Está a punto de renacer una histórica ruta, la Vía Aquitania, un nuevo camino que busca peregrinos que lo recorran y lo disfruten, pues además de justificación histórica y un rico patrimonio, los trabajos de señalización están en la recta final para facilitar que todos podamos caminarlo. 

Una buena noticia para la comunidad peregrina, que ahora tiene una alternativa castellana al mítico Camino de Santiago Francés entre las comarcas burgalesas de Burgos, Alfoz de Burgos, Odra-Pisuerga y la Tierra de Campos palentina. ¿La recorremos?

La Vía Aquitania en el Pisuerga

Una antigua vía romana

La construcción de vías y calzadas durante la civilización romana en Europa fue uno de los avances más importantes en la Historia Antigua, y han sido transitadas durante muchos siglos. De hecho, a día de hoy aún las conservamos e, incluso, las usamos. Muchos son los tramos de los caminos jacobeos que aún transitan sobre ellas, como es la Vía XIX a su paso por el Camino Portugués, o el caso de esta recuperada Vía Aquitania, un tramo de camino jacobeo «olvidado» que está renaciendo.

Los caminos a Santiago en la Historia

Originariamente, en época romana, la Vía Aquitania unía Narbona con Burdeos, pasando por Toulouse, con un recorrido total de 400 kilómetros, uniendo Italia con Francia. Posteriormente, y como continuación de ésta, se desarrolló la Vía XXXIV Ab Asturica Burdigalam, que unía Burdeos con Astorga, y que siglos después, en la Edad Media, se conocía también como Vía Aquitania, y era la calzada que muchos peregrinos medievales utilizaban para llegar a Santiago desde esta región del sur de Francia.

La vía Aquitania en Burdeos

En su paso por la península Ibérica, y con destino a Santiago de Compostela, la Vía Aquitania era la preferida para atravesar el norte peninsular hasta al menos el siglo XI, la mejor conexión con Francia y Europa, si bien el trazado no era el mismo que el del posterior y actual Camino de Santiago Francés. Al igual que hoy, esta ruta comenzaba en Roncesvalles y pasaba por Navarra, pero luego se dirigía por el País Vasco para entrar en Castilla y León, pasando por las provincias de Burgos, Palencia y León, donde enganchaba en Astorga con el actual Camino Francés. 

El viaje a Santiago, en sus inicios, era una ruta viva que fue modificando su trazado en función de los avances en la Reconquista desde Asturias hacia el sur de la meseta castellana.

Llegó un momento en que esta ruta por la Vía Aquitania dejó de ser transitada, en favor del trazado que hoy conocemos del Camino de Santiago Francés, pues con el avance territorial de la Reconquista se repobló la meseta castellana edificando iglesias, monasterios, hospitales, etc., y posteriormente se fundaron villas y nuevas infraestructuras, como pasos y puentes, que ofrecían un camino más cómodo para los peregrinos.

La Vía Aquitania hoy

Existe en la memoria colectiva y documentación histórica peregrina, y por ello no se debe dejar en el olvido. Desde el año 2018 se empezó a trabajar en la recuperación de este camino, cuando fue tomando forma y fuerza. Tras la pandemia de COVID-19 hubo un lógico parón, aunque este Año Santo 2021 la Vía Aquitania quiere volver a nacer poco a poco.

Como comenta Amando Calzada, presidente de la Asociación Amigos del Camino de Santiago Vía Aquitania, ahora interesa adecentar el camino y señalizar bien, y a partir de ahí, se comenzará con la promoción. Se editarán folletos y se pondrán a disposición con códigos QR, además de estar presentes en las redes sociales.

Se trata de un tramo de 74 kilómetros entre la provincia de Burgos y la de Palencia, situado paralelamente al Camino Francés actual. Comienza en Tardajos (Burgos), y pasa por localidades como Sasamón (Burgos), Melgar de Fernamental (Burgos), Osorno (Palencia) y Carrión de los Condes (Palencia), donde retoma el actual Camino Francés. Muchos más pueblos se han adherido a esta iniciativa, así como 150 socios.

La Vía Aquitania en Burgos

En este tramo, antiguamente denominado como “Carrera Francesa”, se está trabajando en la señalización, casi lista, y los servicios para los peregrinos están garantizados. Albergues como el de Melgar ofrecen reposo y confort a los peregrinos, y ya hay en proyecto ir edificando más.

“Hay que tener en cuenta que, en conjunto, en esta zona se da la mayor concentración de patrimonio de la provincia de Burgos”

Efectivamente, y no sólo en Burgos, sino también en Palencia, la Vía Aquitania ofrece un gran patrimonio cultural, con pueblos declarados conjunto histórico-artístico e incluso Bien de Interés Cultural. Además, esta forma de potenciar el turismo es responsable, y puede ayudar a lidiar contra la despoblación, una amenaza constante para estos territorios.

Un camino con pasado, presente y futuro

Muy pronto se “reinaugurará” esta ruta, que ya ha sido presentada en el XII Congreso Internacional de Asociaciones Jacobeas celebrado recientemente en Madrid entre los días 21 al 24 de octubre de 2021. Sus promotores tienen las mochilas ya preparadas y cargadas de ilusión, y esperan la llegada de muchos peregrinos que quieran disfrutar de esta recuperada Vía Aquitania. Nosotros estamos deseosos de recorrerla, y ya lo hemos hecho con este vídeo promocional… ¿y tú, te vienes con nosotros al Camino de Santiago?