quiere ir con más calma.

En la primera parte de la ruta te adentrarás en el desfiladero en sí, caminando por la margen izquierda. Las panorámicas y el paisaje son espectaculares. El sendero es lo suficientemente ancho para ir a gusto, pero aún así, camina siempre pegado a la pared, ya que el sustrato es pedregoso. Después de caminar aproximadamente unos dos kilómetros, dejaremos el desfiladero atrás para adentrarnos en un paisaje densamente boscoso de ribera, muy idílico. En esta parte nos encontramos con el río Xanas a la misma altura.

ruta de las Xanas

Posteriormente, se cruza el río y el camino continúa en ascenso, atravesando parajes rurales y naturales en los que será frecuente que te encuentres con las típicas vacas rubias del país. Una vez salgamos del bosque y nos encontremos ya en un claro, estaremos a punto de llegar al final de la ruta, en la iglesia de San Antonio de Pedroveya. Ahora ya solo te quedará volver por donde has venido.

En este enlace encontrarás información, mapas y perfiles topográficos de la ruta de las Xanas. 

¿Cómo llegar al punto de inicio de la ruta de las Xanas?

La mejor forma de llegar es hacerlo en vehículo privado. Desde Oviedo tienes dos opciones. La primera consiste en seguir la autovía A-66 hasta la salida 36 en dirección AS-322 y en la Arquera cambiar a la AS-360 indicaciones para Villanueva. Otra opción es tomar la AS-63 desde Oviedo y a la altura de Soto tomar la AS-228 hasta Villanueva. En ambos casos la distancia es de veinte y pocos kilómetros recorridos en media hora.

Aunque también es posible desplazarse hasta allí en transporte público, tomando un autobús desde Oviedo en dirección Teverga.

¿Qué preparación física necesito?

Para realizar esta ruta no es necesario estar en una buena forma física, ya que el esfuerzo de realización es muy bajo y el recorrido corto. Ten en cuenta que son poco más de 3 kilómetros de “subida” y una vez llegues al final, volverás por donde has venido con la pendiente favorable a tus pasos. 

puente sobre el arroyo Xanas

¿Cuál es la mejor época del año para hacer la ruta de las Xanas?

Cualquier época del año es buena para salir a la montaña a caminar. De todas formas, como siempre solemos decir, las estaciones más hermosas para ir al bosque son la primavera y el otoño. La ruta de las Xanas es una ruta practicable incluso durante el invierno. Eso sí, aunque muchas veces no llegue a la cota de nieve, ten en cuenta que si las temperaturas son muy bajas el terreno puede estar helado por algunos tramos. Por este motivo recomendamos extremar las precauciones y caminar en las horas centrales del día, cuando las temperaturas son más elevadas.

Consejos

Como siempre os decimos, es necesario llevar ropa adecuada para la práctica deportiva apropiada para la época del año en la que nos encontremos. El calzado debe ser de trekking con una buena suela de agarre para evitar resbalones. Unos bastones de trekking son recomendables para sentirse más cómodo y seguro a la hora de caminar por el desfiladero. Por supuesto, lleva en tu mochila snacks y agua suficiente para mantenerte hidratado durante todo el trayecto. 

Si tienes alguna duda o deseas compartir algo sobre esta maravillosa ruta con nosotros, no dudes en dejar tu comentario. ¡Que tengáis un buen día peregrinos!

Todas las rutas del Camino de Santiago
Ver