El Camino de Santiago no ha hecho, desafortunadamente y por causas ajenas a él, muchas migas con la pandemia de COVID-19, pues con tanto confinamiento, cierres perimetrales y demás medidas tomadas por las distintas Administraciones, peregrinar a Santiago de Compostela era prácticamente un imposible en 2020. Pero con una mochila cargada de ilusión, y de la luz del peregrino, hemos seguido adelante y hemos continuado con el Camino de Santiago.

No fue hasta el mes de julio de 2020, incluso ya en los últimos días del mes de junio, cuando se empezó, en palabras de muchos peregrinos, a “abrir el Camino”.Y efectivamente se abrió, y pudimos empezar a contar, aunque fuese con los dedos de las manos, los primeros peregrinos “post-COVID”.

Camino de Santiago y la mochila de la Luz

Uno de ellos fue Lorenzo Merín, apasionado peregrino que se lanzó a hacer el Camino Primitivo desde Lugo en cuanto se pudo. Días más tarde, no sólo con él, sino con unas decenas de peregrinos más, nos encontramos el jueves 23 de julio en el Camino Francés a unos 30 kilómetros de Santiago de Compostela, concretamente en el hito que marca los 30´849 kilómetros restantes a la ciudad jacobea, en el bar Casa Tía Dolores, un “must see” del Camino Francés.

¿Qué pasó allí y qué nos contó el bueno de Lorenzo? Pues resulta que Lorenzo y unos buenos amigos peregrinos estaban llevando a Santiago de Compostela la Mochila de la Luz (la Luz del Camino) a través del Camino Francés desde Roncesvalles, una mochila que salió el 26 de junio de 2020 desde la villa pirenaica para recorrer todas y cada una de las etapas. Si a los peregrinos nos afectaban los cierres perimetrales, a las mochilas no, y un buen número de peregrinos de las distintas provincias y comunidades autónomas del Camino Francés fueron llevándola dentro de su perímetro y pasando el testigo en las fronteras. En el caso de Lorenzo y compañía les tocaron las últimas etapas, ya en Galicia, para llegar a Santiago de Compostela en su fiesta grande, el 25 de julio, el día del Apóstol.

Esta mochila era propiedad de Sussana Gracia, una peregrina veterana, y tenía una “mami”, Mariló López, y un “papi”, Jesús Ciordia, promovedores de la idea. Ataviada con distintos símbolos y elementos del imaginario peregrino, con esta mochila se pretendía homenajear a los fallecidos por la pandemia y a los sanitarios que estuvieron siempre al pie del cañón; también, y de paso, querían reivindicar que el Camino de Santiago estaba más vivo que nunca. Llevaba en su interior, además, un libro con dedicatorias que se expone hoy, junto con la mochila, en el Museo de las Peregrinaciones de Santiago de Compostela.

Paralelamente a esta iniciativa, el mismo año hubo otra similar a través del Camino Portugués e incluso en Italia, aunque en este último caso, sin llegada a Santiago de Compostela. Y resulta que este año 2021 hay una nueva edición, en este caso, la Mochila de la Esperanza, y este año le toca el Camino Portugués, promovida también por la peregrina Susi Sot.

Fisgando en la cuenta de Instagram de Lorenzo (@lorenzo_peregrino), y con su permiso, por supuesto, sabemos cuándo realizarán cada etapa hasta llegar a Santiago de Compostela en su fiesta grande. Así, éstas son las etapas:

  • Lunes 12 de julio: Porto – Vilarinho
  • Martes 13 de julio: Vilarinho – Barcelos
  • Miércoles 14 de julio: Barcelos – Ponte de Lima
  • Jueves 15 de julio: Ponte de Lima – Tui
  • Viernes 16 de julio: Tui – Porriño
  • Sábado 17 de julio: Porriño – Redondela
  • Domingo 18 de julio: Redondela – Arcade
  • Lunes 19 de julio: Arcade – Pontevedra
  • Martes 20 de julio: Pontevedra – Caldas de Reis
  • Miércoles 21 de julio: Caldas de Reis – Padrón
  • Jueves 22 de julio: Padrón – Milladoiro
  • Viernes 23 de julio: Milladoiro – Parque Alameda de Santiago de Compostela
  • Sábado 24 de julio: Parque Alameda de Santiago de Compostela – Catedral de Santiago de Compostela

Esta mochila peregrina tendrá su Compostela, así como la tienen las del año 2020… ¡sí, sí,… como lo lees! Incluso, hay un libro publicado en relación a esta iniciativa (en concreto la del año pasado) por otro ilustre peregrino, Endika Armengol, que se titula “La Luz del Camino”, disponible contactando con él

Para este verano te dejamos una posibilidad de realizar el Camino de Santiago y de homenajear a los fallecidos por la pandemia, a los sanitarios que tanto están trabajando, y cómo no, al propio Camino de Santiago. Puedes unirte sin ningún problema a esta iniciativa, ya sabes dónde buscarlos y te garantizamos que te recibirán con los brazos abiertos. Nosotros queremos sumarnos a esta iniciativa dándole mayor visibilidad, y así hacer del Camino de Santiago un lugar de encuentro, amistad y compromiso por los demás.