En un lugar de La Mancha, cuyo nombre… estamos seguros que recordarás, se encuentra la ruta  que todo amante de la historia y la cultura querrá visitar.

Los parajes que componen este recorrido están situados en distintos pueblos y provincias que recorren la comunidad autónoma de Castilla la Mancha. Estos gigantes que nuestro preciado Don Quijote confundió eran antiguamente molinos de agua. Tras la sequía de esta zona en la que están asentados, pasaron a ser de viento. Actualmente, aquellos molinos que han podido ser restaurados se usan para moler grano, otros han pasado a formar parte de la historia en forma de museo. Han sido conservados y dotados de la importancia que merecen gracias a asociaciones que se han dedicado a preservarlos.

Todos los viajes del Camino de Santiago en bici
Ver

Hay muchas rutas del Camino de Santiago que podemos hacer, pero incluso si lo que  quieres es hacer otro tipo de rutas, este itinerario te supondrá estar más de un día viajando, los molinos están repartidos a distancias considerables pero no lejanas debido a su tamaño y función. Así que deberás tener en cuenta que necesitarás alojamiento. También puedes realizar la ruta en transportes públicos pero te recomendamos (para que puedas tomarte tu tiempo) que la lleves a cabo en coche. ¿Estás preparado para ver de cerca lo que inspiró a Miguel de Cervantes allá por el S. XVII? Aquí te dejamos un resumen del recorrido

Tembleque

Este pueblo descrito por Sancho Panza en la segunda parte del libro posee 3 molinos, los primeros que verás si estás recorriendo la autopista Madrid-Andalucía. Dos de ellos han sido restaurados desde cero sobre los cimientos antiguos en el año 2000 y repuestas sus aspas en el año 2015. Tembleque tuvo en un momento de la historia hasta 6 molinos.